Tlaxcala
Festejan a la Virgen miles de católicos
Fieles católicos acudieron este 12 de diciembre a la iglesia de San José para escuchar misa y bendecir sus imágenes de la Virgen de Guadalupe. Foto: Valentín Nava / El Sol de Tlaxcala
El Sol de Tlaxcala
13 de diciembre de 2009

Araceli Sánchez

Tlaxcala, Tlaxcala. - Miles de católicos tlaxcaltecas olvidaron por un día la crisis financiera y otros problemas que diariamente enfrentan, para disfrutar de las fiestas guadalupanas del 12 de diciembre, que lo mismo son celebradas en centros urbanos que en localidades alejadas, pues prácticamente todos los templos católicos cuentan con una imagen de la Virgen Morena, como cariñosamente la llaman los fieles.

Los cohetones no pararon de retumbar durante la noche previa a la celebración, pero fue justo en el primer segundo del 12 de diciembre cuando la emoción de los fieles incrementó, ya que el día esperado llegó y en las iglesias se escucharon "Las Mañanitas".

, acompañadas por mariachis y bandas de viento o por coros de jóvenes y feligreses. Y en otros casos hasta por modestos aparatos de sonido, que no pararon de tocar viejos discos con música dedicada a la Virgen de Guadalupe.

Durante la celebración de los 478 años de la aparición de la Virgen María bajo la advocación de Guadalupe, no podían faltar los niños que, llevados por sus padres y familiares, llegaron a las iglesias vestidos de indígenas para escuchar la misa conmemorativa; aunque en algunos casos los menores no aguantaron el atuendo y terminaron por quitarse el sombrero, aventar el ayate y hasta borrarse los bigotes y barbas.

En las oraciones de los católicos se escucharon agradecimientos por los milagros hechos y por las nuevas peticiones para el año venidero; aunque las solicitudes más recurrentes fueron salud y trabajo, ya que, a decir de los feligreses, "la Virgen, en compañía de Dios, es la única que puede garantizar salud y trabajo para salir adelante".

La parroquia de San José, una de las iglesias de mayor concentración para celebrar a la Virgen de los mexicanos, estuvo abarrotada prácticamente todo el día, ya que se llevaron a cabo liturgias continuas para la bendición de imágenes y de la población que asiste anualmente a esta celebración.

De hecho, en la misa del mediodía, celebrada por el párroco Feliciano Lara Elioza, se llevó a cabo la coronación de la Virgen de Guadalupe, que ocupó, como lo hace anualmente, el altar principal, para que la niña Luisa Fernanda García Zamora pudiera colocarle la corona.

En el sermón de la ceremonia religiosa, el párroco llamó a la población a no ser sólo buenos católicos, sino también buenos padres, hijos, políticos y profesionistas, a fin de hacer una mejor sociedad, con valores y compromisos para salir adelante.

Al mismo tiempo, pidió reafirmar la fe en el catolicismo y no solamente asistir a la iglesia en días festivos; así como fomentar la religión en los menores, para que no se pierdan este tipo de tradiciones y costumbres.



Bautiza gobernador a

su ahijado número 300



Araceli SÁNCHEZ



Al término de la homilía celebrada en honor de la Virgen de Guadalupe, el gobernador del estado, Héctor Ortiz Ortiz, llegó a la parroquia de San José, acompañado por su esposa e hija, para participar en el bautismo del niño Bardo Pulido Luna, que, a decir del mandatario estatal, es su ahijado número 300 en lo que va del año.

"Nosotros practicamos la fe religiosa que práctica la gran mayoría de los tlaxcaltecas, y entonces venimos con mucho gusto a bautizar al hijo de mis compadres de Ixtacuixtla. Es mi ahijado 300 en este año", dijo.

El primer mandatario, acompañado de los padres del menor, Lucina Blanca Luna y Bardomian Pulido, participó en la ceremonia en la que más de 10 niños fueron bautizados tras la misa conmemorativa de la Virgen Morena.

De hecho, algunos de los feligreses que se percataron de su presencia se acercaron para pedir el tradicional bolo, que les fue entregado por uno de sus asistentes en la explanada de la parroquia.