Baja California
Masacre entre hampones
El Secretario de Seguridad, Daniel de la Rosa; el Procurador, Rommel Moreño y el comandante de la policía municipal, Julián Leizaola. Fotos de José Luis Camarillo, Ramón Hurtado y Javier García
El Sol de Tijuana
27 de abril de 2008

Por Fernando Barroso

Tijuana, Baja California.- Sangriento enfrentamiento entre sicarios del Cártel Arellano Félix que actúan impunemente en la ciudad deja como saldo 16 muertos, 5 heridos y 5 detenidos. Fuentes dignas de credibilidad confirmaron que uno de los ejecutados es "El Muletas", quien recibiría atención médica en el Hospital Guzmán, el segundo de los sicarios muertos es Teodoro García Simental "El Teo", otros responsables "La Perra", exagente de la Policía Municipal, entre algunos sicarios destacan menores de entre 16 y 17 años de edad.

Luis Gilberto Sánchez Guerrero, exagente municipal, encabezó un comando de sicarios que ha cometido crímenes en contra de municipales y es de los que ayudó a "El Muletas" a darse a la fuga de los Mariscos Godoy y quien es señalado como uno de los que encabezó el atentado contra el jefe de policía municipal Margarito.

Un total de 16 sicarios muertos, cinco más heridos aún internados en el Hospital General bajo fuerte resguardo de agentes federales y militares y cinco gatilleros detenidos y un mil 500 casquillos percutidos de diversos calibres, entre los que destacan "cuerno de chivo" y del arma letal conocida como "mata policías" es el saldo que dejó la madrugada de ayer sábado la cruenta balacera entre células del ya endeble Cártel Arellano Félix.

Las personas lesionadas y que fueron trasladadas al Hospital General son Roberto González Bárcenas, de 37 años de edad; José Luis Carrillo, de 22; Alberto Uribe Guevara, de 23; Andrés Armando Córdoba, de 21, y Alfredo Delgadillo Solís, de 26, éste último el más grave de todos, quien fue ingresado directamente al cuarto rojo de Cruz Roja Tijuana.

Estuvieron bajo atención médica en el nosocomio de la benemérita institución por espacio de cinco horas y fue hasta las 8 de la mañana de ayer cuando fueron trasladados al Hospital General, donde se encuentran bajo fuerte resguardo de agentes federales y elementos del Ejército de la Segunda Región Militar.

Cabe destacar que entre los pistoleros que participaron en la balacera se encontraban menores de entre los 16 y 17 años, uno de ellos, muy joven, fue puesto en el interior de la caja de un pick up, herido de bala, para que sus compinches pudieran escapar, lo abandonaron a su suerte.

De acuerdo con información proporcionada por fuentes fidedignas se confirma que uno de los sicarios que feneció en esta brutal balacera es precisamente Luis Alfonso Velarde Solís, o Luis López Uriarte, o Raydel López Uriarte, alias "El Muletas", quien segundos después del enfrentamiento fuera trasladado en un vehículo por otros de sus pistoleros a la Clínica Guzmán, asentada en la colonia Herrera de Tijuana.

La sanguinaria lluvia de plomo entre integrantes de células antagónicas inició, según confiaron fuentes fidedignas, cerca de las 3 de la madrugada de ayer a las afueras de un taller de carrocería ubicado sobre el bulevar Insurgentes, jurisdicción Cerro Colorado.

De acuerdo con información vertida por fuentes dignas de credibilidad el enfrentamiento inició cuando un comando de sicarios, que se presumen comandados por "El Teo" se encontraban en un establecimiento ubicado en las cercanías de un taller de carrocería ubicado sobre el bulevar Insurgentes.

Los choferes de las siete unidades de reciente modelo permanecían al volante y con el motor encendido, y en los asientos posteriores otros tantos sicarios con el dedo en el gatillo, listos para 'jalarle'.

De pronto se dijo que los pistoleros de una segunda célula antagónica -también perteneciente al Cártel Arellano Félix- salía de la Rampa Cochimíes, un segundo grupo a bordo de otros vehículos circulaba sobre el Insurgentes en dirección del Smart and Final hacia el Cañaveral y un tercer convoy del crucero inteligente para llegar al Cañaveral.

Los tres comandos se juntaron y sin detenerse abrieron fuego en contra de los contrarios, aunque de la misma banda criminal (el Cártel Arellano Félix).

Entre la zacapela resultó herido Luis Alfonso Velarde Solís, alias "El Muletas", a quien sus compinches trasladaron de inmediato a la Clínica Guzmán ubicada en la colonia Herrera de Tijuana.

Pero ya una vez de regreso y para su mala suerte se toparon con un convoy de agentes de la Policía Federal Preventiva y reinició, ahora contra los efectivos de la federal, una segunda balacera.

Trascendió que entre los 13 primeros muertos se menciona a por lo menos dos agentes municipales y dos de la Policía Estatal o Federal Preventiva durante esta segunda balacera.

Como era de esperarse la persecución dio inicio y los sicarios emprendieron la huida con rumbo a la zona del Villa Floresta, después se trasladaron a El Florido, según confió una fuente fidedigna, sin dejar de disparar durante la huida.

Todo esto sucedió, indicó la fuente informativa, tras 45 minutos del enfrentamiento entre los sicarios del Cártel Arellano Félix.

Y es que es importante resaltar que de acuerdo a datos obtenidos, el Cañaveral está considerado como centro de movimiento y operaciones de "El Teo".

Fuentes extraoficiales precisaron que el grupo de Teodoro García Simental se había citado en dicho lugar y por alguna razón y mediante filtración de información, se le avisó a la célula contraria.

Luego de tres horas de espera de los diferentes medios de comunicación que exigían información al respecto, se ofreció una conferencia de prensa en las instalaciones de la Subprocuraduría de Justicia del Estado, Zona Tijuana, en la que estuvieron presentes el procurador general de Justicia de Baja California, Rommel Moreño Manjarrez; Daniel de la Rosa Anaya, secretario de Seguridad Pública del estado; Julián Leyzaola Pérez, director de la Policía Municipal de Tijuana; el coronel Jorge Hernández Martínez, de la Secretaría de la Defensa Nacional; el comandante de la Policía Federal Preventiva en Tijuana, José Antonio Baños Vázquez, y Justo Buenaventura, de la Policía Estatal Preventiva.

Al uso de la palabra, Daniel de la Rosa Anaya informó que el enfrentamiento se dio entre células del crimen organizado.

Se implementó un innumerable despliegue de agentes que integran el Grupo de Coordinación en diferentes zonas de la ciudad, lográndose la detención de cinco personas y la incautación de diversas armas de fuego de diferente calibre.

"Un grupo de la Policía Estatal Preventiva dio con el paradero de alguno de ellos quienes estaban en una clínica particular en la colonia Herrera, a donde llegaron para recibir atención médica. Ahí los criminales recibieron a tiros a los agentes resistiéndose a su detención".

En este enfrentamiento dos sicarios resultaron muertos a manos de los efectivos estatales y la captura de cuatro pistoleros más lesionados, tres hombres y una mujer.

Fue precisamente Luis Alfonso Velarde Solís, alias "El Muletas", quien iba a ser atendido en la Clínica Guzmán, curiosamente propiedad del doctor Fernando Guzmán, quien fuera privado de su libertad por un comando armado, para que pudiera atender, en aquella ocasión, a un integrante del crimen organizado, después fue puesto en libertad.

Enseguida, el secretario de Seguridad Pública del estado, Daniel de la Rosa Anaya, sentenció: "El Grupo Coordinación hace patente que en este combate frontal contra el crimen organizado no hay marcha atrás, ya que lo que cuentan son los hechos, los compromisos y la voluntad de todos los órdenes de gobierno que se empeñan día a día para hacer de éste, un estado más seguro".

Hoy como nunca, agregó De la Rosa Anaya, la prioridad de este gobierno es la seguridad pública y la procuración de justicia, por lo que todas las fuerzas gubernamentales, estado, federación y municipio, harán lo indispensable para que los ciudadanos puedan vivir en paz.

Aseguró que el Grupo Coordinación ha demostrado su eficacia y existe una estrategia conjunta para enfrentar con inteligencia el combate a la delincuencia, así como el desmantelamiento de las bandas de la delincuencia organizada.

Por su parte, el procurador de Justicia en Baja California, Rommel Moreño Manjarrez, expuso que a horas de la sanguinaria e impune balacera entre las células del Cártel Arellano Félix, agentes de la unidad de Servicios Periciales, en conjunto con la jefatura de Homicidios continúan con las indagatorias.

Luego y desde la postura de la procuraduría estatal a su cargo, dio a conocer la parte oficial en que se dieron los hechos.

Que a la una de la mañana con 40 minutos de ayer sábado, se recibió un reporte en el que indicaban que en el bulevar Insurgentes se encontraban varias personas lesionadas pro arma de fuego, a la llegada de agentes de la Policía Ministerial tuvieron a la vista siete cuerpos sin vida, además de diez vehículos involucrados, de reciente modelo, algunos con matrículas de circulación fronterizas, otros de California y otros más sin matrícula.

Cada uno de estas unidades que utilizaron los pistoleros ya fueron ingresados al sistema a fin de determinar si cuentan con reporte de robo.

Los muertos, precisó el procurador Rommel Moreño, fueron encontrados en diferentes puntos de la ciudad, siete sobre el bulevar Insurgentes, uno en la colonia Buena Vista, dos más en la colonia Herrera y tres en diferentes hospitales.

En los patios de Servicios Periciales quedaron 21 vehículos que fueron localizados en distintos domicilios según las primeras pesquisas, y que momentos antes de iniciar la conferencia (12:20 horas de ayer) seguían recibiendo reportes relacionados con esta sanguinaria batalla.

Entre los sitios que destacan en los reportes más recientes que se están investigando son El Guaycura, El Lago, la Zona Centro, División del Norte, Loma Dorada, Buena Vista, entre otras más.

Servicios Periciales, informó el procurador de Justicia del estado, llegó a contabilizar mil quinientos seis casquillos percutidos, calibres 7.62 x 39; 7.62 x 51; .223 9 milímetros; 52 cargadores, entre los que destacan para armas calibre 7.62 x 39.40; 5.7 x 28 ( PM-5 metralleta de asalto calibre 7.05 conocida como la mata-policías) cargadores de uno y de doble disco.

En el interior de los vehículos decomisados se encontraron camisas, pantalones, chalecos antibalas, todos de color azul (de las que usan como uniforme los agentes de la Federal y Estatal Preventiva).

Se incautaron asimismo dentro de los vehículos 54 armas, siendo éstas 20 armas cortas, 34 armas largas de grueso calibre, cartuchos útiles calibre .380, .223.

De todo esto



HERMETISMO EN SEMEFO Y HOSPITAL GENERAL



A escasas horas de haberse registrado la balacera entre sicarios de dos de las células del Cártel Arellano Félix a las afueras de El Cañaveral, dos sitios de importancia de la ciudad se encuentran bajo fuerte resguardo de agentes federales y del Ejército Mexicano.

Uno de ellos es el Hospital General, en donde tras minutos de haber sido ingresados ocho de los sicarios heridos por arma de fuego de inmediato un grupo aparatoso de agentes federales y de efectivos de la Segunda Región Militar prácticamente tomaron el nosocomio de la ciudad.

Desde las 3:20 horas de ayer los usuarios que estaban ya en espera de ser atendidos en urgencias cuando los agentes federales sacaron a toda la gente, les prohibieron el ingreso y sellaron los accesos al Hospital General.

Quienes llegaban a las instalaciones del hospital tuvieron que hacer enormes filas, pues uno a uno los vehículos eran revisados exhaustivamente, así como los bolsos y cualquier pertenencia que trajeran los ciudadanos.

Son por lo menos 200 elementos entre agentes de la Policía Federal Preventiva y del Ejército quienes tomaron el control del Hospital General y hasta el cierre de esta edición mantienen fuerte hermetismo en el acceso al mismo, lo que ocasionó que la gente tuviera que hacer largas filas para poder ingresar uno por uno a urgencias.

Otro de los lugares que minutos después quedó resguardado por elementos del Ejército Mexicano destacados en la Segunda Región Militar es el Servicio Médico Forense, donde también se hicieron presentes agentes de la Policía Federal Preventiva, ante el latente peligro de que un comando armado pudiera llegar a las instalaciones del anfiteatro con el objetivo de llevarse los cuerpos de los sicarios que ahí se encuentran y a los que se les practicará la necropsia de ley, por lo que el bulevar Fundadores se encuentra prácticamente sitiado.

La Secretaría de Seguridad Pública Municipal incrementó notablemente el número de patrullas y de policías municipales que se mantienen alertas y fuertemente armados a las afueras y dentro de las instalaciones, por lo que se puede decir que esa parte de la ciudad se encuentra sitiada.



LOS VEHÍCULOS ASEGURADOS



*Camioneta Montero 1998 blanca con placas de California, Estados Unidos, 4BRL086.

*Trail Blazer 2007 color gris placas fronterizas AHJ9878.

*Camioneta Durango 2005 color gris placas fronterizas AHN 2254.

*Pick up Silverado dorado placas de Baja California AL-07304

*Sedán Malibú 2003 blanco sin placas

*Camioneta Tahoe 2007 color arena con placas de California, Estados Unidos, 5VXL153.

*Sedán Charger 2007 color gris con placas de California, Estados Unidos, 5YIC528.

*Camioneta Venture verde 1998 con placas de California, Estados Unidos, 4BNA631.

*Sedán Malibú negro con placas de California, Estados Unidos, 5PIC102.

*Tacoma blanca 2002 con placas de California EU 6Y87079.

*Cherokee blanca 2004 con placas fronterizas BCK9105.

*Grand Cherokee negra 2004 placas California, EEUU, 6BGJ279

*Toyota Avalon color arena placas de California EEUU 3WCD353.

*Sedán Ford Taurus 2001 verde placas de California, EEUU 4RRG909.

*Suburban 2005 negra placas nacionales AHH8333

*Vehículo incinerado Dodge Durango 2005 sin placas.

*Ford Explorer Sportrack 2008 color gris con placas de California EU 18M32281.

*Trail Blazer 2007 blanca con placas de California, EU, 4LJR570.

*Pick up Silverado 2006 blanca sin placas

*Ford F150 1999 guinda con placas fronterizas BM84413.

*Chevrolet Express panel 2006 placas de California EU 4UYL849.

*Durango 2005 gris sin placas



fbarroso@elsoldetijuana.oem.mx