Baja California
Llama la Iglesia a marcha por la paz
El domingo 23 de marzo, a las 9:00 de la manañana, iniciará la Marcha por la vida, la paz y la familia. Se invita al público en general. Foto de archivo.
Buscan recuperar los valores que han ido perdiendo
El Sol de Tijuana
15 de marzo de 2014

Hilda Pérez

Tijuana.- La Iglesia Católica está convocando a los tijuanenses a sumarse a la décimo cuarta Marcha por la vida, la paz y la familia, que busca recuperar los valores que se han ido perdiendo dentro del núcleo familiar y en la sociedad.

"Lo más importante hoy es resaltar el valor de la vida, encontrarle un sentido real y dar un mensaje de esperanza a los jóvenes, a los niños, a las personas que más sufren, y un mensaje de esperanza y de paz, también", manifestó el Presbítero Benigno Medrano Flores, quien invitó a toda la comunidad, no solo a la católica, a participar en este movimiento.

La marcha se llevará a cabo el próximo domingo 23 de marzo, y aunque la caminata se emprenderá en punto de las 9:00 de la mañana, se está convocando a que lleguen desde las 08:30 de la mañana a donde era el Toreo de Tijuana, en el bulevar Agua Caliente.

De ahí, recorrerán la Zona Río hasta llegar a la Unidad Deportiva CREA, que se localiza a un costado del Hospital General de Tijuana (HGT).

"Invitamos a todos a sumarnos en este mensaje que queremos dar a la humanidad, expresamente a nuestra ciudad, de que estamos unidos por los valores que trascienden, que son la vida, que son la paz y la familia. Son tres valores que fomentamos en esta marcha", manifestó el también coordinador de la Pastorela Educativa.

Participan las parroquias, escuelas católicas, además otros movimientos se han sumado como autoridades civiles y otros grupos y personas que, aunque no comparten el mismo credo, si comparten los mismos valores.

"Como decía el Papa Juan Pablo II, la familia es el laboratorio de valores, la familia es la escuelita de la fe, la familia donde todo ser humano es como es, porque ahí aprende a socializarse, lo que son los valores y sus creencias", apuntó el padre Benigno Medrano.