Baja California
Denuncian al alcalde de Rosarito
El Sol de Tijuana
5 de noviembre de 2013

Eliud Ávalos Matías

Tijuana.- Fue presentada una denuncia en contra del alcalde de Rosarito Javier Robles Aguirre, por los delitos de administración fraudulenta, cohecho, peculado, concusión y asociación delictuosa, informó Alejandro Moreno Berry, presidente de la Coordinadora Estatal del Movimiento Urbano Popular.

La denuncia fue hecha ante la Procuraduría General de Justicia del Estado de Baja California (PGJE). Según Moreno Berry, el presidente municipal en funciones todavía se quedó con los recursos de la administración que todavía no inicia.

"Va a dejar un déficit del gasto corriente, que ya estaba etiquetado por el Congreso y el cabildo, de 150 millones de pesos aproximadamente. Ahí se van sueldos, aguinaldos, todo lo que tiene que afrontar la nueva administración, los ha dejado sin un centavo".

De acuerdo con lo dicho por el líder popular, Robles Aguirre perdió su visa por ser sorprendido con una fuerte cantidad de dinero en la línea internacional.

"Todos los rosaritenses saben que fue sorprendido en la línea internacional con un millón de dólares y fue el motivo por el que le retiraron la visa a Javier Robles Aguirre. Además se asoció con algunos funcionarios para construir un hotel en Loreto, Baja California Sur; y entonces uno se explica por qué hay un faltante en el gasto corriente, porque el señor tiene otro destino para el dinero público, que es el beneficio personal".

Insistió en que Robles Aguirre ha mantenido una administración fraudulenta, lo cual, explicó, se convierte en un delito de peculado y enriquecimiento inexplicable.

"Esperamos que esto se investigue y que se le cite a declarar, a él y a todos los señalados, como al secretario del ayuntamiento, al director de administración urbana, al tesorero municipal y al síndico como cómplices".

Dijo que esperan que prospere la denuncia en la procuraduría de justicia y con Cuauhtémoc Cardona Benavides, presidente del Congreso quienes, dijo, tendrán que tomar cartas en el asunto.

"Y no permitir que se vaya a fugar de Baja California ese pillo. También en el cuerpo de la denuncia se señala el nepotismo que privó desde el principio de la administración. Y no hubo poder humano por la complicidad de Rosana Soto, de Castro Trenti, de toda esa bola de pillos que no permitieron que se les investigara.

"Por eso ahora vamos a ver de qué cuero salen más correas, si del pueblo de Rosarito o de este al que llaman el Tito", remató.