Migración
Migración a la baja en México
En 2010, el número estimado de migrantes internacionales a nivel mundial es de 214 millones.
El Occidental
17 de diciembre de 2012

Víctor Manuel Chávez Ogazón

Guadalajara, Jalisco.- Este 18 de diciembre se celebra el Día del Migrante, y hoy quizás hay que celebrar que la migración interna reciente en el país ha disminuido. En cambio, nuestro país se ha vuelto un paso obligado y vemos pasar por aquí a centro y sudamericanos, cada vez en mayor número y en busca de nuevas rutas en una travesía donde algunos estados son tan peligrosos -por la presencia de grupos armados que los secuestran- como el propio desierto al que se enfrentan nuestros connacionales.

De acuerdo al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), a nivel local la población menciona un cambio de entidad de residencia respecto a una fecha fija anterior (cinco años antes) era de 4.9% en 1990 y de 3.3% en 2010 con tendencia a la baja.

El Distrito Federal es desde 2010 la entidad con mayor pérdida de población por efecto de la migración interna con un saldo neto migratorio negativo de 6.3 por ciento.

En 2010, el número estimado de migrantes internacionales a nivel mundial es de 214 millones, que representan un 3% de la población en el planeta. Seis de cada cien migrantes nacieron en México.

MÁS RUTAS, MENOS CRUCES

Mientras tanto, en México han cambiado las rutas y hoy los migrantes llegan "como se pueda" a la frontera norte del país.

Los migrantes antes encontraban en el ferrocarril, la llamada "bestia" la única forma de salir desde el sur hasta llegar a la llamada "línea" con los Estados Unidos.

Durante el II Foro Internacional sobre Migración y Desarrollo, organizado por el Centro de Estudios Estratégicos para el Desarrollo, de la Universidad de Guadalajara, se expresó que: Este fenómeno "es sensible y en ocasiones triste", según lo reconoció Carlos García de Alba Zepeda, embajador de México en Irlanda.

El diplomático mexicano agregó que "sin duda es un tema que se presta para el interés y al debate", de modo que se analizó en este panel conformado por una gama polifacética de participantes. Puntualizó que sólo 76 países del grueso de la Organización de las Naciones Unidas, o sea una tercera parte, atienden el fenómeno diaspórico.

García de Alba Zepeda señaló que se estiman en alrededor de 250 millones las personas que viven en un país distinto al que los vio nacer y que cerca de otros cinco millones de personas cambian de país como producto del fenómeno diaspórico.

La doctora Patricia Arias Rozas, académica e investigadora del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH), habló del fenómeno diaspórico y migratorio de México, el cual, dijo, pasó de estar encapsulado los primeros 90 años del pasado siglo a tener una presencia de mayor libertad entre 1990 y 2001 y por último a volver a encapsularse.

Expresó que en el caso del fenómeno migratorio mexicano, el 98% de los migrantes del país van a los Estados Unidos, donde además la problemática que surgió a partir de la seguridad implementada en 2001, ha llevado a pasar de 600 mil cruces fronterizos al año a sólo 100 mil en la actualidad.

ALTO RIESGO

Los hallazgos de masacres y fosas clandestinas, llenas de migrantes que no se prestaron a la extorsión por parte de la delincuencia organizada y fueron ejecutados, puso en evidencia el riesgo en México sobre todo para aquellos que venían de Centro y Sudamérica.

Amnistía Internacional ha alertado incluso de sucesos ocurridos en Veracruz, Tamaulipas y otros estados fronterizos, ante una serie de hechos de este tipo.

En un comunicado en octubre de este año alertó: "Cientos de miles de migrantes irregulares intentan cruzar México desde Centro y Sudamérica para llegar a Estados Unidos. Muchos de ellos son detenidos por las autoridades migratorias mexicanas y deben regresar a sus países de origen. Amnistía Internacional ha visitado México para investigar las denuncias e informes de violaciones a derechos humanos contra estas personas en movimiento. Durante la visita, Amnistía internacional encontró que muchos de ellos han sido secuestrados por bandas criminales que, en ocasiones, trabajan en complicidad con las autoridades locales. La impunidad de los abusos contra las personas migrantes, quienes se encuentran extremadamente vulnerables, ha permitido que estos abusos se incrementen, a pesar de los compromisos que ha hecho el Gobierno de garantizar el respeto a los derechos humanos de las personas migrantes", indicó.

Amnistía Internacional ha lanzado una acción para darle visibilidad a la difícil situación de las y los migrantes que viajan a través de México y proporcionar ayuda necesaria a las personas migrantes que atraviesan el país. Para tomar acción, visita www.mandacalcetines.org