Baja California
Nueve años de paella en la calle
"FESTIVAL de la Paella y el Vino", en la Revolución.
El Sol de Tijuana
1 de octubre de 2012

por Rocío Galván

Tijuana.- La avenida Revolución despidió el noveno mes del año, septiembre, con una fiesta dedicada al arroz amarillo que combinado con chorizo, pollo o mariscos, la paella y su preparación, fue la competencia de la tarde entre 60 participantes que junto con sus equipos medían fuerzas desde las diez de la mañana, y de pronto las paelleras sobre leña, carbón o cocinadas con gas, iluminaron con su peculiar aroma todo el ambiente... Aquí rodajas de chorizo sobre cebolla, allá decenas de muslos y ruedas de pimiento rojo, más allá pedazos de langosta y los calamares en su concha. Todo hacía que la tarde con 34 grados centígrados y que hacía sudar a los participantes en la justa pareciera más agradable.

Después de tres meses -normalmente es en mayo-, la fiesta de la paella y el vino organizada por el Grupo L.A. Cetto, con un repertorio de artistas locales, concurso de sombreros y por supuesto de paelleros, profesionales y amateurs, celebró el calor y el final de las fiestas de la vendimia.

Mesas y mesas de comensales que veían ansiosos, y con su imaginación la paella, que gritaban de gusto que ya estaba lista, y no por eso deslucían las hojas de lechuga verdes, verdes, y la ensalada para acompañar el tradicional platillo español. Decenas, decenas y decenas de asistentes.

A las doce treinta del mediodía y de guayabera, el secretario de Turismo Juan Tintos presumió a 800 mil visitantes en este año de la Ruta del Vino, mientras que Mariano Escobedo, presidente de Cotuco, y para no quedarse atrás presumió 916 eventos en lo que va del presente 2012.

Prietitos en el arroz de la paella comenzaron a surgir por las mesas apartadas por los concursantes y alrededor de las cinco de la tarde los nombres de los ganadores, en las dos categorías, música, vino, fiesta en paz o la paz en la fiesta, todos sudados, democráticamente por el calor y más de un comentario, "estuvo padre la fiesta pero me gusta más en mayo".

Adriana Cetto, su hermano Luis y sus padres disfrutaron la tertulia en la Revolución, pero esta vez contrario a otros años, la gran mayoría de los políticos locales no hicieron pasarela y parece que decidieron irse a otro lado.