Baja California
Fallece Gregorio Barreto Luna
GREGORIO Barreto Luna.
El Sol de Tijuana
20 de julio de 2012

por Rocío Galván

Tijuana.- Sobrevivió a un secuestro de 42 días, y durante su encierro sus plagiarios le cercenaron dos dedos--el meñique y el anular--, logró salir de un infarto hace 28 meses, pero al mediodía de este jueves 19 de julio el líder transportista y diputado del Congreso local, Gregorio Barreto Luna, sufrió otro infarto en el baño de su departamento en el Hotel Pueblo Amigo y unos minutos después falleció en el Hospital Ángeles, a los 58 años de edad.

Fue evidente la movilización para que paramédicos de la Cruz Roja lo rescataran y lo llevaran a unas cuadras al conocido nosocomio, donde ya nada pudieron hacer por él. Sus funerales serán este viernes y sus compañeros de legislatura se trasladaron a Tijuana para rendirle homenaje.

Barreto Luna, originario de Durango, acababa de celebrar su cumpleaños el 15 de junio, exdelegado político y ahora diputado, pertenecía al Grupo del exalcalde Jorge Hank Rhon, y su partido el PRI, pierde con él a un gran movilizador, y personaje respetado en la zona Este de la ciudad, una de las más pobladas, con un capital importante para el tricolor que siempre le aseguró votos, afirmó el politólogo Víctor Espinoza Valle.

El hombre que inició hace más de 30 años como chofer de taxi y que llegó a ser propietario de más de 200 placas con su empresa Transportes Calfia, logró reunir en el Hospital donde era atendido por tres de los cinco alcaldes de Baja California, el de Tijuana, Carlos Bustamante; el de Ensenada, Enrique Pelayo Torres y el de Mexicali, Francisco Pérez Tejada.

De acuerdo con sus íntimos, no se quejó de problemas de salud en las últimas horas pero estuvo más callado y casi no desayunó, situación rara en él porque era difícil que sostuviera una dieta.

Cuando sufrió el primer infarto hace dos años y medio, los médicos le recomendaron dieta y bajó más de 25 kilos. Esto varió cuando se trasladó a Mexicali, como diputado del Congreso local, y volvió a subir de peso.

En su campaña para diputado su slogan más importante fue criticar el secuestro y la forma como se combate este delito.

Cuando lo plagiaron en octubre del 2008, Barreto Luna jugaba en un centro de apuestas en la Macroplaza y una de las primeras actividades después de que lo liberaron fue asistir a un sitio similar, aunque sí fortaleció su equipo de vigilancia.

El Goyo era querido por la raza, dijo uno de sus 50 compadres, Enrique Castro, tenía "sus asegunes, pero era entrón y auténtico", lo vamos a extrañar.

Sus funerales se realizarán en una negociación de la Zona Del Río, indicaron sus familiares, mientras que el sábado el Congreso de Baja California se instalará en Tijuana para rendirle un homenaje. La suplente de Barreto Luna es la diputada electa Elia Cabañas, quien de pronto se convierte en legisladora local y federal.