Baja California
CALEA, una cortina de humo
EDUARDO Parra Romero, presidente de la Comisión de Seguridad Pública.
- Frena ciudad proceso de acreditación policial

- Primero es invertir en infraestructura: regidor

- Agentes reprobarían hasta en la limpieza, acusa
El Sol de Tijuana
19 de abril de 2011

por Krystel Gómez Sevilla

Tijuana.- La certificación de CALEA fue sólo "una cortina de humo" y por lo pronto no se inscribirán para el proceso de acreditación, pues la corporación policíaca municipal no cuenta con la suficiente capacitación ni infraestructura para lograrlo, aseguró el presidente de la Comisión de Seguridad Pública, el regidor Eduardo Parra Romero.

Aunque la certificación de la policía municipal por parte de la Comisión para la Acreditación de las Agencias Ejecutoras de la Ley (CALEA) es un proceso que el Cabildo del XIX Ayuntamiento marcó que debe continuarse, incluso durante dicha administración, se intentó conseguir en dos ocasiones aunque sin éxito, por lo que el regidor priista señaló que esta no es la solución para la inseguridad en Tijuana.

"Lo de CALEA no fue más que una cortina de humo para decir 'estamos haciendo grandes cosas', no lo veo así, veo que CALEA es un escalón en lo que queremos pero no lo es todo, todavía falta mucho, falta infraestructura", indicó.

Dijo que se estarán enfocando en la capacitación de los agentes, su equipamiento adecuado y de primer nivel, así como trabajar en el lado humano del policía, prevención social y dignificar a la corporación, todo esto antes de siquiera pensar en volver a inscribir a la policía en el proceso de certificación.

"Nada más había que ver las instalaciones que tenían los policías para reprobar hasta en limpieza, no tenían ni equipamiento, ni los chalecos adecuados, las unidades, todo eso", puntualizó Parra Romero.

Explicó que este proyecto de certificación con el organismo internacional fue, al igual que el PIRE, la detención de elementos coludidos con el narcotráfico o el Issstecali, una estrategia de marketing para el anterior gobierno, pues los problemas con la corporación y la delincuencia siguieren a pesar de hacer hincapié en ello.

"CALEA no es la aspiración final, quizá en otro país sea lo máximo pero porque su policía tiene otra estructura de muchos años, nosotros apenas estamos trabajando para llegar al nivel adecuado para Tijuana, ni siquiera para la del país", aseveró Eduardo Parra Romero.