Baja California
Ayudar, objetivo del Seminario de grupos Al-Anon y Alateen
CARMELITA, presidenta del Consejo de Administración de Al-Anon. Foto: Carlos Luna.
El Sol de Tijuana
1 de agosto de 2010

por Montserrat Buendía

Tijuana.- Ayudar espiritual y moralmente a las personas que viven con algún familiar alcohólico, es la intención del Seminario Regional de Servicio de los grupos Al-Anon y Alateen "No hay distancias para lograr propósitos", el cual se efectúa en El Foro del Antiguo Palacio Jai-Alai y concluye este primer día de agosto.

Con participantes de Baja California, Sonora, Baja California Sur y Sinaloa, se brindaron diversas charlas que familiares y amigos de alcohólicos requieren para saber cómo convivir con la problemática, sin sufrir los estragos que representa.

Carmelita, presidenta del Consejo de Administración de Al-Anon, explicó que el Seminario es organizado por el grupo de autoayuda de Alcohólicos Anónimos 'Al-Anon', el cual es específicamente para apoyar a los familiares de personas adictas a la bebida.

La entrevistada destacó que hoy en día no sólo les preocupa la adicción de adultos, sino la de jóvenes, quienes por razones familiares, influencia de amigos u otros factores, han ingresado a esta necesidad de tomar.

"Quiero señalar que lo más importante es la prevención, creo que entre más familiares de alcohólicos vengan a los grupos Al-Anon o Alateen menos personas acudirían a las clínicas públicas para atenderse de gastritis, depresión, hipertensión, colitis y otras que son generadas por los problemas de este tipo en el hogar", apuntó Carmelita.

La presidenta de dicho Consejo mencionó además que no es fácil vivir con un hermano, padre, esposa, hijos (as), tíos y/o, abuelos alcohólicos, muchos menos lo es si inician siendo jóvenes, destacando que primero que nada es vital aceptar el problema como una enfermedad.

Indicó que un adicto a las sustancias etílicas dentro del hogar trae como consecuencia la ruptura familiar, violencia física, verbal y psicológica, infidelidad, odio, necesidad de huir, pérdidas humanas, gastos médicos altos, entre otros, en caso de no tratarse a tiempo.

"Estos grupos, aunque nadie lo crea, son beneficiosos para quienes los sufrimos, aquí nadie es el único, todos tenemos un problema común y eso hace que haya empatía entre los miembros; aquí, quienes deseen ingresar, encontrarán compresión y sobre todo, respetaremos su anonimato", enfatizó.

Sabemos, añadió Carmelita, la tensión que representa tener miembros alcohólicos en la familia, por eso Al-Anon quiere llegar, no sólo a las familiares citadinas, sino a los pueblos, con los indígenas, no es una dificultad de la ciudad o de las grandes urbes; "es un problema mundial".

Asimismo, destacó que como parte de las estrategias para invitar a más personas con esta situación, harán convenios con hospitales del sector salud, como IMSS; ISSSTE, Issstecali, Hospital General, con el objetivo de complementar las tareas de prevención en ese tipo de instituciones.

Por otro lado, comentó que Al-Anon es una agrupación a aparte de Alcohólicos Anónimos (AA), la cual surgió de manera paralela a ésa en 1951 y, actualmente, existe en 130 países con aproximadamente 26 mil grupos y en 34 idiomas.

"Nos basamos, lógicamente, en los 12 pasos que se manejan en AA con la idea de entender al alcohólico y queremos llevar ese mensaje, vivir bien y para ser parte, el requisito es que te moleste vivir y convivir con alguien alcohólico", explicó.

Quienes deseen saber más de este programa podrán consultar la página web www.al-anonalateen.org.mx o www.alanonbc.com, donde encontrarán los grupos locales de atención de Baja California y las otras entidades que forman parte del Noroeste mexicano.

mbuendia@elsoldetijuana.com.mx