Justicia
Caen raptores de hermana de "El Muletas"
ANDRÉS Pacheco Contreras, de 21 años; César Guadalupe Peñuelas Cázares, de 36; Julio César Peñuelas Juárez, de 35, y Armando Molina Juárez, de 37.
Son operadores de Fernando Sánchez Arellano "El Ingeniero"
El Sol de Tijuana
19 de febrero de 2010

por Manuel Cordero

Tijuana.- Como integrantes del llamado "Cártel de Tijuana" que lidera Luis Fernando Sánchez Arellano, alias "El Ingeniero", autores del secuestro de la hermana de "El Muletas" y la ejecución del novio de ésta se capturó a cuatro sujetos que confesaron muchos otros raptos y homicidios.

Los sicarios fueron identificados con los nombres de Andrés Pacheco Contreras, de 21 años; César Guadalupe Peñuelas Cázares, de 36; Julio César Peñuelas Juárez, de 35, y Armando Molina Juárez, de 37, quienes formaban parte de una célula conformada por más de 10 hampones.

Lo anterior fue revelado por el procurador general de Justicia, Rommel Moreno Manjarrez, quien adelantó que los cuatro detenidos se declararon confesos del secuestro de Diana López Uriarte, perpetrado el día 4 pasado junto con su ahora fallecido novio Tomás Alberto Rosales Cruz.

El fiscal del estado aseveró que la detención de la gavilla de criminales y secuestradores fue el resultado de seis meses de investigación de agentes de la Subprocuraduría Estatal Contra la Delincuencia Organizada.

Del tijuanense Pacheco Contreras, alias "El Cero", indicó que declaró tener ocho meses vinculado a la organización criminal de Sánchez Arellano y su labor consistía en servir de "puntero" para vigilar que la zona en donde se operaba estuviera libre de agentes policíacos.

Dicho individuo fue capturado la noche del martes en un taller de carrocería y pintura situado en la colonia Tomás Aquino, en la delegación Mesa de Otay, cuando se presentó a recoger un vehículo por instrucciones de un sujeto al que identificó sólo como "El Luisillo".

Al ser interrogado a ese respecto manifestó que el sicario opera bajo las órdenes de quien sólo conoce como "El Sillas" y "El Ingeniero" y al ser cuestionado en torno a la investigación que seguían de una persona secuestrada, afirmar que ignoraba de qué le estaban hablando.

En el momento delató a su compinche el mexiquense Armando Molina (a) "El Diego", de quien dijo se encontraba a la vuelta de la esquina y tras capturarlo narrar que tenía dos años dedicándose al secuestro para la banda criminal y haberlo integrado a la misma su primo Julio César Peñuelas.

Luego aportó datos para la detención del sinaloense Peñuelas Juárez, alias "El Pequeño", quien aseveró tener tres años en la célula delictiva y haberse iniciado como "puntero" hasta llegar a "bataca", encargado de "levantones" y ejecuciones, y participar en al menos 20 secuestros.

Entre otros, el de Diana López hermana del sanguinario Raydel Rosalío López Uriarte, mejor conocido como "El Muletas", capturado el 8 de febrero pasado en La Paz, Baja California Sur, junto con Manuel García Semental "El Chiquilín", fraterno de Teodoro Eduardo "El Tres Letras".

Pero también del joven universitario Tomás Alberto Rosales, prometido de la mujer, cuyo cuerpo encobijado y con huellas inequívocas de haber sido estrangulado apareció la noche del martes pasado en un camino vecinal de la delegación Sánchez Taboada.

Asimismo, cinco más de los que sólo aportó el funcionario estatal fueron cometidos en diferentes rumbos de la ciudad. Aunque oficialmente ya se les investigaba por el rapto de un empresario transportista cometido el 15 de enero y liberado luego del pago del rescate el 10 de febrero.

El de un sujeto "levantado" el 2 de enero en la colonia Guaycura, el de una mujer de 26 años privada de su libertad en el Valle de las Palmas el 29 de diciembre y soltarla el 16 de enero, un comerciante en electrónica registrado el 9 de octubre del año pasado y dejado libre seis días después.

El dueño de una nevería secuestrado el 1 de octubre y liberado tres días después y revelar que los "levantones" los ejecutaban tres de su cómplices fuertemente armados y en todos los casos en automóviles.

Rommel Moreno comunicó que las pesquisas continúan con el propósito de lograr la aprehensión de los restantes delincuentes y ubicar las diversas "casas de seguridad" que operaban en la ciudad de Tijuana.