Baja California
Zona de riesgo para periodistas
HERIBERTO García García, procurador de los Derechos Humanos y Protección Ciudadana del estado. Foto: Miguel Mora.
Comunicadores pueden ser "blanco" de ataques
El Sol de Tijuana
19 de enero de 2010

por Melina Amao Ceniceros

Tijuana.- El procurador de los Derechos Humanos y Protección Ciudadana del estado de Baja California, Heriberto García García, reconoció que la actividad periodística es de alto riesgo en la frontera Norte de México, ya que no sólo es blanco de ataques por parte del crimen organizado al revelar sus movimientos, sino además de las fuerzas policiales y militares al denunciar los abusos de poder y la violación a las garantías individuales.

En entrevista, el titular de la PDH en la entidad señaló que el periodismo se ha convertido en un oficio de alto riesgo en los últimos 10 años debido a la alta cantidad de agresiones y atentados cometidos al gremio periodístico, destacando que anteriormente los agravios provenían del estado, violentando la libertad de expresión, mientras ahora además procede de la delincuencia organizada.

"Ha habido un viraje en quiénes son los agresores a los periodistas: antes la agresión provenía directamente de las autoridades en un ejercicio de abuso de poder, pero en este momento los datos que se arrojan son que las agresiones provienen de la delincuencia organizada", indicó García García.

No obstante, comentó que reporteros y periodistas en Tijuana actualmente han acudido a la PDH para denunciar abusos de poder por parte de las autoridades de los tres órdenes de gobierno, a pesar que estos deberían ser "los responsables de proveer de seguridad para el ejercicio de cualquier profesión lícita en nuestro país".

El procurador aceptó que la estrategia del gobierno para combatir el crimen organizado ha sido errada en tanto no cuenta con una perspectiva de Derechos Humanos, en la cual "se cumpla puntualmente con el respeto a la dignidad de las personas", y agregó que la Constitución es muy clara al establecer "los requisitos para no afectar la esfera jurídica del gobernado".

"Esta lucha que se está dando contra la delincuencia organizada tiene que atender una estrategia y dentro de ella tiene que haber una serie de tareas en las que se cumpla con la misión, que es proveer de seguridad a los gobernados, y dentro de los gobernados están los periodistas", dijo, añadiendo que el Estado Mexicano no puede enfrentar esta lucha quebrantando derechos humanos.

"El Estado Mexicano y sus autoridades no pueden enfrentar esta lucha conculcando derechos de las personas, la Constitución establece los requisitos para no afectar la esfera jurídica del gobernado, lo dice el marco rector diseñado para regular cómo vivir en este país, y obviamente algunos elementos de Seguridad Pública no cumplen con estas disposiciones".

Heriberto García García aclaró que son "algunos elementos" los que "empañan todo un trabajo de una corporación policíaca", por lo que se crea una mala imagen que conlleva a un círculo vicioso que acaba generando mayor impunidad.

"La misma estadística lo dice: la percepción del gobernado es de desconfianza [a las fuerzas policiales y militares], esto genera un círculo vicioso donde no denunciamos y si se denuncia no esperamos un resultado eficiente, y esto genera impunidad. El mensaje que recibe el que decide incurrir en la delincuencia es que hay impunidad".

Se refirió a la necesidad de contar con "capacidad técnica y la voluntad política" para resolver las agresiones a periodistas, esto dentro de un eje rector fundado en las garantías individuales, y agregó que "el gobierno debe buscar eficiencia en todo lo que hacemos, tiene que haber seguimiento, investigación puntual", a fin de brindar a los ciudadanos certeza jurídica.

En México existe una Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra Periodistas, de la Procuraduría General de la República, sin embargo ésta se encarga de la investigación de agravios y no brinda protección a los periodistas cuando estos son amenazados.

En Colombia, en cambio, se fundó el Comité de Protección a Periodistas ante el alto índice de ataques por parte de fuerzas paramilitares, y éste recibe un amplio presupuesto por parte del gobierno, ya que protege a los periodistas vulnerables de agresión y a sus familias.

Ante ello, Heriberto García comentó que "sería excelente que pudiera haber un comité tanto para resolver lo pasado como para evitar nuevas agresiones", aunque aún no hay iniciativa alguna en ese sentido.

Los riesgos de la actividad periodística los reconoce la Procuraduría de los Derechos Humanos y Protección Ciudadana de Baja California, y por ello se encuentra impulsando un Programa de Agravios a Periodistas, cuya finalidad es "contribuir a asegurar el pleno ejercicio del periodismo y dentro de esto la libertad de expresión".

Este programa iniciará con un curso/diplomado dirigido a periodistas donde se analizarán derechos y obligaciones de los comunicadores, así como medidas de seguridad para su ejercicio, y contará con capacitadores provenientes del Programa de Agravio a Periodistas ya existente en la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

Para desarrollar esta agenda, la PDH de Baja California se ha reunido con la Asociación de Periodistas de Tijuana y otros organismos de trabajadores de la prensa, pero aún está pendiente la fecha para llevarla a cabo.

amao@elsoldetijuana.com.mx