Baja California
Imposible, impedir corridos del "narco"
IRMA Pía González Luna, subsecretaria de Normatividad y Medios de la Secretaría de Gobernación federal. Foto: José Luis Camarillo.
Afirma subsecretaría de Gobernación
El Sol de Tijuana
25 de noviembre de 2009

por Néstor Cruz

Tijuana.- La subsecretaria de Normatividad y Medios de la Secretaría de Gobernación federal, Irma Pía González Luna, consideró que será imposible impedir por ley la proliferación de los narcocorridos, pues sería violar la ley de la libertad de expresión.

No obstante, aclaró que serán los propios medios de comunicación quienes se encarguen por criterio, de no difundir la apología de los delitos de alto impacto.

"No hay ningún artículo en reglamento o en ley que impida los narcocorridos. Podemos decir que es un fenómeno nuevo, piensen en los corridos en la época de la revolución. Legalmente no hay nada que lo prohíba", determinó.

Sin embargo, señaló que la ley también es muy clara en erradicar lo concerniente a la apología del delito, es decir que se eliminen los medios por los que se elogie la vida delictiva e incluso se promueva.

Aunque la funcionaria federal reconoció que al intentar vetar la propagación de estos narcocorridos se corre un riesgo de coartar la libertad de expresión, argumentando que también existe el derecho de los medios de comunicación, quienes deciden qué difundir y qué no.

"Yo respeto muchísimo a las bandas gruperas y creo que hay algunos contenidos muy interesantes, sin embargo también hay que reconocer que hay una influencia negativa en algunos sectores de la sociedad al estar promoviendo este tipo de canciones", agregó.

Tales efectos nocivos, dijo, podrían reflejarse en los propios jóvenes que al vivir en un ambiente donde sea costumbre elogiar la vida de los narcotraficantes, evidentemente con el paso del tiempo, los mismos jóvenes deseen convertirse en uno cuando crezcan.

Finalmente, González Luna reconoció el trabajo de la Industria de la Radio y Televisión en Baja California, que por cuenta propia, decidieron no promover los narcocorridos y todo tipo de narcocultura.

"Ellos como autorregulación, por el bien de la sociedad bajacaliforniana, ellos se pusieron de acuerdo y dijeron: No trasmitimos", concluyó.