Baja California
Peligroso ser taxista
Armando Castro Arista, miembro de la Unión de Auténticos Trabajadores de Taxi Libre.
Múltiples factores dificultan su labor
El Sol de Tijuana
8 de agosto de 2009

por Sonia García Ochoa

Tijuana.- El trabajo de un taxista, en estos momentos es sumamente peligroso ante la creciente violencia y pobreza que abraza a la ciudad, mientras que su economía se desvanece a diario con la competencia desleal de tanta unidad clonada y taxímetros alterados que afectan al usuario, a grado tal que se perdió el 35 por ciento del pasaje, según Armando Castro Arista, miembro de la Unión de Auténticos Trabajadores de Taxi Libre.

Dicha agrupación pertenece a la Alianza Transportista de Tijuana, presidida por Rafael Flores García, quien informó que entre sus 26 sindicatos afiliados, se cuenta con taxis de ruta, los cuales también se la "juegan a diario", pues la pobreza está desbordándose.

Castro Arista comentó que la inseguridad en los últimos años, además de tornarse cada vez más peligrosa, se ramifica, es diversa e inesperada, en la cual participan persona de todas edades, en donde los jóvenes y las mujeres también se dedican a actividades ilícitas, "como los propios medios de comunicación informan a diario".

Ante este panorama, el trabajo de un taxista, llámese "libre" o de "ruta", es muy peligroso, desgastante, de pocas ganancias y de "ponernos a prueba todos los días", ya que no se puede saber quién se sube a la unidad, si es una buena o mala persona, si es alguien que busca el servicio o cometer un delito, expresa el entrevistado.

Desde que "salimos de casa y nos despedimos de la familia", se sabe cuándo se inicia la jornada de trabajo, pero difícilmente choferes y permisionarios de taxis o de cualquier otro tipo de transporte público, "podemos asegurar que regresaremos".

Además, la gente no tiene dinero para pagar el transporte que necesita, así que invierte en caminar, para ahorrarse unos pesos, lo cual deja en desventaja a un alto porcentaje del gremio, que no transportan pasaje en la magnitud de un camión o "calafia", narra.

Sin embargo, este es el menor de los problemas, toda vez que la noche se torna más peligrosa que el día, especialmente en la madrugada cuando otro tipo de actividades y personas, son las que solicitan el transporte, como los que trabajan en bares, restaurantes y hoteles, "pero entre ellas, hay delincuentes asechándonos por lo poco que ganamos".

No todo delincuente es de armas y drogas, hay quienes cometen un delito por divertirse y muchos más, "para saber qué se siente", llevándose en el camino a víctimas que sólo salen a trabajar o se trasladan de su trabajo o escuela a su casa...encontrando la desgracia frente a ellos, comenta.

De la misma forma en que las personas con trabajos de noche corren riesgos para moverse hacia sus hogares, ya sea en auto y transporte, "en nosotros no es la excepción, con la diferencia de que nosotros tenemos prestamos un servicio sin preguntar y menos todavía, presentir algún tipo de daño", destaca Armando Castro.

La vida se complica para el transportista en general, desde lo económico hasta "nuestra seguridad", al mismo tiempo de conocer a tantas personas que no tienen para llevarse el bocado diario, las que pierden el empleo, las mujeres solas con sus hijos, los jóvenes sin escuela y los niños solos en las calles..."definitivamente, conocer la desgracia de los demás, es otro modo de afectarnos".

La competencia desleal que hacen algunos choferes y permisionarios, quienes trabajan con taxímetros alterados o descompuestos, que al abusar en el cobro, "nos perjudican a los que trabajos bien, traemos documentación en regla y unidades acondicionadas al servicios", dijo.

La realidad es que "ya no es negocio el transporte", pero tampoco es un trabajo que asegure el regreso a casa, pues la pobreza está entrando hacia miles de hogares y eso, "lo vemos y lo sentimos a diario"; aunque no hay de otra, "alguien tiene que prestar el servicio", concluye, Armando Castro Arista, de la Unión de Auténticos Trabajadores de Taxi Libre.

sgarcia@elsoldetijuana.com.mx