Sinaloa
Obesidad en Sinaloa, producto de una alimentación excesiva e inadecuada
Obesidad infantil es un grave problema en Sinaloa, en el país y en muchas naciones del mundo, como resultado de l aignorancia en cuanto a la nutrición.
El Sol de Sinaloa
19 de octubre de 2008

Por Antonio Velázquez Zárate

Culiacán, Sinaloa.- Los principales problemas de salud de los sinaloenses hasta mediados de los años 90 fueron las enfermedades infecciosas, la desnutrición y problemas de saneamiento ambiental, durante los últimos 10 años los problemas relacionados con una alimentación excesiva e inadecuada (diabetes, hipertensión, enfermedad cardiovascular y cerebrovascular), el sedentarismo, el cáncer, la drogadicción, los accidentes de tráfico y las lesiones por arma de fuego, se han convertido en las principales causa de morbi-mortalidad.

Así lo afirmó en su ponencia "Panorama de Salud en el estado de Sinaloa: Políticas que se implementan" el doctor Marco Antonio Maradiaga Ceceña, de la Secretaría de Salud del Estado de Sinaloa, durante el Primer Congreso Internacional de Nutrición y Alimentación, organizado por la Universidad Autónoma de Sinaloa.

Ante de continuar, permítanos comentarle que de primera mano, sólo los lectores de EL SOL DE SINALOA, tiene el privilegio de enterarse, sin haber asistido, de una forma resumida pero clara y objetiva de los temas más importantes de este congreso. En esta primera parte leerá usted la intervención del doctor Maradiaga, de la maestra en Ciencias María del Carmen Morales con los Resultados de la Encuesta Nacional de Nutrición, sobre con el metabolismo de los lípidos y el tratamiento para la obesidad, tema abordado por Karin Conde-Knape.

Continuamos

Dijo el funcionario que ante este panorama epidemiológico y social, la salud tenía que ser abordada con un sistema moderno, integrador, gestor e innovador, basado en la demanda y con enfoque en fortalecer los servicios que otorga el primer nivel de atención; debido a ello el Reglamento Interior de la Secretaria de Salud del Estado de Sinaloa, fue modificado en Marzo de 2007, para dar pie a un nuevo modelo de atención de Redes que permitiera mejorar la oportunidad de atención a la persona y a la comunidad a través de una red de prestación de servicios de salud organizados; desarrollar instrumentos de normalización que regulen la actuación y mejora de la calidad de los diversos niveles de atención y fortalecer la infraestructura y recursos humanos de la red local.



AVANCES EN DESNUTRICON, PERO......



Por su parte, la maestra en ciencias María del Carmen Morales Ruan, del Instituto Nacional de Salud Pública, afirmó durante su intervención con el tema "Resultados de la Encuesta Nacional de Nutrición por estados, que México ha experimentado durante las últimas décadas avances importantes en la disminución de la desnutrición en menores de cinco años y ha cuantificado por otra parte la creciente epidemia obesidad en todos los grupos de la población. Ello, ha sido documentado a través de 3 Encuestas Nacionales de Nutrición: la primera en 1988, la segunda en 1999 y la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2006 (ENSANut, 2006). El diseño de las encuestas ha sido polietápico (varias etapas de encuesta) y por conglomerado, lo cual permite hacer comparaciones entre ellas.

Lo anterior fue expuesto durante el congreso por la maestra en ciencias María del Carmen Morales Ruan, del Instituto de Salud Pública, quien señaló que a 18 años de haber realizado la primera Encuesta (ENN-88), la tendencia en las prevalencias de desnutrición en menores de cinco años evaluada por los tres indicadores de estado de nutrición ha disminuido de manera importante.

Actualmente, el 1.5% de los menores de cinco años de edad tiene emaciación, porcentaje esperado por debajo de -2 desviaciones estándar de una distribución normal. Uno de los efectos más relevantes en la reducción de la desnutrición de 1988 a la fecha, es en la prevalencia de baja talla con una disminución de 9.9 Puntos Porcentuales (22.8% en 1988 vs 12.7% en 2006). El bajo peso, disminuyó 9.2 puntos en el mismo periodo de tiempo (14.2% vs 5.0%, en 1988 y 2006, respectivamente).

En niños y niñas de 5 a 11 años de edad, en 1999, el 16% presentaron baja talla para la edad (puntaje z de talla edad <-2). Los resultados de la ENSANUT 2006 muestran una reducción de entre el 40% y 50% de acuerdo al género.

Al comparar las prevalencias de sobrepeso y obesidad entre 1999 y 2006 en escolares analizados con los criterios del International Obesity Task Force (IOTF), se encontró un aumento de 10.2 puntos en 7 años (24.9% para 1999 vs 35.1% en 2006).

Para adolescentes de12 a 19 años de edad de acuerdo con los resultados de la ENSANUT, 1 de cada 3 hombres o mujeres adolescentes tienen sobrepeso u obesidad.

En los adultos mayores de 20 años, para el ámbito nacional, 7 de cada 10 mujeres mayores de 20 años de edad tienen sobrepeso u obesidad (72.8%) y para los hombres esta condición existe en 6 de cada 10. La prevalencia de desnutrición en ambos sexos fue menor al 1.5%

Se concluye que aun cuando en México ha disminuido de manera importante la desnutrición infantil, aun prevalece en un número importante de niños la baja talla. En el lado opuesto desde la edad escolar se ve ya una creciente tendencia al aumento de sobrepeso en los niños lo cual ya es un grave problema de salud pública en adultos pues alcanza una prevalencia de sobrepeso y obesidad mayor al 70%.



LA OBESIDAD UN PROBLEMA DE TODA LA SOCIEDAD



En otro tema relacionado con el metabolismo de los lípidos y el tratamiento para la obesidad, Karin Conde-Knape, de los Laboratorios Roche, de Nueva Cork, afirmó que la obesidad es un problema que ataca a nuestra sociedad, dijo que en los últimos años ha existido un aumento desmedido en los casos de sobrepeso y obesidad, problema que no se no se limita exclusivamente a los adultos, en la actualidad el número de niños obesos es alarmante.

Observó que la obesidad es considerada un problema de salud debido al número de complicaciones que se encuentran asociadas a ella. Entre estos mencionó las enfermedades cardiovasculares, la diabetes, alta presión y aumento en la incidencia de cáncer, entre algunos. La obesidad se encuentra relacionada en parte con factores genéticos y ambientales así como el aspecto genético contribuye solo un pequeño porcentaje de las personas con este problema.

Con respecto a los factores ambientales habló sobre la falta de actividad física y el aumento del consumo calórico. Estos dos últimos son factores que las compañías farmacéuticas se encuentran investigando como áreas para el desarrollo de medicamentos para perdida de peso.

"El metabolismo de los lípidos se encuentra directamente relacionado a la obesidad -comentó y agregó-. el exceso de calorías ingeridas se canaliza a la formación de grasas que se almacenan en el organismo. La acumulación de grasas en órganos como el hígado, el páncreas y músculo son una de las causas principales para el desarrollo de resistencia a la insulina, otra de las complicaciones de la obesidad. Debido a esto, una de las estrategias para la reducción de peso es disminuir la síntesis de lípidos o aumentar su catabolismo. Remover el exceso de grasas no solo ayuda a la disminución de peso sino también a contrarrestar varias de las complicaciones asociadas con la lipotoxicidad".

Aseveró que en la ruta metabólica de los lípidos se encuentran varias enzimas cuya inhibición puede ser considerada como estrategia para disminuir su síntesis. En este punto dijo que estudios con ratones transgénicos o knockout demuestran que la inhibición de enzimas como involucradas en el metabolismo de las grasas disminuyen la síntesis de lípidos, aumentan su catabolismo y de esta manera contribuyen para la disminución de peso y mejoramiento en la resistencia a la insulina.

En cuanto al aumento en el catabolismo de los lípidos, expuso que el receptor beta de la hormona tiroides es considerado como buen candidato para el tratamiento; explicó que la hormona tiroides tiene limitaciones para su uso debido al efecto negativo que tiene en el sistema cardiovascular, efecto relacionado con la falta de selectividad de la hormona hacia el receptor beta y alfa. El receptor beta es el principal responsable de los efectos relacionados con el metabolismo de los lípidos, mientras que el alfa es responsable por los efectos cardiovasculares. Finalmente explicó que el descubrimiento de compuestos químicos con afinidad y selectividad para el receptor beta constituyen una estrategia para lograr los beneficios de la activación del receptor de la hormona tiroides sin los efectos secundarios del corazón.

Para mañana cuatro temas más: Banda Gástrica, Composición Corporal y Tecnología Aplicada, Puntos Críticos de Control Sanitario en la Cocina y que hay en relación al consumo del huevo. Se va a sorprender