Sinaloa
Sinaloa, en zona de emergencia por Lowell
Las fuertes precipitaciones originadas por la depresión tropical Lowell en el norte de la entidad, obligaron al gobernador a viajar a la ciudad de Los Mochis. Foto: El Sol de Sinaloa
Podría evolucionar a zona de desastre en 48 horas
El Sol de Sinaloa
12 de septiembre de 2008

El Sol de Sinaloa

Los Mochis, Sinaloa.- El gobernador del estado, Jesús Aguilar Padilla, informó que ya se declaró zona de emergencia a los municipios de Ahome, El Fuerte y Guasave, a raíz de las lluvias que trajo la depresión tropical "Lowell", y durante las próximas 72 horas la Comisión Nacional del Agua evaluará los daños para saber si se continúa con la siguiente etapa, que es la declaratoria de zona de desastre.

De ser así, explicó se podrán acceder a los recursos del FONDEN, para construir las obras y la infraestructura que resultase dañada; esto mediante una mezcla de recursos, en la cual la Federación aporta el 40 por ciento y el restante 60 por ciento el Gobierno del Estado.

"Mi gobierno tiene los recursos suficientes para aportar lo que nos tocaría, aunque esperamos que no haya necesidad", dijo.

El gobernador se trasladó a esta ciudad a primera hora para presidir la sesión extraordinaria del Comité Municipal de Protección Civil de Ahome, reunión a la que asistió también el comandante de la Novena Zona Militar, el general de Brigada, Noé Sandoval Alcázar, quien ordenó la puesta en operación desde este jueves por la mañana, del plan de emergencia DN-III para auxiliar a los damnificados y evacuarlos a uno de los 260 albergues disponibles.

Posteriormente, visitó varios albergues que están listos para recibir temporalmente a más damnificados, y también realizó un recorrido por las zonas inundadas, que fueron el centro de Los Mochis, colonias populares y arroyos que cruzan la carretera México 15.

En total resultaron afectados 80 poblados de los municipios de Ahome y El Fuerte con la lluvia atípica que por más de ocho horas cayó en esta zona, lo que provocó inundaciones e incomunicación de esas localidades que se encuentran ubicadas entre la sindicatura de San Blas y la ciudad de Los Mochis, que también presentó problemas.

Durante la sesión del Comité Municipal de Protección Civil, Aguilar Padilla felicitó a la Comisión Nacional del Agua, ya que en base a análisis de prospectiva y evolución del fenómeno meteorológico que azotó el norte de Sinaloa y sur de Sonora, manejó adecuadamente los desfogues de las tres presas que descargan en el río Fuerte, como son la "Luis Donaldo Colosio", la "Miguel Hidalgo" y la "Josefa Ortiz de Domínguez".

De la misma manera, expresó un agradecimiento al Ejército Mexicano, que de manera pronta y eficiente implementó el plan DN-III, a menos de 24 horas de que sesionara el Consejo Estatal de Protección Civil el pasado miércoles en las instalaciones de la Novena Zona Militar en Culiacán.

Aguilar Padilla hizo un público reconocimiento a todos los integrantes del Comité Municipal de Protección Civil, a los alcaldes de Ahome, Esteban Valenzuela, y de El Fuerte, Víctor Manuel Sarmiento, así como al trabajo de los medios de comunicación, que se han encargado de mantener a la población informada, con mucha responsabilidad, sin generar alarmas innecesarias ni pánico colectivo.

"Ahora quiero pedirle a los medios nos ayuden haciendo un llamado a todos los habitantes que están en las zonas bajas y que pueden inundarse, para que den facilidades de ser evacuados a un lugar seguro, esperemos sea por muy corto tiempo y luego poder regresar a las labores de reconstrucción", comentó.

Por su parte, el gerente regional de la Comisión Nacional del Agua, Jorge Miguel Ramírez Pérez, informó que la lluvia que cayó fue atípica, pues tan sólo en ocho horas se registró una precipitación pluvial de 184 milímetros.

Dijo que las tres presas en mención, la "Huites", "Miguel Hidalgo" y "Josefa Ortiz de Domínguez", están bajo control, y no representan amenaza alguna, pues los desfogues que se realizan están por debajo de los límites, que son mil 500 metros cúbicos por segundo, ya que actualmente se están vertiendo mil 200 metros cúbicos.

Además, dijo que por cada 100 metros cúbicos que se extraen, se revisa todo el sistema de escurrimiento y la estructura de la cortina, para verificar que no tenga fisuras o grietas.

Ramírez Pérez informó que la CNA ya tiene cuadrillas de trabajadores listas para que en cuanto deje de llover, bombear el agua estancada de la ciudad de Los Mochis y de las comunidades que resultaron inundadas.

En cuanto a las demás presas, informó que la situación no representa peligro alguno, pues los cauces de los ríos se mantienen en buenos niveles. En este sentido explicó que actualmente se extraen de la presa Sanalona 150 metros cúbicos por segundo.



SINALOA DEVASTADO POR "LOWELL"



Las constantes lluvias causadas por el fenómeno climático inundan el norte y sur del estado.

La depresión tropical "Lowell" ha causado fuertes lluvias en todo el estado, mismas que han generado inundaciones, comunidades incomunicadas y daño en los cultivos hortícolas.

Al respecto, el Coordinador General del Servicio Meteorológico Nacional (SMN) de la

Comisión Nacional del Agua (CNA), Michel Rosengaus Moshinsky, informó que "Lowell" es un sistema que no representa peligro importante en términos de vientos, oleaje o marea de tormentas, pero en cuanto a las lluvias, éstas afectarán la zona sur de Baja California, todo el estado de Sinaloa, la región sur de Sonora y es posible que se extiendan hasta el territorio chihuahuense.

Se espera que las precipitaciones sean de moderadas a intensas y se estarán registrando durante el resto de la semana y parte de la siguiente.

La categoría de depresión tropical es la de más baja escala en cuanto a peligrosidad, siendo la más alta la de huracán tipo 5, en la cual una tormenta puede registrar vientos de hasta 260 kilómetros por hora.

En el caso de "Lowell" no se esperan rachas de viento superiores a los 70 kilómetros por hora.

Protección Civil Estatal y Municipal anunciaron que ya se tienen preparados los albergues para recibir a las personas damnificadas por las lluvias.

Por su parte, los Elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional, ya aplican el plan de contingencia DN-III en el norte del estado.

Dicha zona fue declarada en emergencia por el mismo gobernador del estado, quien dijo que en este momento lo más importante era poner a salvo a la sociedad civil.

En el sur también hay consecuencias por las constantes lluvias, y gran parte de la ciudad de Mazatlán, se encuentra bajo el agua.

Hasta el momento la recomendación más importante para la población civil es que se mantenga informada sobre la situación climática, que evite las zonas de riesgo de inundaciones, así como responder en tiempo y forma a las indicaciones de Protección Civil en caso de que se esté realizando una evacuación.



INUNDACIONES Y BACHES

POR LA CONSTANTE LLUVIA



MAZATLAN, Sinaloa.- Calles y avenidas prácticamente inundadas con peligrosos baches que pueden causar algún incidente en automovilistas y peatones, son los estragos que se han generado en la ciudad por las lluvias constantes que se han registrado en las últimas horas.

Tanto las inundaciones en las rúas así como los baches es una problemática crónica que se reporta en diferentes puntos de Mazatlán, situación que causa molestia en la población en general, ya que no hay las condiciones para mejorar en su totalidad las calles y avenidas.

El director del área de Infraestructura Municipal José Verduzco Obeso, reconoció que dos situaciones preocupantes se reportan en Mazatlán, que son las inundaciones y con ello los baches de diferentes dimensiones, porque se estanca el agua y se remueve la tierra o material de asfalto de las rúas, por los vehículos pesados que circulan constantemente.

"Estamos trabajando para aminorar las dos problemáticas, pero sobre todo por los niveles de agua que reportan algunas zonas que impiden que los vehículos circulen sin el riego de quedar parados", apuntó.

Refirió que en el caso de los baches, se inició un programa emergente de bacheo en zonas más afectadas de la ciudad, pero por las lluvias constantes se han visto obligados a suspenderlo de momento, ya que resulta infructuoso continuar con esta labor si el material que es colocado se está desperdiciando porque no resuelve el problema de momento.

Comentó que para agilizar el trabajo de bacheo implementaron de momento una cuadrilla conformada por 12 personas y ya en estos momentos implementaron a tres cuadrillas más de trabajadores que han estado laborando en turnos extras para atender las situaciones.

"El bacheo se hace a base de una carpeta asfáltica caliente que es fabricada en una planta donde se industrializa este material, la cual se ubica en la Sindicatura de Villa Unión y en estos días precisamente se escaseó el material", mencionó.

Verduzco Obeso por último recordó, que afortunadamente se estuvo suministrando material de asfalto en avenidas como la Rafael Buelna, Juan Carrasco, Ejército Mexicano y Río Piaxtla entre otras vialidades.