Policía
Mató a su tío porque no le "compró cerveza"


El suceso en el 2007 en el sector Tierra Blanca
El Sol de Sinaloa
28 de abril de 2008

Jorge Inzunza B.

Culiacán, Sinaloa.- Luis Alfonso Arellanes Villarreal, quien en agosto del año pasado mató a balazos a su tío político sólo porque se negó a comprar más cerveza para continuar la parranda, fue detenido por elementos de la Unidad Especializada en Aprehensiones.

Informes del comandante Lince, coordinador general de la UNESA, señalan que la persona asesinada por este individuo se llamaba Simón Carrasco Aispuro, de 46 años de edad, quien tenía su domicilio en calle "Arteaga", en el conjunto habitacional Fovissste Chapultepec.

El crimen sucedió la tarde del domingo 12 de agosto de 2007 en la cochera del departamento marcado con el número 1668 de la calle "Amado Nervo", colonia Tierra Blanca, inmueble en donde Carrasco Aispuro tenía su oficina.

Indicó el comandante Lince que el probable homicida tiene 22 años de edad y en el momento de los hechos estaba viviendo en calle Privada Plan de Tuxtepec, de la colonia Revolución, en la ciudad de Culiacán.

Testimonios plasmados en la averiguación previa 14/2007 de la agencia del Ministerio Público investigadora del delito de homicidio doloso, revelan que durante ese domingo Simón Carrasco Aispuro estuvo tomando cervezas con unos amigos y por la tarde solo se quedó acompañado de su sobrino político Luis Alfonso Arellanes Villarreal, quien le exigió comprara más "botes".

Simón dijo a su sobrino que no y que ya se iba a descansar. Esta respuesta disgustó a Luis Alfonso por lo que discutieron.

Esta versión Simón la narró a unos de sus hijos mediante una llamada telefónica celular. Le dijo que estaba tomando en su oficina con Luis Alfonso y éste amenazó con matarlo si no le compraba más cerveza.

Más tarde la familia de Simón le llamó al celular para checar cómo estaba y ya no contestó. Fueron a buscarlo y lo hallaron muerto con un balazo 9 milímetros en la espalda. El cadáver estaba en el interior de su carro, un Pontiac Matiz blanco, el cual estaba en la cochera del inmueble, lo que indica que fue tiroteado cuando se disponía a marcharse del lugar.

El caso de Luis Alfonso Arellanes Villarreal fue consignado al Juzgado Primero de Primera Instancia del Ramo Penal, institución que obsequió la orden de aprehensión en su contra por el delito de homicidio doloso con disparo de arma de fuego.

Investigadores de la UNESA aprehendieron al probable asesino cuando caminaba cerca de su residencia y fue trasladado a la penitenciaría estatal de Aguaruto para ser puesto a disposición del tribunal judicial señalado.