Policía
Atrapan a sujeto acusado de asesinar a su novia
Presunto homicida es David Castro Castellanos, "El Farby". Foto: El Sol de Sinaloa
El homicidio ocurrió en noviembre del 2008
El Sol de Sinaloa
27 de noviembre de 2009

Rodrigo Bonilla P.

Culiacán, Sinaloa.- La Unidad Especializada en Aprehensiones capturó ayer en la madrugada a un individuo señalado como el presunto responsable de matar a una joven, la cual era su pareja sentimental.

El presunto homicida es David Castro Castellanos, "El Farby", de 23 años de edad, quien en Mazatlán vivía en calle Sonora, 918-B, colonia Sánchez Celis.

Además, tiene registrado un domicilio en esta ciudad en el fraccionamiento Villa Verde.

Castro Castellanos es acusado de haber estrangulado a su prometida María Isabel Acosta Torres, de 23 años de edad, quien era originaria de Escuinapa, pero al momento del crimen vivía en calle Batalla de Puebla, colonia 21 de Marzo, en esta ciudad.

El crimen, según el expediente procesal 235/2008, radicado en el Juzgado Primero penal de Mazatlán, sucedió el primero de noviembre próximo pasado en la ciudad de Mazatlán.

A decir de conocidos de María Isabel, Castro Castellanos la celaba mucho y a veces le prohibía que saliera con sus amigas.

El documento judicial señala que David Castro se había ido vivir a Mazatlán por haber entrado a trabajar en una compañía constructora y continuamente le hablaba por teléfono a María Isabel invitándola a que fuera a verlo, incluso le enviaba dinero para los gastos del viaje.

El 28 de octubre el detenido llamó al celular de María Isabel y le dijo que la quería ver en Mazatlán el viernes 31.

La joven salió de esta ciudad ese mismo día por la noche, según lo acordado con su novio, desde entonces no la volvieron a ver.

El primero de noviembre, un par jóvenes que recolectaban leña en terrenos localizados rumbo el poblado Las Higueras, vieron llegar un automóvil color oscuro con los cristales polarizados.

Aseguraron que dos individuos sacaron del asiento trasero el cuerpo de una mujer que arrojaron entre los arbustos del lugar y después partieron a gran velocidad rumbo a la ciudad.

No fue hasta el cuatro de noviembre en la mañana, que un grupo de jornaleros agrícolas encontraron el cadáver de María Isabel Acosta Torres y dieron aviso a la policía.

Las investigaciones condujeron a los jóvenes leñadores quienes, mediante fotografías, identificaron a Eduardo Castro Castellanos como uno de los posibles individuos que bajaron del auto el cuerpo de la muchacha.

Ayer en la madrugada el presunto homicida fue detenido por elementos de la UNESA cuando regresaba a su domicilio, en Mazatlán, después de su arresto, fue internado en la penitenciaría de dicha ciudad a disposición del tribunal judicial que lo reclama por el delito de homicidio doloso.