Sinaloa
Inauguró Jesús Vizcarra, Casa Manantial
El alcalde Jesús Vizcarra Calderón encabezó el corte del listón inaugural de la Casa Manantial en la colonia Buenos Aires.

Ahí se recuperarán jovencitas que han caído en las drogas
El Sol de Sinaloa
17 de enero de 2009

por Sixto Román

Culiacán, Sinaloa.- El proyecto Casa Manantial arrancó su segunda etapa de trabajos en la recuperación y rescate de jóvenes mujeres que han decidido pedir la ayuda para salir de la influencia de las drogas y volver a servir a su comunidad como ciudadanas productivas.

Después de haber perdido la relación armoniosa en el hogar, el empleo y los contactos sociales sanos, en dos años más de quinientas muchachas han logrado rescatar esta visión constructiva de su vida; han dejado la calle y las relaciones destructivas en su entorno y han conseguido colocarse en un trabajo con un nuevo proyecto de largo plazo, dijo Verónica Robles Gutiérrez, directora clínica de la Unidad Terapéutica Femenil Casa Manantial, que se instaló en la colonia Buenos Aires.

La casa quedó equipada con dormitorios, sala de conferencias, cocina, patio posterior y gimnasio entre otros. Verónica Robles explicó que en las dinámicas incluyen la atención médica, la nutricional, la sicológica, estudios de primaria y secundaria además de apoyo espiritual y de valores.

El alcalde Jesús Vizcarra calderón encabezó el corte de listón; se presentó éste como el tercero de cuatro centros que operan bajo el esquema del financiamiento y la autogestión de forma conjunta, con una mensualidad simbólica por parte de las jovencitas asiladas y en casos que no pueden costearlo, el servicio ha sido gratuito, explicó la titular.

El presidente municipal dijo en el evento que es uno solo de más de cincuenta y muy probablemente cerca de ochenta esfuerzos en el municipio, que tiene el propósito común de ayudar con un modelo ya probado y que ha rendido resultados reales en muchos casos, incluido éste que inició Carlos Rodríguez Terrón y que continuó su hijo Guillermo Rodríguez.

Planteó que una de las condiciones de elegibilidad es la certificación de este tipo de centros ante el Consejo Sinaloense contra las Adicciones de la Secretaría de Salud para implementar una política uniforme de atenciones; como segunda condición se observa la aplicación de un paquete de apoyo con recursos desde 70 a 100 mil pesos para el equipamiento y el tercero es subsidio a cada interna, con la condición de que esté yendo cada semana a recibir las terapias sumado a la cuota pedida al interno. El tercer paso, dijo es que cada persona que haya alcanzado la rehabilitación tenga la oportunidad de la reinserción social por medio de un trabajo.