San Luis Potosí
La carrera ya empezó: Salazar Sáenz
Francisco Xavier Salazar Sáenz, en la entrevista que tuvo en EL SOL DE SAN LUIS. Foto: El Sol de San Luis.
Por la gubernatura voy atrasado, pero me repondré
El Sol de San Luis
30 de enero de 2008

Roberto Gutiérrez Turrubiartes y Raymundo Rocha Lozano

San Luis Potosí, San Luis Potosí.- Para Francisco Javier Salazar Sáenz la carrera por la gubernatura del estado ya empezó. Y si no, que lo digan las calcomanías, las casas de campaña, las reuniones, los equipos, y hasta las farmacias que andan por ahí. No es oficial, pero de que ya arrancó, ni quien lo dude.

"Yo llegué un poco atrasado, pero no importa, aun así espero ganar la interna a mis adversarios. Y espero que Alejandro Zapata Perogordo y Eugenio Govea Arcos lo reconozcan y me levanten la mano cuando les gane. Hace dos años yo estaba en desventaja porque mientras ellos estaban aquí a sus anchas, yo era secretario del Trabajo y por tanto estaba ausente de San Luis; pero ahora es al revés, ellos tienen que desquitar lo que ganan haciendo su chamba allá, y yo estoy aquí de tiempo completo. Voy a remontar".

Eso dice Salazar Sáenz, quien no escurre el bulto y habla de todo. Sabe los flancos por donde lo pueden atacar, que si la mina Pasta de Conchos con sus 65 muertos, que si no es nativo de aquí, que si ya tiene 66 años, que si Napo Gómez.

-¿Su amigo?, se le pregunta.

-"No, mi amigo es el otro Napo, el bueno, el cantante aguascalentense que tiene canciones muy bellas".

-Oiga, pero Alejandro Zapata dice que será delantero y meterá goles...

-"Yo no juego futbol, pero sí corro en las pistas. Invito a Alejandro a unas carreritas a ver quién gana, pese a mis 66...".

Y luego habla de su santo favorito, Santo Tomás, pero no Tomás Moro, el patrono de los políticos desde que lo decretó así el desaparecido papa Juan Pablo II; ni Santo Tomás Apóstol, el descreído discípulo que no aceptaría que Cristo había resucitado sino hasta que metiera su dedo en la herida del costado del Maestro. No, el ingeniero Salazar habla de Santo Tomás de Aquino, el que buscó acomodo en el cristianismo a las viejas disertaciones filosóficas de Platón y Aristóteles.

-¿Y su nombre Francisco?

-"Esa es otra historia, fue por San Francisco Javier, no San Francisco de Asís, el italiano, sino el santo inglés".

Afirma que sin querer parecer presuntuoso considera estar mejor preparado que sus adversarios, "¿por qué?, porque mi experiencia es más vasta que la de ellos, tanto política como académica".

Todo esto lo afirmó un seguro y tranquilo aspirante a la gubernatura del estado que forma parte de las huestes panistas, como lo es el ingeniero Francisco Javier Salazar Sáenz, ex secretario del Trabajo en el gobierno de Fox.

-"Y esto a pesar de que digan que soy del Yunque, de los Legionarios de Cristo, del Opus Dei o de los Caballeros de Colón. Aclaro, confieso que soy un católico congruente, de convicciones, inclinación religiosa que viene de mi padre, quien fue un luchador universitario en la UNAM cuando ser católico, allá por los cincuentas, era tanto como quedar excluido. Y así fue, a mi padre le quitaron sus clases que daba en Economía, pero fue defendido por integrantes de la organización denominada "Muro" (Movimiento Universitario de Renovadora Orientación). No lo niego, tengo simpatía por ellos, ni para qué ocultarlo".

"¿La mina Pasta de Conchos? Tampoco me afectará, pero aceptaré que juzguen mi actuación como autoridad laboral que fui. En ese cargo tomé decisiones muy serias, pero creo que hice lo correcto y me doy por satisfecho. Y si no, que lo digan los mineros que ahora pueden elegir libremente a sus líderes, además de que ganan más".

Sobre la precampaña que ya comenzó, aunque no de manera oficial porque el PAN tiene sus tiempos, Salazar Saénz reitera que "hay incluso quienes empezaron mucho antes que yo, pero pueden pasar muchas cosas porque falta un año para la elección interna y año y medio para la constitucional".

Además, seguramente se modificarán los estatutos para que se abra el abanico a la ciudadanía y no se quede nada más en los votos internos del partido.

"Para mi el PAN ganará en 2009, aunque hay riesgos si se da la división al interior del partido que nos puede llevar a fracturas indeseables".

"¿Declinar yo?, ¡para nada!, no lo pienso hacer en favor de nadie, pero si cualquiera de los otros tres -toma en cuenta al alcalde Jorge Lozano- lo quiere hacer en mi favor, que venga, lo aceptaré. Tampoco considero que el partido deba hacer alianzas con el PRI o el PRD porque somos de ideologías totalmente distintas".

Francisco Javier Salazar Saenz reitera que ahora la situación no será fácil, "aunque si hoy fuera la elección ganaríamos 2 a 1". Está difícil, pues habrá tres perdedores y sólo un ganador.

Aclara que a estas alturas ser gobernador no es fácil, es una responsabilidad que ocasiona mucho desgaste personal, riesgos para la familia porque los políticos son muy cuestionados y la gente se mete con su vida privada; es una tarea ingrata en la que ya no debe pensarse en que se van a disfrutar las mieles del poder.

¿Mi preparación? Es mejor que la de mis compañeros, tengo más estudios, dos licenciaturas, dos maestrías y un doctorado "con puro 10", además de experiencia en el gobierno federal y en el comité nacional del partido, y la experiencia como dirigente sindical y empresario, y desde luego, como autoridad laboral. "He estado en los tres lados de la mesa".

Salazar Saenz acepta llevar amistad con el presidente Felipe Calderón a quien conoce desde 1991 cuando fueron diputados, lo mismo que a sus hermanos, "somos panistas desde hace muchos años, soy su amigo y correligionario".

-"¿Es usted el candidato del Gobernador?".

-"Marcelo de los Santos ha hecho un buen trabajo, y el que no lo quiera ver tiene pestañas con telarañas. Lo suyo no se puede negar, se han construido carreteras, puentes, y está en proyecto la presa El Realito, que fue difícil porque se tuvieron que armonizar voluntades entre el estado de Guanajuato y la Federación, además de la instalación de la General Motors, que ahí quedará para el futuro".

"¿Que ha tenido errores? Por supuesto, quién no los tiene, como todo político, aunque eso no me toca decirlo a mi pues yo veo un buen gobierno, y Marcelo está calificado como de los mejores gobernadores del PAN".

En mi caso, asegura el ex secretario del Trabajo, quiero ser gobernador para devolverle a la política el sentido ético que se ha ido perdiendo, rechazo que la política sea el camino para ganar dinero, esa es una visión distorsionada porque la política es servir a la gente.

Sí alguna persona quiere ser diputado, senador o gobernador para hacerse de billetes, que se vaya a una empresa, que ponga un negocio, porque querer hacerlos en la política es un crimen. Hay mucha gente que no tiene para comer y los políticos tienen unos sueldos que no están de acuerdo con la realidad del país.

-¿Aun cuando hay dos que tres panistas que se despachan con la cuchara grande?

-"Eso es cierto, pero no quiero personalizar, no me hagan decir nombres. Pero sí, hay alcaldes, gobernadores, directores con sueldos que no ganarían en ningún otro lado, ni en la iniciativa privada donde las responsabilidades son mayores".

-"No quiero ser gobernador para recibir adulaciones, quienes me conocen saben que no soy así, soy austero, y creo que estoy en plenitud para ser candidato con el respaldo de mi familia; llevo 40 años casado, tengo hijos y nietos y nos llevamos muy bien, lo que constituye un gran respaldo para un político porque no trae problemas atrás. ¿Mi salud?, es buena, pues corro todos los días y me siento muy bien".

Francisco Javier Salazar Saenz, con "J", porque así consta en su acta de nacimiento, nació en la ciudad de México, tiene 66 años y reside en esta capital desde hace 36, "por lo que ya puedo aspirar a ese cargo de elección popular".

Sobre si tiene palancas que lo ayuden, dice confiar más en la ciudadanía.

-¿Es amigo del ex presidente Vicente Fox?

-"Fui su colaborador, y le agradezco que me haya dado la oportunidad de trabajar en el gobierno federal del primer gobierno panista".

-"También lo soy de Alejandro Zapata, y de Eugenio Govea". Pero aclara que ya les advirtió que no participará en la contienda predispuesto a un ánimo rijoso, "y ya les dije, si ustedes me atacan no les voy a responder porque eso conduce a fracturas. Ya tenemos el ejemplo de Yucatán y de Aguascalientes, donde se perdió por esa circunstancia, entendámoslo, la democracia no es la guerra".

-"Sé que el presidente del PAN estatal Héctor Mendizábal Pérez, es amigo de Alejandro Zapata, y será senador una vez que Zapata sea candidato porque es su suplente. Pero lo conozco bien desde niño, y sé que no será capaz de inclinar la balanza en favor de nadie".

"Le voy a entrar al juego con las reglas que están, aunque habrá, seguramente, cambios en abril para que se abra la elección del candidato del PAN a toda la ciudadanía".

-"Santo Tomas de Aquino, uno de mis héroes, decía: "nunca veas a un adversario como un enemigo, sino como el que te ayuda a ejercitarte, el que te ayuda a afinar tus argumentos, y te sirve tener un contrincante fuerte".