Policiaca
Violación tumultuaria
El Sol de San Luis
18 de septiembre de 2013

Redacción / El Sol de San Luis

San Luis Potosí, San Luis Potosí.-Una mujer fue violada por varios jóvenes, entre ellos dos menores de edad, que la sorprendieron dentro de una vivienda abandonada del municipio de Rioverde, a donde ella había acudido aparentemente a drogarse, con la anuencia del velador del inmueble.

De acuerdo con la Policía, tanto el velador y dos jóvenes que resultaron ser amigos suyos, se encuentran detenidos por su probable participación en la violación tumultuaria, además de que se habría identificado a otros sospechosos, pero que no han sido localizados.

En una declaración preministerial, la parte afectada, originaria del citado municipio, señaló que acudió a una vivienda deshabitada para drogarse, ello con la anuencia del velador, un joven de nombre David, al que conoce.

En un momento dado, David acudió con ella y ambos comenzaron a drogarse, cuando llegaron varios jóvenes que la obligaron a tener relaciones sexuales sin su consentimiento, por lo que tras lo sucedido acudió en busca de apoyo policíaco.

Enterados de lo ocurrido, agentes se trasladaron a la vivienda y localizaron al velador, de 19 años de edad, quien al ser interrogado cayó en contradicciones, por lo que fue obligada su detención; más tarde se localizó a tres sospechosos más, que resultaron ser amigos suyos.

Ellos fueron identificados solamente como Elías "N.", y Simón "N.", ambos de 16 años de edad, así como Omar "N.", de 19 años, los cuales habrían alegado que la mujer estuvo de acuerdo en tener relaciones con ellos; todos quedaron a disposición de la autoridad ministerial correspondiente.



MENORES ERAN VIOLADAS POR VECINO

Un vecino de la unidad habitacional Infonavit-Morales, en esta capital, fue aprehendido por órdenes de un Juez de lo penal que halló elementos en su contra para abrirle un proceso penal por violación en agravio de dos menores de edad.

El ahora indiciado, del que solamente se dijo se llama Esteban, de 35 años de edad, fue acusado en su momento ante autoridades ministeriales por la madre de las víctimas, quien señaló que su vecino aprovechaba que ella, debido a su trabajo, dejaba solas a sus hijas en el departamento, para entrar y violarlas en repetidas ocasiones.

Dejó asentado en la averiguación que sus hijas estaban amenazadas por el sujeto para que no dijeran a su madre lo que les hacía en su ausencia; sin embargo, ella notó un cambio radical en el comportamiento de sus hijas, platicó con ella, hasta que le revelaron que el vecino las obliga a tener relaciones sexuales bajo amenazas.