México
Inundaciones en fraccionamiento de Chihuahua, por invasión de arroyo
De esas 30 casas que se anexan a la primera parte del Portal del Valle, una hilera completa de 7 viviendas se encuentra a menos de 10 metros del cauce del arroyo Rosindo.
Organización Editorial Mexicana
3 de agosto de 2013


David Piñón / El Heraldo de Chihuahua

CHIHUAHUA, Chih. (OEM-Informex).- Treinta casas que corresponden a la ampliación del fraccionamiento Portal del Valle, atrás del Cereso de Aquiles Serdán, son construidas a dos metros del cauce del arroyo Rosindo, que comienza en la serranía de Santa Eulalia y desemboca en el arroyo Nogales Sur, el que causó la inundación de cientos de viviendas y del aeropuerto, en la zona suroriente de la ciudad.

El arroyo es invadido por la primera parte del fraccionamiento que colinda con Laderas de San Guillermo, lo que provocó que en el pasado temporal lluvioso, los vecinos del sector quedaran incomunicados, debido a que el agua invade las calles principales de entrada y salida del sector.

Una nueva construcción que comenzó semanas atrás, se encuentra a unos pasos del barranco que formó el arroyo Rosindo, donde pequeñas viviendas de apenas 7 metros de frente son levantadas con bloques de concreto, pese al riesgo que corren de desbarrancarse. Los fraccionamientos Portal del Valle fueron construidos en la zona del Centro de Readaptación Social y los desarrollos de San Guillermo, caracterizados por encontrarse semi habitados y con una gran cantidad de viviendas abandonadas y vandalizadas.

Se trata de viviendas de interés social de 38.41 metros de construcción, con sala, cocina y comedor, así como dos recámaras y un baño, sobre un terreno que mide 120 metros cuadrados, según los promocionales en el exterior de las casas.

Para adquirirlas se ofrecen créditos de Infonavit y Fovissste, así como de financieras públicas, según los anuncios en las casas muestra del fraccionamiento en sus dos etapas que ya están completamente terminadas.

La primera parte del fraccionamiento se asentó con la vialidad principal bloqueando, mediante una glorieta, el arroyo Rosindo en los primeros metros de su nacimiento, en la sierra de Santa Eulalia.

El arroyo, de acuerdo con las marcas del agua en el lugar, bajó por las calles en las lluvias pasadas y en unos tramos se desvió, generando escurrimientos hacia otras partes de la zona.

Después de la primera etapa del fraccionamiento, hace aproximadamente 3 meses comenzaron labores para construir 30 viviendas más, en un terreno aledaño al Centro de Estudios Científicos y Tecnológicos de Chihuahua en Santa Eulalia, también ubicado en la parte de atrás del Cereso. Actualmente laboran decenas de empleados en la construcción de las viviendas, hechas con bloques de concreto.

De esas 30 casas que se anexan a la primera parte del Portal del Valle, una hilera completa de 7 viviendas se encuentra a menos de 10 metros del cauce del arroyo Rosindo, mientras que la última de otra hilera está a dos metros del barranco que formó el arroyo en la última crecida, del pasado 20 de julio.

Los albañiles que trabajan en esa obra reconocen que es riesgo la construcción de vivienda, pues en los días de lluvia se vio la magnitud del arroyo, que tiene partes donde la anchura es de casi 20 metros y otras donde la profundidad es de más de 4, según se aprecia a simple vista.

Para la construcción de fraccionamientos en Chihuahua, las empresas deben contar con permisos federales, estatales y municipales, en materia de desarrollo urbano, ecología y estudios hidráulicos, los cuales posee la constructora a cargo de la obra.