San Luis Potosí
Anticonstitucional el decomiso de vehículos con vidrios polarizados
Dice el presidente de los abogados
El Sol de San Luis
6 de mayo de 2011

Redacción / El Sol de San Luis

San Luis Potosí, San Luis Potosí.- El decomiso de vehículos por los vidrios polarizados, se contrapone de fondo con lo que estipula la Constitución, porque la Carta Magna señala en su artículo 14, que ninguna persona puede ser privada de sus bienes "sino mediante un juicio seguido por el tribunal correspondiente", y en base a ello los ciudadanos afectados pueden promover juicios de constitucionalidad o recursos de amparo.

Así lo señaló el presidente de la Asociación Potosina de Abogados de San Lusi Potosí (APA), Martín Vaca Huerta, quien indicó que si bien el Reglamento de Tránsito de San Luis Potosí contempla la inmovilización y arrastre de vehículos que son utilizados en un delito, el decomiso generalizado por traer los vehículos polarizados se contrapone con la Constitución.

Es muy cierto que la medida sobre el decomiso de esas unidades contribuye de manera importante en el combate a la delincuencia, pero requiere de estar mejor fundamentada para evitar que se den casos de juicios o amparos que promuevan las personas afectadas.

El decomiso de vehículos se fundamenta en una ley secundaria, pero se contrapone de fondo con la Constitución porque la Carta Magna señala en su artículo 14, que ninguna persona puede ser privada de sus bienes "sino mediante un juicio seguido por el tribunal correspondiente".

Ese señalamiento en la Carta Magna abre la posibilidad para que ciudadanos afectados promuevan juicios de constitucionalidad o recursos de amparo que legalmente les son otorgados, "porque si bien es cierto que son leyes que prevén ciertos actos de autoridad se contraponen con la Constitución".

Sin embargo es un tema que debe atenderse para "lastimar lo menos posible a la ciudadanía", porque debido a la situación económica, hay personas que tienen dificultades para cumplir con el pago de la tenencia, en el caso de vehículos decomisados por las placas vencidas, sobre todo porque las multas y recargos resultan más costosos que la propia tenencia, para algunas personas.