San Luis Potosí
El Sol de San Luis, un diario sembrador de esperanzas
El Presbítero Armando Oliva Varela ofició la misa para celebrar el 58 aniversario del Periódico de los Potosinos, El Sol de San Luis. Foto: El Sol de San Luis.
Mantiene fielmente sus ideales de veracidad y limpieza
El Sol de San Luis
5 de diciembre de 2010

Angélica Maldonado Morales

San Luis Potosí, San Luis Potosí.- "El Sol de San Luis" es un periódico de familia que ya forma parte de cada uno de nosotros, y no solamente nos informa, sino que también nos ayuda a ser reflexivos en cada una de sus páginas, permitiéndonos tener una actitud crítica ante los acontecimientos que se viven cada día. Todo esto yo lo encuentro en este periódico".

"En el pasado "El Sol de San Luis" ya formaba parte de las familias. Algo muy típico que encontramos en la familia potosina es sentarnos a la mesa, compartir los alimentos, y luego sentarnos a leer el periódico hojeando cada una de sus secciones".

"Traten, pues, de seguir manteniéndose en ese nivel, mantenerse a la vanguardia, y sobre todo dar lo mejor de sí mismos teniendo siempre presentes la fidelidad a los ideales de sus fundadores".

Así lo expresó ayer durante la Misa de acción de gracias por el LVIII aniversario del periódico "El Sol de San Luis", el presbítero Armando Oliva Varela, rector del Santuario de San José y del Señor de los Trabajos, y ecónomo de la Arquidiócesis de San Luis Potosí.

Esta celebración, a la que se dieron cita directivos y trabajadores de todos los departamentos de nuestro diario, se realizó en la bella capilla del suntuoso Santuario de la zona centro de nuestra ciudad.

El sacerdote celebrante indicó:

"Es bueno voltear hacia atrás y ver los orígenes de esta gran empresa, recordando a los fundadores y periodistas que se congregaron para iniciar esta gran obra con entusiasmo y esfuerzo, pero también para recordar las carencias y situaciones difíciles que atravesaba la sociedad en ese tiempo. Por eso le damos gracias a Dios por este caminar, por esta historia que se ha hecho vida durante 58 años. También es bueno tener presentes en esta eucaristía a todos los que han colaborado en "El Sol de San Luis" y que ya están en la presencia de Dios, pues ellos caminaron en esta empresa, aportaron, dieron, compartieron su vida y su trabajo".

"Los invito a ver el presente, a ver los retos que se viven hoy en día, los desafíos que presenta nuestra sociedad y saber cómo enfrentarlos sin perder de vista los ideales de los fundadores. Deben ser fieles a los ideales de los fundadores que se basaron en un periodismo veraz, limpio, un periodismo que sea el puente entre lo que se vive y lo que leerán los potosinos".

"Esos desafíos que se presentan hoy en día se pueden contrarrestar dando lo mejor de sí mismos para crecer como personas y como empresa. Una persona que diariamente tiene una autoestima alta va a lograr todo lo que se propone en la vida, todos sus propósitos, metas, ideales y proyectos. Sin embargo una persona que tiene una autoestima baja todo lo verá gris, todo lo verá con desánimo y pesimismo. Por eso es importante que recuerden que todos son importantes en la empresa, desde el que hace el trabajo más sencillo hasta el que hace el trabajo más difícil o más pesado".

"Es importante crear un ambiente positivo que los haga sentirse contentos en su trabajo para dar frutos como empresa, como compañeros, como familia de "El Sol de San Luis", y ser personas de esperanza, emprendedoras, que estén a la vanguardia para enfrentar desafíos que vive nuestra sociedad. Si es así esta empresa periodística permanecerá mucho tiempo, porque estará actualizada, vivirá al día y ofrecerá lo mejor a nuestra sociedad".

"Hoy nos reunimos en esta celebración eucarística para darle gracias a Dios por el LVIII aniversario del Periódico "El Sol de San Luis". En una acción de gracias siempre es bueno que encontremos una palabra de aliento".

"Jesucristo es el modelo de la gratitud y lo encontramos cuando cura a diez leprosos y sólo uno regresa a darle las gracias. Esto nos deja muy claro cómo a nuestro Padre Dios le gusta que seamos agradecidos. De hecho la Eucaristía es y significa una acción de gracias, por eso nuestros padres espirituales han dicho que vale más una misa en vida que 100 después de muertos, porque estando vivos escuchamos la Palabra de Dios, comemos ese Pan que nos da la vida eterna, sin quitarle el mérito a la oración que hacemos por nuestros difuntos".

"Muchas felicidades, que Dios los siga bendiciendo y que EL SOL DE SAN LUIS siga adelante, a la vanguardia, como hasta ahora".