Internacional
Mejor educación para 2021, misión de la Cumbre Iberoamericana
Organización Editorial Mexicana
2 de diciembre de 2010


AP

Buenos Aires , Argentina.- Las carencias del sistema educativo son similares en la mayoría de los países de América Latina: falta de recursos, docentes mal pagos y sin capacitación, deserción escolar y analfabetismo.

Ante la situación regional la XX Cumbre Iberoamericana, que se realizará en Mar del Plata el 3 y 4 de diciembre, tiene como lema "Educación para una inclusión social".

"Esta es una cumbre más concreta, que tiene un producto, que son las metas (educativas) 2021, con presidentes que le dan importancia a la educación", dijo el ministro de Educación argentino Alberto Sileoni en una entrevista con la AP.

Pese a que los países invierten cada vez más en educación, en promedio los estados sólo destinan 4% de su producto interno bruto al sector.

"Hay una circunstancia muy obstaculizadora de la educación, que es la pobreza... En sociedades desiguales, hay problemas educativos", admitió Sileoni.

La pobreza afecta a 180 millones de personas en la región, según un reciente informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe.

La falta de recursos es una de las principales causas de la deserción escolar, especialmente en el nivel secundario. No hay cifras oficiales de Iberoamérica en su conjunto, pero por ejemplo en España --un país con un mayor nivel de desarrollo-- el abandono alcanza el 31,2%.

Según Sileoni, se van los chicos más pobres. "Los pobres no son menos capaces, tienen menos posibilidades", señaló.

Estadísticas regionales indican que en Argentina, Colombia y Ecuador los niños de 5 años deben concurrir obligatoriamente a la escuela. En Bolivia, Honduras, Paraguay y Guatemala apenas entre el 35% y el 50% de los niños de esa edad están escolarizados.

Los presidentes se comprometerán a que para 2021 todos los alumnos cumplan 12 años de educación formal.

La escuela pública "carga con la responsabilidad de dar ingreso a nuevos sectores que no pagan. Es el Estado el que corre con el gasto y tiene un límite, por lo que esta ampliación se vuelve de baja calidad", advirtió Guillermina Tiramonti, investigadora de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales y docente de Universidad de La Plata.

"Las condiciones de infraestructura, logística, laboratorios, aulas, es bastante deficiente. Hay hacinamiento de niños, se han creado varias jornadas de trabajo (turnos de clases)", dijo el presidente de la Federación Colombiana de Educadores, Cenen Niño.

"Eso genera unas condiciones de inequidad muy grandes para los niños y condiciones de sobreexplotación para los educadores", advirtió.

En el interior de Paraguay los alumnos estudian bajo los árboles y en Dominicana sólo 61% de las escuelas tiene agua potable.

En general los maestros --unos 7 millones en la región-- ganan en promedio unos 650 dólares mensuales. Para obtener más ingresos suman varias horas de clase en distintos establecimientos, lo que les resta tiempo para capacitarse, uno de los objetivos de la cumbre.

El analfabetismo aún es un problema grave en la región. Sólo Cuba prácticamente lo erradicó --afecta al 0,2% de una población de unos 11 millones y República Dominicana tiene 11,8%.

"Hay más mujeres analfabetas que hombres, así como es más frecuente en la población rural e indígena que en entornos urbanos", según OEI.

La incorporación de nuevas tecnologías es otra de las metas. El 37% de las escuelas de la región tienen salas de computación.

Algunos gobiernos han entregado computadoras portátiles gratis, pero el defecto de estas iniciativas es que se reducen a la entrega de computadoras y no están acompañadas por planes de estudio que ayuden a docentes y alumnos a pensar con nuevas herramientas, opinó Fabio Tarasow, especialista en educación y nuevas tecnologías.