México
Desmienten captura del hijo de La Tuta
Organización Editorial Mexicana
27 de julio de 2010


El Occidental

Valdemar Hernández Barajas, el líder de una de las células de "La Familia Michoacana", que tenía a su cargo avanzar en territorio jalisciense, resultó ser uno de los detenidos por la policía estatal en Mazamitla, Jalisco, con todo un arsenal que incluye nueve granadas de fragmentación M67.

El nombre verdadero del implicado es Rafael Guido Hernández, quien ya había estado detenido en Michoacán por poseer casi tres kilos de mariguana. La Secretaría de Seguridad desmintió que se trate de un hermano o hijo de Servando Gómez Martínez "La Tuta".

Por el momento, los detenidos se encuentran a disposición de personal de la PGR, donde serán investigados, así como de la Procuraduría de Justicia del estado, pues se les relaciona con hechos delictivos acontecidos en las regiones Ciénega y Sureste de Jalisco.

Patrulleros estatales efectuaban un recorrido de vigilancia por una brecha que conduce al rancho Las Tecatas, ubicado entre los municipios de Valle de Juárez, Quitupan y Mazamitla, cuando avistaron a varios sujetos que viajaban en tres camionetas, una Cheyenne de color naranja, modelo 2002 con placas GY-03141 del estado de Guerrero, y una Chevrolet Yukón de color azul, sin placas de circulación. Del tercer vehículo no se tienen mayores datos.

Trascendió que los uniformados pidieron apoyo a otras unidades, logrando así la captura de seis individuos que viajaban en las dos camionetas antes citadas; el tercer automotor logró darse a la fuga.

Los detenidos son vecinos de Nayarit y fueron identificados como Andrés Rentería Torres, de 31 años, con domicilio en Tacámbaro; Iván Nicolás Paredes y Valdemar Hernández Barajas, ambos de 20 años, y Cámero Mendoza Chávez, de 19 años (estos tres, vecinos de Apatzingán); Rolando Cruz Aguilar, de 27 años, nacido en Parácuaro, y Óscar Omar Ayala Morales, de 18 años, residente de Cotija.

Valdemar Hernández, que se ostentó como hijo de "La Tuta" y "orgullosamente de La Familia Michoacana", resultó llamarse finalmente Rafael Guido Hernández y le han encontrado la ficha signalética que indica que tiene antecedentes penales, debido a que fue detenido hace un par de años en Lázaro Cárdenas, Michoacán, con dos kilos 950 gramos de mariguana, pero fue puesto en libertad y estaba al frente de este grupo criminal que fue detenido en Valle de Juárez, Jalisco, en los límites con Michoacán.

Informó la policía estatal que a partir de los incidentes de Tizapán, donde emboscaron cuatro patrullas y asesinaron a un policía, se intensificó la vigilancia en la zona y fue como se logró la captura de los seis implicados.

Entre las armas aseguradas están siete rifles de asalto AK-47, nueve granadas de fragmentación y dos mil cartuchos y pistolas, además de ropa camuflada.

Cabe señalar que el operativo fue calificado de exitoso, pues no hubo intercambio de disparos.

Hasta ahora se les vincula con el enfrentamiento del pasado 18 de julio con la Policía del municipio de Tizapán el Alto, en el que resultaron tres oficiales heridos y uno muerto, Juan José Hernández Ávalos, de 36 años; también asesinaron a Marcelo Gamaliel Seda Carreto, exsubdirector de la Policía de Zapotiltic, quien fue ejecutado el 22 de julio en el municipio de Gómez Farías, donde se usaron las armas que ahora les encontraron.