Policiaca
Sospechoso suicidio
Fue por la mañana de ayer que se realizó el hallazgo del "suicidado" a inmediaciones de los campos de entrenamiento del Club San Luis. Foto: Armando Castro / El Sol de San Luis.
Hallan ahorcado a un joven camino a la presa San José
El Sol de San Luis
6 de diciembre de 2009

Arturo Guillermo Moreno

San Luis Potosí, San Luis Potosí.- Lo que aparentemente se trataba de un homicidio por ejecución, fue considerado por la policía como un suicidio, al ser encontrado ahorcado ayer por la mañana un joven en camino a la Presa de San José. Extrañamente tenía puesta una bolsa de hule en la cabeza y las manos atadas con un cincho.

El sospechoso "suicidio", fue descubierto ayer aproximadamente a las 9:30 de la mañana a inmediaciones de los campos de entrenamiento del equipo de futbol Club San Luis, conocido también como la "Casa Roja" (por la contra presa) aunque de lo anterior la Policía Ministerial del Estado no dio a conocer absolutamente nada y surgieron con ello las especulaciones.

Sin embargo trascendió que por la mañana, unas personas que pasaban por el rumbo del camino a la Presa de San José, realizaron el macabro hallazgo y de inmediato dieron parte a las autoridades correspondientes.

Al sitio se desplazaron tanto elementos de la Ministerial del Estado, como de Seguridad Pública Estatal, que al comprobar el dicho de quienes descubrieron el cuerpo, solicitaron la presencia de un agente del Ministerio Público y de personal de Criminalística y Servicios Periciales, a fin de recopilar algún indicio que lleve a esclarecer el caso.

En el lugar se pudo apreciar que se trataba de un joven, que colgaba totalmente del cuello con un mecate de nylon para tendedero en color verde, el que ató a la rama de un pirul.

El cuerpo de la víctima, quien vestía playera blanca, pantalón de mezclilla azul y tenis en color gris con azul, tenía sobrepuesta una bolsa de hule rosa claro en la cabeza y dentro de la misma se apreciaba sangre, que posiblemente le brotó de la nariz, además las manos las tenía hacia adelante y sujetas con un cincho blanco, lo que hace sospechar que por su propia cuenta se amarró y si tapó la cabeza.

Posteriormente en las investigaciones se estableció que el infortunado se llamó Isaí Jacob Hernández Gutiérrez, de 24 años de edad y tuvo su domicilio particular en la Circuito Ricardo B. Anaya No. 333 en la unidad habitacional Manuel José Othón.

Extraoficialmente trascendió que en la casa del malogrado joven, fue localizado un recado póstumo entre sus pertenencias, pero se ignora qué pudo haber escrito y esto da pie a la policía para "afirmar" que se trató de un suicidio, sin embargo está la duda de saber si en realidad fue un suicidio o lo mataron.

También se supo que llevaba de ocho a 10 horas de haber fallecido, lo que hace suponer que los hechos ocurrieron en las primeras horas de la madrugada de ayer.