Municipios
Más de mil ex-braceros, sin indemnización
Juanita Rangel Mata, representante de la Unión de ex Braceros. Foto: El Sol de San Luis.
Los engañaron
El Sol de San Luis
1 de febrero de 2009

María Concepción del Angel

Matehuala, San Luis Potosí.- Tal como lo advirtió la representante de la Unión de ex Braceros y Migrantes del Noreste de México, A.C., Juanita Rangel Mata, más de 1,000 ex braceros que laboraron en los Estados Unidos entre los años 1942 y 1964 y que fueron despojados de sus documentos con falsas promesas de seudo líderes, quedaron fuera del programa de indemnización de los 38,000 pesos autorizados por Gobierno Federal.

Lo anterior fue confirmado por el diputado Hilario Vázquez Solano, presidente de la Comisión de Asuntos Migratorios, quien informó que el pasado 28 de enero se cerró el proceso de inscripción de ex braceros en el Fideicomiso que Administrará el Fondo de Apoyo Social para ex Trabajadores Migratorios Mexicanos.

Vázquez Solano precisó que en San Luis Potosí se atendió un total de 8,029 solicitantes, de los cuales solamente 6,668 quedaron inscritos y 1,361 no pudieron completar su registro por la falta de la documentación solicitada.

Puntualizó que: "muchos quedaron fuera por la falta de documentos que a algunos les robaron en el Carmen, Nuevo León, 6,668 expedientes quedaron completos y en 1,361 faltó algún documento y quedaron fuera, es algo que a nosotros nos preocupa y duele porque son personas de la tercera edad".

Agregó que se va a promover un nuevo punto de acuerdo ante el Congreso de la Unión para solicitar que se atienda a las personas que por falta de algún documento no pudieron completar su registro y se les pueda entregar este apoyo, dado que son personas adultas mayores que lo requieren para atender sus necesidades básicas.

Indicó que también se mantendrá comunicación con los legisladores del Congreso de Nuevo León, Coahuila y Zacatecas, para solicitar se recupere la documentación que muchos ex braceros de San Luis Potosí entregaron a algunas personas para que les apoyaran en la recuperación de su ahorro y que finalmente les robaron.

La Unión de ex Braceros y Migrantes del Noreste de México, A.C., denunció en diferentes ocasiones que la documentación de los migrantes engañados se encuentra en poder de Carlos Marentes, en El Paso, Texas; Guadalupe Gutiérrez Martínez, en el Carmen, N. L.; Juan Manuel Ojeda, en San Pedro, Coahuila, y Prisciliano Sena Velázquez, en Zacatecas.

En Matehuala se logró la recuperación de más de 1,000 de estos documentos gracias a las gestiones realizadas por el representante de Gobierno del estado, Paulino Martínez Carmona.