San Juan del Río
Demanda penal contra Chucho
Estas acciones son por la ingratitud de Jesús Rodríguez no contra el partido, al partido mis respetos, Pedro González Rivas, Expresidente del PRI.
El Sol de San Juan del Río
12 de abril de 2008

Montserrat Martínez

Querétaro, Querétaro. Pedro González Rivas, ex dirigente estatal del PRI, afirmó que no tiene nada en contra de su partido si no de Jesús Rodríguez Hernández, por lo que lo demandará penalmente ante el adeudo del pago de renta de la sede estatal de dicho partido político.

"Si el señor no me entregó los muebles de la lista, aunque sean muebles viejos como él dice pero tienen un valor, si no me los entrega no sé qué acción vaya a tomar mi abogado pero ten por seguro que lo voy a demandar penalmente, tenlo por seguro. Yo verdaderamente estuve esperando a que por las buenas me lo regresara (...) le pedí que me lo entregara porque ese edificio ya está muy viejo, quiero tirarlo y construir uno de tres niveles pero necesito que me lo des, 'Chucho por el amor de Dios dámelo' y me dijo que sí", advirtió.

En entrevista, dejó en claro que una vez que entre en funciones otro dirigente del Partido Revolucionario Institucional (PRI) está dispuesto a volver a prestar el edificio para que trabaje este instituto político.

"Si entra otro presidente que no forme parte de los grupos con mucho gusto les vuelvo a prestar el edificio y los muebles, porque soy priísta y no estoy contra el PRI, al contrario".

En lo que respecta al inmueble, recordó que no es la primera vez que presta un inmueble al tricolor ya que en el año 2000 a solicitud del licenciado Labastida le facilitó a la dirigencia a cargo de Miguel Calzada el edificio de su propiedad ubicado a un costado del Club de Industriales, y fue en 2003 cuando decide facilitar el edificio de avenida Constituyentes.

"Yo siempre he sido priísta y siempre lo seré, las acciones que he tomado no son contra el PRI, al contrario yo creo que soy el único que ha apoyado al partido en los últimos ocho años, no quiero que esto se distorsione ni que Jesús diga que esto es en contra del PRI, es en contra de él (...) estas acciones son por la ingratitud de Jesús Rodríguez no contra el partido, al partido mis respetos", aseveró.

González Rivas detalló que una vez que Miguel Calzada deja la presidencia del PRI él la asume de forma interina hasta el 5 de mayo de 2004, siendo un día antes que entregó este edificio a la Cámara Nacional de Comercio en Pequeño (CANACOPE), como consta en la fe de hechos con expediente 967.04 de la Notaría Pública 31.

Cuando Jesús Rodríguez es electo me pide que le deje el edificio y el mobiliario a afecto de poder estar ahí un tiempo y después salirse, para eso le digo que hay un contrato de comodato (...) y acordé con Jesús de que le iba a dar una cooperación a la CANACOPE de 20 mil pesos en lo que él dejaba el inmueble, estoy hablando de mayo de 2004, pasó mayo, junio, julio, agosto y hasta septiembre me dio 20 mil pesos, y me pagó exclusivamente tres meses y costa en los documentos porque se le dio un recibo de cooperación", explicó.

El ex dirigente partidista detalló que en reuniones posteriores le solicitó que le entregara el edificio, e incluso le ofreció el apoyo para comenzar con la construcción de una sede propia para el PRI, petición que nunca secundó Rodríguez Hernández; aunado a la "descortesía" de invitarlo a las sesiones de Consejo Político, del que es miembro por su carácter de ex presidente del tricolor.

"Todo sabemos lo que ha hecho, la descortesía hacia mí, el querer secuestrar al partido para él, eso es lo que ha hecho y más mi enojo, porque no me entrega ni mi edificio ni mis muebles (...) yo no formo parte de ningún grupo político y él sí, él quiere ser candidato a gobernador, él quiere poner a su gente y eso no puede ser, yo no estoy con ningún candidato ahora que se va a elegir a la presidencia ni estoy con ningún grupo (...) yo creí en Jesús y ahora está deschavetado".

Lamentó la actitud que ha tomado el actual dirigente de este partido ante este conflicto, al decir que con la demanda de reivindicación daña la imagen del PRI, sobre todo por el apoyo incondicional que ha realizado en los últimos años.

"Si tú pones una cuenta de 50 mil pesos de renta desde el 2000 hasta ahorita son muchos millones, es mentira lo que dice, sólo me pagó tres meses y ahí está en el IEQ los recibos de CANACOPE, es un mentiroso".

Pedro González Rivas explicó que se debió a una mala defensa de su abogado Raúl Ontiveros que perdió el juicio de devolución del inmueble hace dos años y sólo ganó la devolución de los muebles, situación que se ejecutó hasta esta semana.

"Por una mala defensa se pierde este juicio y lo volvemos a iniciar hace unos seis meses, iniciamos nuevamente para que nos entregue el edificio, nosotros ganamos la entrega de los muebles, no son muebles viejos ahí estaban en el edificio y hasta el conmutador era mío", concluyó.