Sociedad
Carta a los Reyes Magos
La carta anual dirigida a los Magos de Oriente, que los niños no olvidan redactar para esta noche. Foto Tere Nieto./El Sol de San Juan del Río

El Sol de San Juan del Río
5 de enero de 2008

Laura Olguín

San Juan del Río, Qro. Queridos Santos Reyes...la típica frase con la que inicia la carta a los personajes más esperados por los niños, los Reyes Magos: Melchor, Gaspar y Baltasar, a quienes esta noche esperan con gran ilusión, luego de haber hecho la carta correspondiente con la larga lista de obsequios que esperan recibir en la visita este año.

La noche de cada año, más esperada y mágica para los niños como es la del 5 de enero, llegó y con ésta la ansiada visita de los Magos de Oriente, en recuerdo de la visita que hace más de 2 mil años hicieron al Niño Dios, a quien ofrecieron sus simbólicos regalos: oro, incienso y mirra.

Los niños sanjuanenses, desde hace algunos días empezaron a redactar su respectiva carta para enviarla a los Reyes Magos, a través de diferentes métodos, algunos con el original, como es el de dejar la carta en un zapato junto al árbol de navidad o nacimiento, otros para que llegara más rápido eligieron los globos de gas, pero seguro que nadie olvidó hacer su carta de Reyes.

La tradición cuenta que los Reyes vinieron de Oriente y que eran guiados por una hermosa estrella que los condujo a Belén, donde buscaron al Niño Jesús recién nacido para adorarlo, ofreciéndolo oro: que representa su naturaleza real como presente conferido a los reyes; incienso: representa su naturaleza divina, empleado en el culto en los altares de Dios y mirra: un compuesto embalsamador para los muertos, representando el sufrimiento y muerte futura de Jesús.

Melchor, Gaspar y Baltasar considerados originarios de Asia, Europa y África, hombres sabios y de ciencia, astrólogos que conocían con precisión el movimiento de las estrellas, tradición a la que se han ido añadiendo detalles simbológicos, como que eran representantes de las tres razas conocidas en la antigüedad; que representaban las tres edades del hombre, y que eran representantes de los tres continentes Asia, África y Europa.