San Juan del Río
Inundación en Tequisquiapan
SE observó la presencia del Ejército mexicano con la implementación del programa DNIII. Foto: El Sol de San Juan del Río.
El Sol de San Juan del Río
19 de julio de 2012

Monsetrrat García

San Juan del Río, Qro.- Torrencial lluvia afectó a más de 40 familias en la comunidad de La Fuente en el municipio de Tequisquiapan, algunas de las principales calles quedaron completamente afectadas debido a que la fuerza de la corriente se llevó el empedrado y la tierra que cubría el sistema de drenaje que recientemente se introdujo, dejando al descubierto la tubería.

El director general de la Unidad Estatal de Protección Civil (UEPC) José Gerardo Quirarte Pérez, informó que la madrugada de este miércoles se activó la alerta en la mencionada comunidad al elevarse el parámetro a semáforo rojo por una lluvia torrencial de 154 milímetros que duró alrededor de cuatro horas.

 Indicó que a la 1:30 horas las unidades estatal y municipal de Protección Civil, Seguridad Pública Municipal, Policía Estatal y Bomberos de Tequisquiapan, procedieron a desalojar a los moradores y brindarles seguridad, al mismo tiempo se activó el refugio temporal en la Casa Ejidal. La UEPC entregó cobijas, paquetes de limpieza y colchonetas a los afectados, que en su mayoría prefirieron alojarse con familiares y vecinos.

 Apuntó además que la contingencia se levantó cerca de las 5 de la mañana, sin embargo, la Comisión Especializada en temas hidrometeorológicos, se mantiene en alerta permanente ya que se pronostica para hoy lluvia de ligera a moderada en la zona, y se continuará monitoreando los bordos La Fuente y El Tejocote.

Por su parte, vecinos refieren que no recibieron apoyo de ninguna autoridad municipal, estatal o federal, por lo que los afectados tuvieron que buscar la manera de resguardarse, así lo comenta la señora María Juana León Reséndiz, quien tiene su domicilio en la calle de Hermanos Aldama y en cuya parte trasera de su casa pasa un arroyo, por lo que expone que a partir de las 22 horas escuchó el golpeteo de piedras en su pared jaladas por el agua que escurría, motivo por el que procedió a buscar cobijo con otros familiares y ponerse a salvo. Una vez concluida la lluvia a las 24 horas aproximadamente, dijo sacó sus pertenencias del cuarto afectado, donde el nivel de agua llegó alrededor de los 50 centímetros de alto.

Una situación similar vivieron otras familias que habitan una de las calles más afectadas fue Justo Sierra, ahí los daños materiales fueron severos, pues el agua se introdujo a todas las habitaciones de las casas, tiró bardas e incluso un canino perdió la vida ahogado.

El señor José Luis Ronquillo Soria, quien tiene su casa en la calle de Mariano Jiménez, explica que el agua se introdujo a su casa y sobrepasó la altura de sus camas, lo que le echó a perder colchones, además de los electrodomésticos, papeles, muebles y demás objetos, e incluso la corriente tiró una de sus bardas traseras.

Afortunadamente, no se notificaron la pérdida de vidas humanas, aunque sí incuantificables daños materiales, pues la mayoría de las familias vieron afectado su patrimonio.

Todavía por la mañana de ayer las calles parecían arroyos, pues el agua seguía corriendo. Explican los vecinos que hace cuatro años les pasó algo similar, sólo que en esta ocasión los daños en las calles fueron peores, debido a que hace dos meses se terminó la obra de introducción de drenaje y como la tierra seguramente quedó blanda, así como el empedrado, el agua se la llevó dejando toda la tubería del drenaje al descubierto, inclusive una camioneta fue jalada alrededor de 300 metros por la corriente de agua y quedó varada dentro del boquete que se abrió en el sistema de drenaje.

Por último, manifestaron que esperan apoyo sobre todo de las autoridades estatales, pues con lo sucedido hace cuatro años, el gobierno municipal no hizo nada. Aunque en esta ocasión sí se observó la presencia del Ejército mexicano con la implementación del programa DN3 y también acudió personal de la Comisión Estatal de Aguas para iniciar los trabajos de rehabilitación.