Policía
Sorprende la muerte a indigente de "la guitarra"
El así conocido como el "indigente de la guitarra", de la "guitarra mágica", entre otros, murió ayer aparentemente a consecuencia de una bronco aspiración. Foto: El Sol de Salamanca
El Sol de Salamanca
4 de febrero de 2014

Ricardo Prieto S.

Salamanca, Guanajuato.- El así conocido como el "indigente de la guitarra", de la "guitarra mágica", entre otros, murió ayer aparentemente a consecuencia de una bronco aspiración en céntricas calles de la ciudad; el mismo incluso había sido modelo de artistas salmantinos.

Fue alrededor de las 12:43 horas cuando personal policial que hacía su recorrido por las calles de primer cuadro detectaron a dicho individuo sentado en los escalones de una vivienda de la calle Allende entre 5 de Mayo y Sánchez Torrado.

Sin embargo, a diferencia de otras ocasiones, éste no se movía, por lo que solicitaron una ambulancia en la escena para que checaran al individuo, de este modo paramédicos de la Cruz Roja a cargo de la ambulancia 379 se desplazaron al lugar.

Al revisar al hombre, se informó que el mismo carecía de signos vitales, presumiéndose que la causa de muerte pudo haber sido una bronco aspiración, asunto del cual se dio parte al personal de la Policía Ministerial.

Se recordará que el hoy occiso fue incluso objeto de una pintura que fue expuesta en el museo Hidalgo, la misma realizada por el artista plástico Agripino Aguilar Negrete, su obra fue titulada "El Guitarrista", esto dentro de la exposición "Personajes de mi Pueblo"; realizada el mes de febrero del año anterior.

Asimismo no hace más de unos tres meses el individuo ya había sido dado por muerto ya que supuestamente, el mismo estaba tirado en la calles de Aldama casi con Sánchez Torrado, cerca de la parada de los microbuses.

Igualmente los cuerpos de emergencia y autoridades acudieron a dicho sitio a tomar parte de lo sucedido, encontrándose al mencionado indigente pero éste no estaba fallecido, sino en una de sus acostumbradas siestas de medio día.

Aunque muchas eran las historias del mismo, en lo que varias coincidían es que era originario de Nativitas, que el mismo alguna vez tuvo un buen trabajo, una esposa e hijos; sin embargo, aparentemente una adicción lo convirtió en lo que a últimas fechas sólo se conocía de él.

Pasadas las dos de la tarde al lugar del deceso se presentaron las autoridades ministeriales junto con el personal del Servicio Médico Forense para hacerse cargo del cuerpo del que ahora solo será un recuerdo más en la memoria de esta ciudad.