Valle de Santiago
Palpable el beneficio de las lluvias en el agro
Gracias al buen temporal, el campo reverdece y promete buenas cosechas. Foto: El Sol de Salamanca
El Sol de Salamanca
20 de julio de 2012

Jorge Andrade

Valle de Santiago, Guanajuato.- Las lluvias, siguen y las bendiciones para el agro local, son palpables. Dialogando con algunos agricultores nos comentaban que las lluvias casi se han generalizado y que una buena parte del municipio, se encuentra totalmente llovido luego de las intensas precipitaciones de los últimos días.

Esto, representa una alegría para la gente del campo pero principalmente para quienes siembran en el cerro. Los temporaleros, no tienen más opciones de levantar cosecha, que con la bendición del cielo, quien lo que va de este mes de julio, ha sido prometedor. Sin embargo no sólo los temporaleros se han visto beneficiados con las lluvias.

Gracias a que las lluvias se han generalizado, quienes tienen pozos se han ahorrado una buena cantidad de energía eléctrica, ya que no ha habido necesidad de soltar el lado pues la lluvia del cielo, ha sido lo suficientemente intensa como para humedecer lo suficiente la tierra y garantizar el crecimiento de sus granos.

Y no sólo eso, sino que se ahorra una gran cantidad de agua que en otras ocasiones, han tenido que extraer de las entrañas de la tierra. Así que las lluvias han sido benéficas para todos los agricultores del municipio que tienen una enorme fe en que en esta ocasión, si van a tener muy buenas cosechas.

De hecho, aquellos que sembrar maíz ya tienen elotes, lo que no había sucedido en años anteriores y la alegría de los campesinos es inmensa. No tienen con que pagar los beneficios que les ha acarreado el buen temporal.

Sin embargo esperan que las lluvias continúen y siguen solicitando a las autoridades religiosas y organizadores de las festividades del mes de julio en honor de Santiago apóstol, que evite la quema excesiva de pólvora para evitar que este buen temporal, se vaya y con ello, los afecte en el trabajo de hacer producir la tierra.