Valle de Santiago
Muere calcinado
Por desgracia, una persona perdió la vida trágicamente en este accidente. Foto: El Sol de Salamanca
El Sol de Salamanca
5 de abril de 2012

Jorge Andrade

Valle de Santiago, Guanajuato.- Miércoles Santo...¡Con olor a Muerte!. El diablo se soltó en plena "Semana Santa" y cobró la vida de un conductor de origen neolonés quién perdió la vida trágicamente, al fallecer calcinado luego de quedar atrapado en el interior de la caseta del tráiler que conducía mismo que se salió de la carretera.

Con la muerte de esta persona, suman dos los fallecidos en diferentes hechos durante las conmemoraciones del " Miércoles Santo "pues una hora antes, una mujer había sido asesinada a balazos por su propio hermano. Información que manejamos por separado en esta misma edición. Regresando este caso, los hechos se registraron aproximadamente 45 minutos después de las tres de la tarde.

La central de emergencias 066 tomó conocimiento que sobre la autopista Salamanca-Morelia al parecer se había registrado un accidente de clasificación salida de camino en donde desafortunadamente, se había originado el incendio de un tráiler cargado con placas de acero y que en el interior, había fallecido calcinado su conductor.

De inmediato, se procedió a dar aviso a la dirección de seguridad publica que por su parte instruyó a elementos de servicio para que hicieran acto de presencia en el lugar de los hechos. Una vez ahí, confirmaron la lamentable noticia. Informaron que el accidente se había registrado a la altura del kilómetro 76 + 500 de la súper Salamanca-Morelia.

El accidente se registró a la altura de la comunidad de "La Magdalena de Araceo". En el lugar se encontraba un tráiler color azul con blanco, que jalaba un doble remolque. Al parecer es marca Keenworth, con placas de circulación 428-99-G del servicio público federal, propiedad de la empresa Transportes Urgentes Nacionales, S.A. (TUNSA), con domicilio o en la calle lateral número 143 de la ciudad de Apodaca, Nuevo León.

El cuerpo del malogrado conductor fue identificado gracias a una identificación de trabajo, con el nombre de Aarón Iván Nuñez González, cuya edad y domicilio se ignora y al parecer originario de Apodaca, Nuevo León.



LOS HECHOS.

Todo parece indicar que el vehículo circulaba viniendo de Morelia con rumbo a Salamanca. Al llegar al lugar del accidente, el conductor perdió el control y derribó la barra de protección de la carretera. Trató de realizar alguna maniobra buscando evitar la volcadura y en esa maniobra, al parecer aplicó los frenos.

Esto ocasionó que los tirantes que sujetaban unas placas de acero de aproximadamente 10 metros de longitud, por un metro de ancho y entre 30 o 40 cm de espesor, se fueran sobre la caseta destrozándola por completo por lo que se presume cuando se originó el incendio, ya el conductor había fallecido.

Las placas de acero, prácticamente volaron y quedaron sobre la cuneta y una de ellas, en una tierra de sembradío. De inmediato se originó el incendio y atrapado entre los hierros retorcidos del vehículo que conducía, falleció el conductor de esta unidad que murió horriblemente calcinado.

Los bomberos voluntarios de esta ciudad, se encargaron de apagar el fuego. El ambiente estaba impregnado con olor a muerte....A diesel y a carne quemada. En una superficie de aproximadamente cinco metros, se encontraban diseminados los restos de la caseta y bajó los hierros retorcidos por la acción del fuego, lo que quedó del malogrado conductor.

Un poco más tarde, personal de la policía ministerial acompañando a uno de los agentes del ministerio publico con sede en la ciudad de Salamanca, tomaron conocimiento de los hechos y ordenaron el traslado de los restos calcinados del conductor a bordo de una unidad del servicio médico forense a la ciudad de Irapuato para la práctica de la necropsia de ley.