Opinión
Ciencia
Germán Martínez Hidalgo
Pierre Simon Laplace (1749-1827)

El Sol de Puebla
18 de mayo de 2008

Todas son quimeras un matemático

De primera fila diría Napoleón I

(5a. Parte)

Germán Martínez Hidalgo

Sociedad Astronómica de Puebla A.C.

LAPLACE PRECURSOR DE LA IDEA DE LOS AGUJEROS NEGROS

"El espectáculo del cielo debió atraer la atención de los primeros hombres, sobre todo en los climas donde la serenidad del aire invitaba a la observación de los astros..."

Pierre Simon Laplace (Precis de l'Histoire de l'Astronomie)

Tanto LAPLACE como LAGRANGE fueron fundadores y maestros de L'ECOLE POLYTECHNIQUE DU PARIS (ESCUELA POLITÉCNICA DE PARIS) y de L'ECOLE NORMALE SUPÉRIEURE (ESCUELA NORMAL SUPERIOR) gloria trascendente de la educación francesa que legara la "era napoleónica".

LAPLACE también escribió un bello ensayo -una BREVE HISTORIA DE LA ASTRONOMÍA- que viene a constituir el quinto libro de EXPOSITION DU SYSTEME DU MONDE, originalmente lleva el título de PRECIS DE L'HISTOIRE DE L'ASTRONOMIE; es un acertado y ordenado desarrollo de los descubrimientos y métodos utilizados para conocer y descubrir el UNIVERSO.

Este astrónomo y matemático puede ser llamado con razón "Padre de los Agujeros Negros", pues combinando la idea de una velocidad de escape -heredada de NEWTON- LAPLACE presenta las consecuencias más fascinantes de la atracción gravitatoria: "los cuerpos obscuros" (agujeros negros), según concluía, dichos cuerpos podían ser tan numerosos como las estrellas. Al respecto dice en su EXPOSICIÓN SOBRE EL SISTEMA DEL MUNDO: "Existían pues en los espacios celestes cuerpos obscuros tan considerables y quizá tan numerosos como las estrellas. Un astro luminoso de la misma densidad que la Tierra, cuyo diámetro fuese 250 veces mayor que la del Sol, no dejaría llegar, debido a su atracción, ninguno de sus rayos hasta nosotros; así pues, es posible que los mayores cuerpos luminosos del Universo sean por ello invisibles".

Esta hipótesis sería coronada por físicos actuales tan notables como ALBERT EINSTEIN (1879-1955), KARL SCHWAZCHILD (1873-1916), ROBERT OPPENHEIMER (1902-1967), STEPHEN HAWKING (1942-), YAKOV BORISOVICH ZELDOVICH (1914-1987), IGOR NOVIKOV (1935-) y LEV DAVIDOVICH LANDAU (1908-1968).

LAPLACE fue nombrado MIEMBRO DE LA LEGIÓN DE HONOR, MINISTRO DEL INTERIOR, CONDE y MARQUEZ DE LAPLACE.

Este gran astrónomo fue un gran matemático, consideró a esta ciencia como una herramienta de alta precisión, que modificó ingeniosamente para tratar con ella los problemas especiales que se presentasen, sin duda este genio francés era un gran filósofo que quería conocer la naturaleza, sirviéndose de la matemática superior.



LAPLACE COMO FÍSICO



"Laplace fue casi tan gran físico como geómetra, sus investigaciones sobre las refracciones, los efectos capilares, las medidas barométricas, las propiedades estáticas de la electricidad, la velocidad del sonido, las acciones moleculares, las propiedades de los gases, atestiguan que nada en las investigaciones de la naturaleza podría serle extraño..."

Fourier en su Elogio a Laplace -15 de junio de 1829-

LAPLACE también se ocupó de la FÍSICA, pues se recordará que en 1780 trabajó en una investigación sobre la naturaleza del CALOR que compartió con el gran químico LAVOISIER, aunque en un principio fue partidario del CALÓRICO como sustancia, luego modificó su criterio y consideró al CALOR como un resultado del movimiento de las partículas. Trabajó sobre el CALOR ESPECÍFICO DE LOS GASES, inventó el calorímetro de hielo, estudió la dilatación de los sólidos y los gases. LAPLACE dejó una herencia incalculable al fundador de la TERMODINÁMICA NICOLAS LÉONARD SADI-CARNOT (1796-1832).

LAPLACE se ocupó además de la ÓPTICA y publicó en 1808 una memoria con el título MEMOIRE SUR LES MOUVEMENTS DE LA LUMIERE DANS LES MILIEUS DIAPHANES (MEMORIA SOBE LOS MOVIMIENTOS DE LA LUZ EN LOS MEDIOS DIÁFANOS), inspirada en los trabajos de ÉTIENNE LOUIS MALUS (1775-1812) y de WILLIAM HAYDE WOLLASTON (1766-1828). LAPLACE no aceptó la TEORÍA ONDULATORIA, como se ve en el libro X de su MECÁNICA CELESTE; consideraba la opción CORPUSCULAR al razonar que una estrella que fuera altamente masiva, no permitiría que salga la Luz y la convertiría en un "Abismo Negro", sin embargo al estudiar la "doble refracción" había logrado demostrar la naturaleza ondulatoria de la Luz, de la que escribe: "Fuerzas atractivas y repulsivas cuya acción no es sensible más que a distancias insensibles... así como Newton lo había demostrado para la Ley de la refracción ordinaria...".

LAPLACE estudió la influencia que puede tener la impulsión de la Luz sobre los Planetas, llegando a la conclusión de que: 1º El Sol desde 2000 años atrás no ha perdido las 2 millonésimas partes de su sustancia; 2º El efecto de la impulsión del la Luz sobre la ecuación secular de la Luna es insensible.

En el mismo estudio se establecen las condiciones atmosféricas de la refracción, también establece la fórmula hipsométrica que lleva su nombre, establece la fórmula exacta para la determinación de la altura por medio de minuciosos experimentos con barómetros; LAPLACE estudió la relación entre la velocidad del sonido en los gases y su calor específico, publicó una memoria sobre las vibraciones longitudinales, estudió la propagación de ondas en los líquidos, desarrolló una teoría del potencial. Su máximo trabajo fue establecer la física en general a la explicación racional de la Mecánica Celeste, obra cumbre de la Ciencia donde superó a NEWTON en la explicación sobre la Gravitación Universal.



GLORIA DE LA CIENCIA FRANCESA



"Lo que conocemos es poco, lo que ignoramos es inmenso..."

Pierre Simon Laplace

LAPLACE murió a la edad de 78 años como una de las glorias de la ciencia francesa. Fue sepultado en el Cementerio del Peré Lachaise de París, de donde en 1868 fue trasladado al mausoleo de la familia COLBERT-LAPLACE en Saint-Julia de Maillec. En su lápida mortuoria no figura -como en la de ARQUÍMEDES o GAUSS- alguno de sus teoremas, pero si la larga lista de honores nobiliarios y académicos que recibió durante su vida. Se cuenta la anécdota que: "Napoleón le comentó a Laplace: He leído su obra y no he encontrado la palabra Dios... Laplace le contestó: Señor, no tuve la necesidad de tal hipótesis... por lo que Napoleón le comentó a Lagrange: Es una hipótesis, pero para algunos es muy necesaria..."



EL ELOGIO HISTÓRICO AL MARQUEZ DE LAPLACE



Fue pronunciado el 15 de junio de 1829 en Sesión Pública de la Academia Real de Ciencias de París, por el Secretario Perpetuo Barón J. FOURIER:

Señores: El nombre de Laplace ha resonado en todas las partes del mundo donde se honra las ciencias; pero su memoria no podía recibir un homenaje más digno que el tributo unánime de la admiración y del pensar, del ilustre cuerpo con el cual ha compartido los trabajos y las glorias. Su vida ha estado consagrada al estudio de los asuntos más importantes que pueden interesar al espíritu humano... Su honra suprema había llegado; el poderoso genio que durante tanto tiempo le había animado se separó de su envoltura mortal y retornó a los cielos...

Siglos después -en 1986- se descubría el asteroide 4628 y como si fuera una profecía de FOURIER, este navegante espacial fue nombrado en honor a LAPLACE como -Asteroide Laplace-.

Las últimas palabras que LAPLACE pronunció fueron: "Lo que sabemos no es mucho, lo que ignoramos es inmenso... todas son quimeras".

Columnas anteriores
Columnas

Cartones