Comunidad y Cultura Local
"Los mayas, tradiciones del sol" en imágenes
Exposición itinerante en España
El Sol de Puebla
11 de enero de 2008

Por Adriana Aurioles



Durante 2008 distintas provincias españolas podrán seguir disfrutando de la exposición fotográfica titulada Los Mayas, Tradiciones del Sol, compuesta por 45 imágenes y 15 paneles que muestran las costumbres y tradiciones que distinguen a esta cultura.

En un esfuerzo conjunto a cargo del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), la NASA y la Fundación Sophia de España, miles de miradas del viejo continente podrán apreciar el descenso del dios Kukulkán (Quetzalcóatl) por la pirámide El Castillo en Chichén Itzá o descubrir la equivalencia de una fecha actual en el calendario maya, entre otras sorpresas.

Palma de Mallorca fue la primera sede donde se inauguró la muestra itinerante y será en febrero de 2008 cuando las imágenes que retratan esta civilización visiten ciudades como Barcelona, Madrid y Valencia.

En palabras de José Huchim, director de la zona arqueológica de Uxmal, el objetivo fundamental del proyecto es la divulgación de la cultura maya, acercar la arqueología y astronomía de esta civilización a distintas comunidades y jóvenes, facilitarles la información para que sirva de incentivo en la continuidad de sus estudios, así como rescatar el conocimiento ancestral y preservar el lenguaje y las tradiciones.

Otro de los objetivos del proyecto es visualizar al sol desde la perspectiva prehispánica, la forma en que era percibido por los mayas y la importancia que le daban al astro con imágenes que están relacionadas a observatorios y edificios que mantienen vínculos con eventos astronómicos en Yucatán, Chiapas y Oaxaca, agregó el especialista.

Tema a destacar en la muestra, es la perspectiva que brinda la NASA del sol como un astro activo que rota y tiene fulguraciones solares además de estudios sobre cómo afecta la vida cotidiana de la humanidad, de los astronautas y satélites.

En 2005, un grupo de investigadores de la NASA asistió a la zona de Chichén Itzá para transmitir el equinoccio en tiempo real al Museo Exploratorium de San Francisco California, donde se congregaron grupos mayas migrantes, quienes a su vez disfrutaron a la distancia del suceso, en medio de una fiesta con bailes y comida típica de su región, comentó Huchim.

Para entonces, organizaciones mayas realizaron pequeñas exposiciones itinerantes en la bahía estadounidense con una selección fotográfica que autoridades del INAH Yucatán hicieron llegar al consulado mexicano en aquél lugar.

Posteriormente, las imágenes se muestran de la misma manera en la ciudad de Los Angeles dando paso al interés por parte de la Fundación Sophia -la que por tercer año consecutivo organiza ciclos en torno a la cultura Maya-, para llevarlas a España y realizar muestras itinerantes.

Dentro de los alcances que pretende la exposición está también ofrecer evidencias de los pueblos mayas en la actualidad, es decir, retratar el contexto en que las comunidades se desarrollan día a día tanto en sus regiones de origen como en las zonas que actualmente ocupan aquellos que han migrado.

Las tradiciones subsisten a pesar de las condiciones que la modernidad va marcando; las creencias, expresiones en vestimentas, simbolismo y procesos agrícolas permanecen vigentes en la vida cotidiana de estas comunidades.

Se debe destacar que no sólo en aquellos pueblos asentados en el país se practican dichas costumbres, han traspasado fronteras al ser ejercidas por grupos mayas migrantes que decidieron dejar sus tierras para buscar fortuna en otros países pero sin olvidar sus tradiciones, mismas que desarrollan en zonas ajenas a las que los vio nacer.

Según Huchim, en la actualidad son más de 6 millones de mayas asentados en territorios de México, El Salvador, Guatemala, Honduras, Estados Unidos y otros países que mantienen vivas sus tradiciones y su lengua en alguna de las más de 30 variantes que hasta hoy se conocen.

Por lo anterior, y con los alcances y el tipo de visitantes que la exposición pueda tener, toda la información contenida en la misma se presenta en tres idiomas, maya, inglés y español, concluyó.