El Sol de Puebla
Puebla, Mex. I
Puebla     .
Reprueban dos Ceresos diagnóstico de la CNDH

EL CERESO de San Miguel recibió en concepto de gobernabilidad una nota de 5.84. Foto: Archivo
El Sol de Puebla
21 de noviembre de 2013

   

por Carolina Vega



El Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria 2012 elaborado por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) reprobó las condiciones de gobernabilidad del Centro de Reinserción Social de Puebla y del Centro de Readaptación Social de Tehuacán.

En el Centro de Reinserción Social de Puebla donde se reportó una sobrepoblación de 972 internos -mayor que su capacidad para 2 mil 205-, personal evaluador de la CNDH señaló la existencia de "control por parte de los internos en seguridad y para el uso de los teléfonos", cobros recibidos por parte de los custodios o por los propios internos en concepto de "protección, asignación de estancia y plancha para dormir y el uso del teléfono" o deficiencias en la imposición de sanciones disciplinarias.

Todo ello hizo que el centro ubicado en la colonia Lomas de San Miguel recibiera en concepto de gobernabilidad una nota de 5.84. Con un promedio algo menor, de 5.07, fueron evaluadas dichas condiciones de gobernabilidad en el Centro de Readaptación Social de Tehuacán. Ambas calificaciones no llegan a la aprobación -con 6.0- y se sitúan por debajo del promedio asignado al año en el estado de Puebla que se situó en un 6.47.

Las deficiencias durante el "proceso de imposición de sanciones administrativas" tales como no respetar el derecho de audiencia, aplicar sanciones no previstas en el reglamento, ubicar a los internos en un área separada antes de la determinación de la sanción o tratar indignamente a los internos durante la misma, fueron señaladas expresamente por los representantes de la CNDH.

Además, en dicho centro, donde existía en el momento de la evaluación un hacinamiento de 300 internos por encima de su capacidad para 475, se señaló un "control por parte de los internos en seguridad, actividades productivas, educativas y deportivas; servicio de alimentación, limpieza y mantenimiento" así como la "existencia de objetos, sustancias prohibidas e internos que ejercen violencia o control sobre el resto de la población".