El Sol de Puebla
Puebla, Mex. I
Puebla     .
Recibirá Puebla Atlas de Riesgos por Fenómenos Naturales

EL DIRECTOR de la Unidad de Protección Civil, Gustavo Ariza Salvatori, dijo que el gobierno federal invirtió 925 mil pesos y el Ayuntamiento 525 mil. Foto: Archivo
El Sol de Puebla
29 de diciembre de 2012

   

por Belén Cancino

En enero, el alcalde Eduardo Rivera Pérez recibirá el Atlas de Riesgos por Fenómenos Naturales para el municipio de Puebla y en febrero el complemento por afectaciones quimicotecnológicas y organizativas, adelantó el director de la Unidad de Protección Civil, Gustavo Ariza Salvatori.

El funcionario explicó que el mes pasado junto con personal de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) recibieron el Atlas de Riesgo, en el que el gobierno federal invirtió 925 mil pesos y el Ayuntamiento 525 mil pesos más, toda vez que tuvo un costo total de 1.5 millones de pesos.

Precisó que por conseguir el financiamiento del gobierno federal, este Atlas de Riesgos es exclusivamente en materia de riesgos naturales tales como sismos, lluvias, inundaciones y erupciones volcánicas.

Por lo que se refiere al Atlas de Riesgos por otros accidentes o incidentes, es decir, en materia quimicotecnológicos u organizativos ligados directamente con la actuación de alguna persona, agregó que el personal de la Unidad de Protección Civil Municipal ya está trabajando en éste, al grado de que ya llevan un avance del 70 por ciento y podría estar listo en el mes de febrero.

Por tal razón, calculó que en enero entregará al alcalde Eduardo Rivera, el Atlas de Riesgos por Fenómenos Naturales y al mes siguiente el segundo, de manera que ya tengan conocimiento pleno y un plan de reacción en todo el municipio de Puebla, en caso de que se presente alguna contingencia.

Para este último, agregó, están auxiliándose del mapa de instalaciones y ductos proporcionado desde el año pasado por Pemex, que indica que las principales redes de distribución de gas, petróleo y diesel se encuentran al norponiente de la ciudad.

Indicó que con base en este documento, ya han sido notificadas más de 5 mil personas, de mil 200 viviendas aproximadamente, que se han asentado al interior de los márgenes del derecho de vía o zona de seguridad de los ductos. Incluso dijo, sin precisar, que algunas de estas personas, sobre todo las que se encontraban en asentamientos irregulares, ya han comenzado a abandonar estos sitios como respuesta a sus recomendaciones de seguridad.

Además de que, para evitar más riesgos derivados de la perforación de ductos como la que se originó a mediados de este año durante trabajos de la Red Urbana de Transporte Articulado (RUTA), mejor conocido como metrobús, en la unidad habitacional Bosques de San Sebastián, se condicionó la realización de trabajos subterráneos a acuerdos previos para la excavación con Pemex y demás empresas de distribución de combustible y servicios con redes subterráneas que pudieran resultar afectadas o provocar algún riesgo para la comunidad.