Policía
Enero, plagado de suicidios
Cifras no oficiales reportan 26 suicidios hasta el momento. Este fin de semana un hombre agobiado por una enfermedad y una mujer afectada por el alcoholismo,
El Sol de Puebla
30 de enero de 2011

INGIRIÓ

RATICIDA



En el Hospital General Norte de esta ciudad, el agente del Ministerio Público realizó el levantamiento de cadáver de Antonia Díaz Pérez, de 42 años de edad, quién murió a consecuencia de edema pulmonar agudo, al parecer por envenenamiento.

De acuerdo a las investigaciones realizadas por el fiscal, se supo que, aproximadamente a las 14:30 horas del viernes, la hoy occisa al encontrarse en su domicilio, cuando ingería bebidas alcohólicas, le dice a una de sus hijas que se tomaría raticida mostrándole un vaso con un liquido, ellas logran quitárselo, pero inmediatamente se empieza a poner mal, por lo que la llevan al hospital indicado donde desafortunadamente fallece.

Del expediente clínico se logró saber que la finada era una persona alcohólica, y en su fatal determinación no dejó carta póstuma para saber los motivos que la orillaron a quitarse la vida.

Los hechos quedaron asentados bajo la constancia número 42/2011/AEHOM.



SE AHORCÓ



Otro que decidió arrancarse la vida, fue Pablo Guzmán González, de 53 años de edad, quién tuvo su domicilio en Calle Corregidora Juan Ixcoatl número 68, de la colonia Emiliano Zapata municipio de San Andrés Cholula, quien murió a consecuencia de asfixia, producida al ahorcarse con una venda. (Al parecer era originario de Veracruz, y tenía 9 años de vivir en ese lugar, solo).

De acuerdo a los datos recabados se supo que aproximadamente a las 23:00 horas del viernes, es hallado el ahora occiso en el lugar referido se encontraba en el cuarto donde rentaba, estaba colgado de una viga que cruzó él mismo, tenía atado al cuello una venda.

Fue el propietario de la vivienda, quien lo encontró en esas condiciones, pues fue a verlo ya que un inquilino le dijo que la puerta de entrada del cuarto de Pablo estaba abierta y al llegar lo ve sin vida, por lo que llamó a la Policía Municipal de San Andrés; mencionado que el occiso vivía solo y estaba enfermo.

Así a la una de la madrugada del sábado, el agente ministerial realiza el levantamiento de cadáver y deja asentados los hechos bajo la constancia número 225/2011/SAN ANDRÉS CHOLULA, abundando que el suicida no deja recado póstumo.