Sociedad
El Sol y su importancia para el planeta y la vida
El Sol de Puebla
31 de octubre de 2010

por Adriana Aurioles



El Sol es la estrella que por el efecto gravitacional de su masa domina el sistema planetario que incluye a la Tierra.

Mediante la radiación de su energía electromagnética, aporta directa o indirectamente toda la energía que mantiene la vida en la Tierra, siendo vital para generar y regenerar la vida.

Uno de los ejemplos más grandes que tiene la importancia del Sol es durante la fotosíntesis de las plantas, en donde actúa como un dador de energía para que este proceso pueda llevarse a cabo.

Otro de los efectos de nuestro Sol es que también conserva el calor de nuestra superficie, haciendo que tengamos la temperatura correcta y templada; es decir, sin llegar a los extremos del frío y el calor.

Asimismo, el Sol nos permiten ubicarnos en el tiempo con horas, minutos y segundos durante el día.

De igual manera, gracias al Sol, existen las mareas en los océanos, las cuales originan todo el movimiento oceánico y nos benefician, entre otras alternativas como la pesca.

Actualmente, un tema central de nuestros días son las fuerzas del Sol en la creación de energía pura y no contaminante, para darle poder a aquellos aparatos que usamos diariamente; este tipo de energía es muy limpia y produce menos desperdicio de lo normal. Un gran ejemplo son las celdas solares.



INFLUENCIA DEL SOL SOBRE LA TIERRA

La energía solar es la fuente de la luz y el calor para nuestros alimentos, habitaciones y para nuestra salud y vida, si faltara la luz solar nuestro planeta sería un mundo triste y tenebroso.

La sucesión de los días y las noches, constituye un hábito tal que no podemos imaginarnos vivir sin la luminosidad del sol.

El Sol nos da calor, además la luz y si por alguna razón dejara de brillar, todos los seres vivos, animales y vegetales se congelarían y morirían.

Asimismo, en poco tiempo todos los lagos, ríos y océanos quedarían cubiertos de hielo y pocos días después toda el agua de los océanos formarían una masa helada.

En la década de los 70, muchas personas comenzaron a darse cuenta de los cambios que estaba sufriendo la Tierra. Al estudiarlos, pudieron observar lo frágil que es el medio ambiente, y lo mucho que los seres humanos dependemos de él.



EL SOL Y EL CALENTAMIENTO GLOBAL

El Sol es la estrella más cercana a nosotros, sostiene todos los procesos biodinámicos de la Tierra y determina las condiciones físico-químicas de los planetas vecinos.

El Sol envía al medio interplanetario varios productos de su actividad: la radiación solar o irradiancia solar, las emisiones de masa de su atmósfera, ya sea en forma continua, como el llamado viento solar, o bien esporádica, como las eyecciones de masa coronal.

La respuesta de nuestro planeta, a los productos de la actividad solar, se da a través de la llamada actividad geomagnética. El viento solar confina al campo magnético terrestre o campo geomagnético en una cavidad conocida como la magnetosfera.

Ésta ocasionalmente se conecta con las líneas del campo magnético interplanetario, permitiendo, en ese caso, la entrada de material y partículas solares al entorno terrestre, lo que produce cambios abruptos de la intensidad del campo magnético como son las tormentas magnéticas.



EFECTO INVERNADERO

La Tierra, solamente recibe una pequeña cantidad de la energía emitida por el Sol. La luz solar no se utiliza directamente, sino en forma de calor, por lo tanto, es necesario que la atmósfera transforme la energía térmica de la radiación solar en energía mecánica del viento.

Por otra parte, el efecto invernadero es un fenómeno natural que se ha desarrollado en nuestro planeta y evita que una parte del calor del Sol recibido por la tierra deje la atmósfera y vuelva al espacio, produciendo un efecto similar al observado en un invernadero, lo cual ha afectado el medio ambiente dando lugar a un calentamiento global.