Comunidad y Cultura Local
1909 un tren directo a la Revolución
Imágenes y objetos que marcaron toda una época.
El Sol de Puebla
3 de diciembre de 2009

Julieta Cerezo

Reflejos de un México prerrevolucionario inundan el edificio principal del Museo del Ferrocarril que hasta enero del próximo año tendrá en exposición "1909: un tren directo a la Revolución", muestra de imágenes, objetos y recuerdos de una época en la que los trenes fueron el motor de la vida económica y social del país.

Con aportaciones de las colecciones de CONACULTA, el INAH y de la UNAM la exposición logra ambientar la sala en las vías de los ferrocarriles de la época, que muestran claramente el proceso de nacionalización de éstos y la vida que corría alrededor de ellos; miles de campesinos, la gente que se asombraba por la presencia de las máquinas, los primeros movimientos de caudillos que se oponían al gobierno de Porfirio Díaz, todos los rostros que antecedieron a la revuelta social más significativa del país en los últimos cien años se encuentran en esta galería.

A través de cuatro temáticas derivadas de la exposición matriz, el Museo del Ferrocarril recrea de manera completa el panorama de la vida en México a principios de siglo; en la sala "Infraestructura ferroviaria de principios del siglo XX", se muestran imágenes de los principales trenes que recorrían todo el país; de igual forma se exponen vestigios del camino, como una bandera del señalamiento y se presume orgullosa la fotografía de la locomotora cinco del ferrocarril México - Cuernavaca y Pacífico.

De manera particular esta sub galería, exhibe el período en el que Díaz asume el poder, ampliando la red de vías ferroviarias de 570 kilómetros en 1875 a 20 mil kilómetros para 1909, son visibles teodolitos, que en la época eran los instrumentos usados para medir las mismas, un gato de curvar también es parte de la exposición, y era la herramienta empleada alinear el riel del tren, se trata de un objeto pesado que debía ser manejado con mucha precaución.

"Hacienda e industria en el porfiriato", es la galería que contiene objetos de la colección del Museo Nacional de los Ferrocarriles Mexicanos que incluye un trapiche de dos masas, los trapiches eran empleadas para moler la caña por medio de fuerza de tracción animal, en esa misma sala se localiza un telar plano, proveniente de Inglaterra y que estuvo en el país desde 1835.

Litografías del país en medio de un clima de incertidumbre y recreaciones pictóricas que tienen como lema "de vapor a vapor, modernización porfiriana", se mezclan con un reloj checador y un gramófono, éste último proviene de Nueva Jersey y era parte de los instrumentos que acercaron al país con la actualidad de principios del siglo XX, para dar paso a la sala "El ferrocarril y la modernidad en México".

Fotografías del artista CB White se muestran en la galería "Vida cotidiana", en la que niños, trabajadores y máquinas conviven en las vías del tren, se exhibe al maquinista Ignacio Hernández, quien en marzo de 1905 viajaba en la locomotora número 37 e hizo parada en Atlixco.

Un video que data de 1907, dirigido por Salvador Toscano con una duración de 15 minutos y propiedad de la filmoteca de la UNAM, retrata lo que ocurría en un día de inauguración de tráfico; así las colecciones, imágenes y objetos llevan al espectador a principios de época, a días en los que el destino del país aún era incierto.