Orizaba
Ahora padres frenan clases en escuelas
La subdirectora de Recursos Humanos de la SEV, Delia Carvallo, acompañada del delegado Jobo Lara Rivera, iniciaron un recorrido por escuelas en paro.
El Sol de Orizaba
17 de octubre de 2013

Daniel Serrano Guzmán

Orizaba, Veracruz.- Al iniciar un recorrido por escuelas que siguen "tomadas", personal de la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV), se encontró con que padres de familia apoyan a maestros que están en paro y no permitieron el acceso al interior de los edificios escolares, como en la primaria Felipe Suberbie, de la colonia Barrio Nuevo, donde acordaron una reunión para hoy a las 9:00 horas.

Precisamente en esta escuela padres de familia se quejaron de que poco antes de que llegaran funcionarios de la SEV, como la subdirectora de Recursos Humanos de la SEV, Delia Carvallo, el delegado en la zona, Jobo Lara Rivera y supervisores escolares, les quitaron cartulinas que tenían pegadas en la fachada de la escuela, lo que consideraron como intimidación en contra de maestros paristas y padres de familia que los apoyan.

Muy temprano llegó a Orizaba la subdirectora de Recursos Humanos de la SEV, Delia Carvallo,?a quien el delegado Jobo Lara Rivera acompañó e iniciaron un recorrido por escuelas en paro, de las cuales ayer se planeaba visitar a 17, pero ya eran las 13:00 horas y apenas habían acudido a dos, la Nicolás Bravo y la Felipe Suberbie.

La molestia de los paterfamilias fue porque a las escuelas donde arribaban los funcionarios de la SEV, un grupo de cuatro personas que acompañaban a la comitiva se dedicaba a arrancar las cartulinas en las que se expresaba el sentir en contra de la reforma educativa.

La mecánica era la siguiente: cuando llegaban a la escuela en cuestión el supervisor escolar convocaba a los docentes y en cuanto éstos llegaban sostenía con ellos una reunión privada, en donde además la subdirectora Delia Carvallo pedía al director o directora los nombres de los maestros para hacer el reporte correspondiente.

En la escuela Felipe Suberbie cerca de cien padres de familia encararon al delegado de la SEV, Jobo Lara, a quien le mencionaron que en el país hay mexicanos de primera y de segunda, y recordaron que el IVA que se iba a imponer a las colegiaturas en la escuela privada se retiró en cuanto protestaron unos cuantos empresarios, y en cambio no les importa que padres y maestros rechacen la nueva ley educativa, porque como son de segunda, no les hacen caso.

Durante media hora fueron dimes y diretes, señoras y señores que exponían sus razones para estar en contra de la multicitada Reforma Educativa, y el delegado que se esforzaba en responder, pero eran tantas las voces que no alcanzaba a responder una cuando ya otras voces más lo interrumpían. Por eso, prefirió proponer que hoy jueves a las 9:00 horas se dieran cita en la escuela mencionada, para que asesores y otros empleados de la SEV respondieran a las dudas que tuvieran respecto al contenido de la reforma.

Los padres advirtieron que mantendrían en su poder la escuela y ahí permanecerían todo el tiempo, incluso por la noche, hasta tener una respuesta. Además, hubo quejas contra la Policía, y señalaron a uno de la patrulla 14, que gritó a quienes manejaba la unidad que les echara el carro encima, porque al acercarse los padres impedían el tránsito vehicular.