Justicia
Tránsito de Río Blanco, una cueva de ladrones
Llueven quejas contra el delegado de Tránsito, Edel Aguilar Pastrana y sus elementos que se dedican a cazar y extorsionar a los conductores.
El Sol de Orizaba
17 de octubre de 2012

Atenea González

Río Blanco, Veracruz.- Circular por las calles del municipio más que un peligro de ser asaltado por algún hampón se convirtió en temor de ser extorsionado por los agentes de la delegación de Tránsito, quienes con lujo de prepotencia, y sin talonario en mano no piden sino exigen una "cuota" para poder cruzar los retenes que instalan en los accesos a la localidad.

Bajo las órdenes del delegado de vialidad Edel Aguilar Pastrana, el jefe de servicios Miguel Cervantes Giles, quien por cierto es meritorio, y su auxiliar Juan Alberto Pacheco otro agente sin contrato se dedican a cazar a los taxistas, conductores de autos particulares y operadores del transporte público de pasajeros.

Y no es necesario pasarse un preventivo, tener un engomado del año pasado o incluso traer la luz trasera rota, sin motivo alguno los elementos de Tránsito, convirtieron a la delegación en una cueva de ladrones, pues sin motivo alguno detienen y chantajean a los conductores, revelaron disconformes que hoy solicitarán al alcalde Miguel Martínez su intervención para acabar con ésta mafia de agentes de vialidad con charola.

INSTALAN RETÉN EN CALLE MOCTEZUMA

El delegado de Tránsito Edel Aguilar Pastrana y su brazo derecho Miguel Cervantes Giles, a bordo de una patrulla instalan un reten en la calle Moctezuma para cazar a los parroquianos que asisten a conocido restaurante bar de la colonia Anáhuac.

AGENTES DE VIALIDAd APLICAN LA LEY DE HERODES

Los agentes de vialidad aplican la ley de Herodes a los conductores que circulan por el municipio de Río Blanco.

HOY COMPARECE EL JEFE DE TRÁNSITO EN EL MINISTERIO PÚBLICO

Hoy, el jefe de Tránsito comparece en la Agencia del Ministerio Público, pues detuvo en forma arbitraria un taxi que estaba embargado.

ACONSEJAN A CONDUCTORES FORÁNEOS

Si viene a Río Blanco procure manejar a 30 kilómetros, respetar las señales de tránsito, no voltear ni de broma a ver a los agentes, y en caso de ser detenido ser lo más cortés, ocultar la pulsera, el reloj, el celular, la cadena, llevar unas monedas (cambio pues) a la vista, esconder cigarros, pero ir preparado con una "Sor Juanita".