Córdoba
Descamex, de Córdoba para el orbe
Luis Demetrio Arandia Muguira.
El Sol de Córdoba
18 de mayo de 2012

Alejandra Guzmán Pulido

Córdoba, Veracruz.- Descamex, Descafeinadores Mexicanos, S.A. de C.V.,es una de las empresas más representativas de Grupo Sanroke, inaugurada en 1983, fue la primera industria descafeinadora en toda América Latina con tecnología originalmente española, pero eficientada y mejorada por ingenieros mexicanos, la mayoría de ellos egresados de la Universidad Veracruzana y el Tecnológico de Orizaba. Hoy opera con 75 empleados produciendo 650 toneladas mensuales de café descafeinado con agua y 450 toneladas mediante el proceso químico.

La idea de construir una planta descafeinadora surge con el propósito de ofrecer un valor agregado a un producto nacional para un mercado relativamente nuevo y en crecimiento, ante la estatización de los beneficios cafetaleros en el sexenio de José López Portillo. Estrategias como esta, le valieron a Domingo Muguira Revuelta, ser considerado como uno de los '200 Emprendedores Mexicanos' que transformaron la nación en los siglos XIX y XX, de acuerdo al libro publilcado por LID Editorial.

Descamex ha logrado un proceso de descafeinización 100% natural basado en agua, patentado en 1989 y certificado como orgánico por la OCIA (Organic Corp Improvment Association Intl.), la NOP (National Organic Program), la JAS (Japanese Agricultural Standard of Organic Agricultural Products) y desde el 2003 cuentan con la certificación Kosher. Asimismo, se tiene una planta alterna para el descafeinado con cloruro de metileno.

MOUNTAIN WATER DECAF

En el proceso de descafeinización de Agua de Montaña Natural, los granos de café verde son sumergidos en agua con el objeto de extraer la cafeína. El agua contiene los componentes solubles de los granos de café, los cuales retienen los elementos del sabor, así que durante la extracción de la cafeína los granos mantienen sus componentes originales.

Para separar la cafeína del agua conteniendo los componentes solubles, el agua pasa a través de un filtro especial que remueve la cafeína. Esto da como resultado "agua cargada de sabor" saturada con los componentes del sabor, pero libre de cafeína, la cual es usada otra vez en el proceso de extracción.

Como resultado de este proceso obtienen granos de café que están 99.9% libres de cafeína. Una vez que el proceso ha terminado, los granos son secados y envasados, listos para la venta.

PROCESO QUÍMICO

El otro proceso de descafeinización se realiza con cloruro de metileno, a través de las siguientes etapas: recepción del café verde: después de analizar y aceptar el café se hacen lotes de 75 sacos de 69 kilogramos cada uno, después son elevados al maximizador; una vez en el maximizador entran en contacto con una corriente de vapor durante 30 minutos hasta que la membrana del café se ablanda, una vez vaporizado, el café es "hinchado", operación que se realiza dentro del mismo maximizador por medio de agua caliente para facilitar la extracción.

En el tercer paso el café es bajado por gravedad al extractor y dentro de él, después de que el grano ha sido humedecido, el solvente es agregado y permanece en contacto con el café durante el tiempo necesario hasta lograr 98% de café libre de cafeína, de acuerdo a los requerimientos de los clientes con relación a la cafeína residual en grano de café descafeinado.

Por último el grano es descargado del extractor al removedor del solvente usado para la extracción de la cafeína, lo cual se realiza con un barrido de vapor saturado, para cumplir con las regulaciones de la FDA (Food and Drug Administration de USA). El vapor generado en este paso es enviado a la línea de condensación para recuperar el solvente. Previo a liberar al producto en el mercado, tanto en el orgánico como en el químico, se realizan pruebas de control de calidad en el laboratorio.

DISTINCIÓN INTERNACIONAL

Luis Demetrio Arandia Muguira, Director General de Descamex, explica que actualmente exportan grano descafeinado a más de 20 países, siendo Estados Unidos el principal consumidor, pues en México aunque la demanda es considerable, aún hay limitaciones culturales que no han permitido acrecentar el consumo per cápita del aromático, como el decir que el café quita el sueño o irrita el estómago, lo que significa sólamente que el café es para gente sana.

El reto y la distinción de estas plantas ubicadas en la zona industrial de Córdoba, es que el consumidor final no distinga la diferencia de sabor entre un café sin descafeinar y uno que fue sometido a este proceso. "Estamos orientados a distribuir a tostadores, quienes deciden qué descafeinado utilizan, entre ellos la propia marca Los Portales (también de Sanroke)".

Arandia precisó que la patente de descafeinización a base de agua fue desarrollada por el señor Antonio Pérez (de la familia), entre 1986 y 1897, "estuvimos comercializándolo por mucho tiempo principalmente en Estados Unidos, pero nos estábamos quedándonos afuera porque los demás descafeinadores podían ofertar cafés de cualquier parte del mundo, hasta el año 2000 cuando ya empiezan los esquemas de exportación temporal y podemos traer cafés de otros orígenes para ofrecer a los clientes de todo el mundo".

En este sentido, para el director general de Descamex el éxito en el mercado internacional del café está en la calidad de las mezclas de granos y sus fórmulas, ante un consumidor más exigente, sobre todo en el mercado europeo, "porque el mejor café es sencillamente el que más te gusta".

Y si bien a nivel macroeconómico no hay indicadores alentadores, para esta compañía y sus operaciones financieras hay un buen momento, "en realidad no hemos sentido una crisis, nos ha ido bastante bien, hemos dedicado mucho tiempo al producto que tenemos, y la gente no deja de tomar café". Y la cafeína extraída, es vendida entre la industria refresquera, farmacéutica y de suplementos alimenticios.

Es así como los proyectos de crecimiento no cesan y junto con las más altas certificaciones en el café especializado, Descamex suma siete años como Empresa Socialmente Responsable, aunado a procesos de certificación en materia ambiental y legalidad laboral, en proceso de ser certificados como industria limpia.

LA MÍSTICA DE DOMINGO MUGUIRA

Descamex se ubica entre el primer y segundo lugar como empresa descafeinizadora a base de agua, "eso nos exige ser mejores y que el cliente final se sorprenda del buen sabor de un café descafeinado, incrementar nuestra capacidad ante la demanda creciente y para entrar con más fuerza a mercados de otros países".

Demetrio Arandia, sobrino de Domingo Muguira Revuelta, está a cargo de esta planta desde 1994 y así se expresa de la cabeza de Grupo Sanroke, "el tío Domingo es una imagen muy importante, es un personaje lleno de cualidades y virtudes, en lo personal ha sido un ejemplo y un aprendizaje contínuo en muchos aspectos, tiene una energía incansable, una fuerza emprendedora, una gran inteligencia y memoria, un don de gente, capacidad para estar en 20 cosas a la vez, es resolutivo, brillante, práctico, es impresionante, no es fácil mantener su ritmo".

Y DEL PLANETA PARA CÓRDOBA

Alejandro Márquez Méndez, es otro de los hombres clave en esta empresa, a cargo de la gerencia de planta y conocedor preciso de los aromas y sabores que exige el mercado internacional, para llegar a una producción mensual de 10 mil 200 sacos de café descafeinado bajo proceso natural y 7 mil sacos con ayuda del cloruro de metileno.

A Descamex, a través de los puertos de Veracruz y Laredo, llega café de los principales productores del mundo: Kenia, Etiopía, Nueva Guinea, Uganda, Ruanda y Costa de Marfil del continente africano; de Costa de Marfil, Sumatra, Indonesia e India del continente asiático, "todos con diferentes sabores, por ejemplo los de Indonesia tienen un sabor un poco terroso pero al mismo tiempo herbal".

Esta empresa cubre con siete grados calidad (Q Grade) y en los granos que llegan desde diferentes puntos del planeta se pueden percibir olores a chocolate, menta, durazno, manzana, madera, flores, cítricos, con una gama de sabores que puede ser melocotón, canela y avellana, refiere el experto catador.

Alejandro Márquez trabajó para Domingo Muguira Revuelta durante 10 años, se salió durante año y medio para retornar por petición de Muguira, en octubre de 2000. "Para mí es una gran persona, un gran ser humano, que comprende los valores humanos, sabe apreciar y escuchar, en lo personal nunca hemos tenido un problema con él, siento su aprecio a mi trabajo, ayuda a tanta gente y creo que eso muchos no lo saben".

LA VOZ OBRERA

Para Jesús Espino, con nueve años laborando en Descamex como jefe de cuadrilla en el almacén, la experiencia de formar parte de la base trabajadora de Domingo Muguira Revuelta ha sido "estar en una empresa buena, el jefe es muy tratable, muy buena onda... hemos visto a don Domingo, cuando viene nos saluda a todos y se ve que es una persona muy amable, que trata de ayudar a todas las personas, a los trabajadores nos tratan muy bien".