Opinión / Columna
 
Derecho Familiar 
Julián Güitrón Fuentevilla 
¿A qué rama del derecho pertenece el derecho familiar?
Organización Editorial Mexicana
22 de abril de 2012

  Discuten el tema: Juan Luis González Alcántara; Demetrio Cortés Ortega y Martí Batres Guadarrama



* Honor compartido

La importante y trascendente relación, que de antaño hemos establecido, con quienes, domingo a domingo, durante tres décadas, han leído esta columna, me impulsa a compartir con ustedes el honor que he recibido, al haber protestado como Senador de la República, perteneciente a la LXI Legislatura, el 11 de abril del presente año a las 12:00 horas.

En el Salón de Sesiones del Pleno, ante el actual Presidente de la Legislatura, senador José González Morfín, protesté con el juramento constitucional tradicional, a desempeñar el cargo con lealtad, patriotismo y honradez. Pertenezco, con gran orgullo al antiguo partido político denominado "Convergencia", hoy "Movimiento Ciudadano", porque sostengo y practico los principios de la socialdemocracia, originada en la tradicional izquierda de la Revolución Francesa de 1789; nuestra propuesta es la respuesta política más adecuada, para resolver los grandes problemas de la humanidad y sobretodo, de las mayorías desprotegidas que han sido víctimas del neoliberalismo económico. Estoy convencido que la izquierda y sus principios, son los que le darán a México un nuevo lugar en el mundo y traerá para los mexicanos, bienestar permanente, seguridad familiar, democracia con libertad, mejores oportunidades de trabajo, de progreso, de honestidad, transparencia y erradicar a cualquier precio de la vida de todos los mexicanos, la corrupción, la inseguridad económica y personal, que a pesar de los distintos regímenes políticos y económicos que han dirigido el país, lo tienen sumergido en la pobreza y el subdesarrollo intelectual, que si no lo superamos, será el que siempre mantenga sojuzgado a los mexicanos, lo que seguramente incrementará los sesenta millones de conciudadanos que viven en la extrema pobreza.

* Nueva propuesta legislativa a nivel federal

Congruente con mis principios, ideas y convicciones, he presentado formalmente en la LXI Legislatura del Senado de la República, un Proyecto de Código Familiar Federal y otro de Procedimientos Familiares Federal, que mejore la administración de justicia en la materia del país, que como es del dominio público y de nuestros distinguidos lectores, hoy, en pleno siglo XXI, existen treinta y tres Códigos Civiles y Familiares, que de manera distinta, rigen y tratan de resolver los graves problemas de las familias mexicanas y de sus miembros. Lo he reiterado en este espacio en otras ocasiones, que debemos aprovecha la coyuntura de la aprobación histórica, que el 10 de julio del 2011, hizo el Senado de la República, al darle naturaleza jurídica de derechos fundamentales, específicamente los referidos a la familia, derivados de los Tratados Internacionales en la materia, firmados por México y ratificados por el Senado; verbigracia, a la igualdad entre los hombres y las mujeres; la organización y desarrollo de la familia; los deberes de los padres; los derechos superiores de los menores; el derecho a la vida; a la dignidad; a la vivienda; a la salud; al debido proceso legal; a los derechos de la personalidad jurídica; al derecho al nombre; para enunciar sólo alguno de los derechos familiares que hoy consigna la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, entre otros el 1°, para evitar la discriminación de los mexicanos por sus preferencias sexuales; que hoy en día deben respetarse, así como ocurre con los derechos de los heterosexuales. La ratificación del Estado laico, la educación gratuita para los niños y adolescentes; el nuevo párrafo del artículo 29 constitucional y otros que deben como Derechos Humanos, garantizarse por la Carta Magna Fundamental de México.

Dos nuevos proyectos en Derecho Familiar Federal:

Organismo Federal de Protección a los Menores de Edad, adoptados por nacionales o extranjeros

Presentaré ante la Comisión Permanente de la LXI Legislatura, cuyas funciones se extenderán hasta el 30 de agosto del 2012, a la brevedad, dos iniciativas, una para crear un Organismo Federal de "Protección a los Menores de Edad Adoptados por nacionales o extranjeros". El objetivo es hacer el seguimiento de cada adopción plena, que es la única que se regula en México, de cada niño o niña que se quede en el país o que sea llevado al extranjero; porque hasta hoy, no hay forma jurídica ni de hecho, alguna, para saber el presente y sobretodo el destino de los niños y niñas adoptados; que en muchas situaciones, han sido utilizados como bancos de órganos; en la pederastia o prostitución y en última instancia, no sabemos el destino final de esos menores adoptados.

Proyecto Federal de Pensión Alimenticia Prenatal

En esta iniciativa, propondremos, establecer la responsabilidad, para el presunto padre, en el caso de embarazos de mujeres solteras, adolescentes o adultas, para que una vez acreditada la paternidad a través de la aplicación de las pruebas del ácido desoxirribonucleico, se imponga la responsabilidad jurídica, para que esa persona la asuma y se haga cargo, desde el período de la gestación del concebido no nacido -nasciturus-- hasta que éste deje de necesitar los alimentos y en su caso, que la madre también, una vez que haya dado a luz, asuma su responsabilidad, junto con el presunto padre.

* Programa de Derecho Familiar en el Canal Judicial

Por largo tiempo, se ha discutido si el Derecho Familiar pertenece al Derecho Civil; al Derecho Privado; al Derecho Social; al Derecho Público o es un género distinto a los enunciados.

¿Es el Derecho Familiar privado o civil?

La tradición, más que el conocimiento, ha ubicado al Derecho Familiar en el Privado y en el Civil. Quienes argumentan y sostienen esta tesis, se han basado en el principio de la autonomía de la voluntad, que consiste en que lo que las partes quieran pactar, contratar o convenir, tendrá como único límite, los derechos de un tercero o el contenido de normas de orden público e interés social. Con este fundamento, desde la época del Derecho Romano, se ha dicho que el Derecho Familiar y sus instituciones son parte importante del Privado y del Civil; empero, científicamente esta afirmación no resiste el menor análisis, porque en ningún supuesto en el cual aparezca mencionada o vinculada la familia, puede sostenerlo; verbigracia, el ejercicio de la patria potestad, por parte de los padres es una carga obligatoria, es un deber unilateral, que el padre, la madre o los abuelos, tienen que cumplir. Respecto al hijo, éste, no puede renunciar a aquélla y en ningún supuesto podría argumentar, que ya no desea que esas personas sean sus progenitoras o que en última instancia, renunciaría a esa guarda y custodia que sobre él, ejercen sus padres.

¿Pertenece el Derecho Familiar al Derecho Social?

Para quienes sostienen que el Derecho Familiar pertenece al Derecho Social, se les ha hecho fácil expresar, que por tratarse de una clase desprotegida -la familia-agredida por determinados factores, necesita, requiere, que ese Derecho Social la proteja y quienes eso afirman, expresan que la familia a lo que más se parece, es al Derecho Laboral o al Derecho Agrario. Evidentemente, que esto no es así, porque habría que preguntarse, en primer término, qué derecho no es social, ya que por antonomasia, esta disciplina debe contener la protección de la familia y que por supuesto, eso lleva a los sostenedores de esa teoría, a afirmar, que el Derecho Familiar, es Social.

¿El Derecho Social o la socialización del derecho?

Suponiendo sin conceder, que así fuera, habría que agregar a estas reflexiones, en qué consiste la socialización del Derecho, expresión distinta al Derecho Social, ya que como en su momento -1911-Leon Duguit, jurista francés- lo sostuvo en la Universidad de Buenos Aires, Argentina, al principio del siglo pasado, fue el primero, el precursor, el pionero, que trajo a colación e incluso es el nombre de uno de sus libros "La Socialización del Derecho Privado", que consiste en tratar igual a los iguales y desigual a los desiguales; eliminar las diferencias por sexo o clase social; las barreras entre asalariado y trabajador y en ningún supuesto, compararlo al empresario, porque aquí aparecería la gran desigualdad; por ello es importante diferenciar el Derecho Social, que es protector de una clase determinada, por ejemplo los trabajadores, que están desprotegidos, frente al capital y al empresario; o el supuesto del Derecho Agrario, en que los campesinos, ejidatarios, núcleos de población y otros semejantes, son diferentes a los terratenientes, los caciques o a quienes en su momento, han tenido el monopolio de las tierras agrarias.

¿Es el Derecho Familiar, Derecho Público?

Para quienes el Derecho Familiar es Derecho Público, piensan que la familia es ya un ente del Estado, una organización semejante a éste, que cuando menos en el pasado, tenía un jefe, una voluntad que se imponía, la cual pretendía alcanzar fines, que en la mayoría de los casos eran individuales y egoístas del propio pater familias o de quien tenía la responsabilidad de una familia; habría que preguntarse, si en realidad, la familia es un ente público y sobretodo, si se le pueden aplicar las normas del Derecho Administrativo, Constitucional, Teoría del Estado y otras semejantes.

El Derecho Familiar es un tercer género situado entre el Derecho Público y el Derecho Privado

Para quienes pensamos que el Derecho Familiar es un género distinto al Civil, al Privado, al Social y al Público, lo ubicamos fundados en el razonamiento jurídico, en que constituye un tercer género, que participa en sus normas tanto del Derecho Privado cuanto del Público; verbigracia, no puede haber un acto más particular, más privado, más civil, digamos, que contraer matrimonio, es decir, casarse, empero, habría qué preguntarse, hasta dónde llega la autonomía de la voluntad en el matrimonio; reflexione usted, distinguido lector y concluirá conmigo, que aquélla se reduce a decir, "Sí, me quiero casar" y en ese momento, surge el orden público e interés social, y usted, por el acto jurídico del matrimonio, deviene en un sujeto de derecho que debe, que está obligado, quiera o no, a cumplir con las cargas, los deberes, ejercer los derechos correspondientes de cónyuge en el matrimonio; incluso, si se resiste, si no los quiere cumplir, la ley lo obliga, lo impele, lo castiga incluso, porque la autonomía de su voluntad en esa institución tan importante de la familia, que es el matrimonio, no cuenta.

* La autonomía de la voluntad, choca con el orden público

Imagínense ustedes, distinguidos lectores, que los cónyuges pudieran, en el libre ejercicio de la autonomía de la voluntad; pactar el estado familiar de casados de lunes a viernes y de solteros de sábado a domingo. Que pudieran contraer matrimonio a plazo o que por ser cónyuges modernos, convinieran una poligamia, -un señor y muchas señoras- o una poliandria -muchos señores y una señora- lo que ocurriría es un absurdo, porque el orden público en el Derecho Familiar, se define como un conjunto de normas jurídicas impuestas por el Estado que quienes integran una familia, tienen que aceptar sin protestar.

Si bien es cierto que el Derecho es una disciplina compleja, y el tema que hemos desarrollado en este artículo, toca esos linderos, también lo es en el caso concreto, que los participantes en este Programa -tres distinguidos juristas del foro mexicano- lo hicieron mostrando lo mejor de cada uno de ellos; sosteniendo sus personales puntos de vista y sobretodo, en un lenguaje liso, llano y claro, con el propósito de que la teleaudiencia que nos honra viendo este Programa, reciban la esencia de lo que estos juristas -yo en mi calidad de conductor y responsable- les transmitimos con el principal propósito de proporcionar diagnósticos, pronósticos, discusiones y reflexiones, sobre los temas más actuales del Derecho Familiar.

Discuten el tema: Juan Luis González Alcántara y Carrancá; Demetrio Cortés Ortega y Martí Batres Guadarrama

Usted podrá ver y escuchar, en el Canal Judicial, que se transmite en Cablevisión 112, Sky 639, Dish 731 y a nivel internacional por internet: www.scjn.gob.mx a los maestros, doctores en Derecho, de las materias Derecho Familiar y Derecho Civil en la Facultad de Derecho de la UNAM, y a quien es egresado de la Universidad Humanitas, licenciado Martí Batres Guadarrama, expresar sus respectivas tesis y puntos de vista en cuanto al tema supracitado y que ha resultado tan interesante, que vale la pena que usted, el próximo lunes 23 de abril, en cualesquiera de las tres emisiones de este Programa, de 8:00 a 9:00 y de 20:00 a 21:00 horas y el sábado 28, de las 19:00 a las 20:00 horas, sintonice las estaciones mencionadas e incluso participe formulando sus cuestionamientos al correo electrónico: jguitron@derechofamiliar.net o al teléfono 5639-2235 de lunes a viernes de las 10:00 a las 14:00 horas, lo que enriquece el contenido del mismo y en un momento dado, usted, interactúa con los participantes y obtiene la satisfacción debida a sus expectativas.

* Cuestionamientos

Seguramente lo podremos motivar más, distinguido lector, si le señalamos, grosso modo, cuáles fueron expresamente las preguntas que se le formularon a los juristas mencionados, cuya variedad y riqueza de respuestas, usted tendrá para hacerlas suyas o cuestionarlas. Entre ellas, debemos destacar las más importantes:

¿En qué consisten y cuáles son los principios fundamentales de la teoría de la naturaleza jurídica? ¿Es el Derecho Familiar una rama del Derecho Social, del Civil, del Privado, del Público o es un tercer género, autónomo e independiente? ¿En qué se diferencian las expresiones autonomía y naturaleza jurídica? De acuerdo con la tesis de Antonio Cicu, ¿En qué se funda este autor para demostrar que el Derecho Familiar, es un tercer género al lado del Derecho Público y del Derecho Privado? ¿Cuáles son las diferencias entre el Derecho Social, la socialización del Derecho y las diferentes ramas que integran aquél? ¿Cuáles son los principios de Derecho Privado o Civil, sostenidos por Roberto de Ruggiero, que no se aplican a los actos jurídicos del Derecho Familiar; ni al Derecho Social? Según las tesis, jurisprudencias y contradicción de tesis, emitidas por la Suprema Corte de Justicia de México, ¿Por qué todo el Derecho Familiar es de orden público e interés social; o se puede afirmar y probar que el Derecho Familiar es de orden civil y privado; y que pertenece al Derecho Social? De acuerdo con el Código Civil del Distrito Federal, ¿Prevalece la autonomía de la voluntad en los actos jurídicos de Derecho Familiar; verbigracia, como el matrimonio, el divorcio, la adopción o la tutela; por citar algunos ejemplos? ¿Cuando entró en vigor la Ley Sobre Relaciones Familiares de 1917, seguía rigiendo los actos jurídicos de Derecho Familiar, el Código Civil para el Distrito y Territorios Federales de 1884? ¿En cuántos estados de la República estuvo vigente la Ley citada y hasta cuándo, al margen de los Códigos Civiles respectivos? ¿Cuál ha sido la trascendencia para el Derecho Familiar, el Título Cuarto Bis, denominado De la Familia en su Capítulo Único que se agregó en el año 2000 y los artículos 138 Ter al Sextus? A la fecha, seis estados de la República Mexicana -Hidalgo 1983, Zacatecas 1986, Morelos 2006, Michoacán febrero del 2008 y San Luis Potosí noviembre del 2008 y Sonora 2010- tienen en vigor leyes familiares o Códigos de la materia, al margen de su legislación civil; ¿La naturaleza jurídica de estos ordenamientos es de Derecho Privado, Civil, Social o Familiar? ¿Cuál es la prospectiva del Derecho Familiar en México, en el año 2012?
 
Columnas anteriores
Columnas anteriores
Cartones
Columnas