Justicia
Electrocutado
Un encargado de mantenimiento eléctrico perdió la vida al electrocutarse reparando un horno de microondas, la tarde de ayer en el fraccionamiento de Santa Aida, en la colonia Unión y Progreso.
El Sol de Orizaba
23 de noviembre de 2011

Armando Gutiérrez González

Orizaba, Veracruz.- Un eléctrico sufrió una descarga eléctrica al reparar un horno de microondas y perdió la vida en la cochera de su vivienda, en la colonia Unión y Progreso, provocando la movilización de personal actuante del Ministerio Público, además de Cruz Roja, Policía Municipal y de Seguridad Pública del Estado.

El finado, respondía al nombre de José Antonio Vela Barojas, de 35 años, quien era encargado de mantenimiento eléctrico de "Pizzas Angelotti", quien había habilitado parte de la cochera de su vivienda en el fraccionamiento Santa Aida, como su taller de reparación.

Según dio a conocer su suegro, Carlos Morales Alducin, el día de ayer, José Antonio había estado varias horas en la reparación de un horno de microondas, en la cochera de su vivienda.

A las 13:10 horas, escucharon la gran descarga eléctrica que se sobrevino, por lo que los familiares salieron corriendo a ver al eléctrico, quien despedía un olor a quemado.

El cuerpo de José Antonio ya yacía en el piso, con fuertes quemaduras en las manos y al parecer, sufriendo de un shock nervioso, por lo que solicitaron la presencia de los paramédicos de la Cruz Roja.

Todavía, sus familiares intentaron resucitarlo con primeros auxilios, pero el eléctrico no respondía, por lo que sospechaban lo peor, esto en la vivienda marcada con el número 13 del fraccionamiento Privada de Santa Aida, en la colonia Unión y Progreso de Nogales.

Al punto arribaron los socorristas de la benemérita institución, quienes prestaron el apoyo a José Antonio, solo para confirmar que ya había fallecido producto de la descarga eléctrica.

Tras confirmarse el deceso, autoridades del Ministerio Público de Ciudad Mendoza, al mando de Fernando Gerardo Bautista, y el oficial secretario Marcos Torres Namorado, arribaron al lugar, para dar fe del deceso del encargado de Mantenimiento Eléctrico de la conocida pizzería.

Servicios Periciales, a cargo de Claudia Hernández iniciaron las pesquisas del deceso de la persona, procediendo al levantamiento del cuerpo, esto por parte de la funeraria Emaus de Nogales, donde practicarían la necropsia de ley.

Los restos del occiso fueron reconocidos por su suegro, Carlos Morales Alducin, esto luego de que la esposa de José Antonio, Lucia Morales Flores, cayera en shock nervioso al saber de la muerte de su consorte.

En el fraccionamiento nogalense se vivieron momentos de angustia al saber el deceso de esta persona, quien era conocido en el lugar, por lo que muchos estaban expectantes de lo sucedido en la cochera de la casa.

El cuerpo fue llevado a la funeraria, donde se le practicará la autopsia y se determinará la causa de su fallecimiento, para finalmente, ser entregado a los familiares, y le den cristiana sepultura.