Justicia
Mata volteo a niña
El Sol de Orizaba
2 de diciembre de 2009

Alfredo Tello Espíndola

Tehuipango, Veracruz.- Dos pequeñas (de cuatro y seis años de edad) fueron arrolladas por un camión de volteo, la tarde del pasado lunes en la carretera Tehuipango-Tzacuala cuando regresaban de la escuela a su hogar, una murió en el lugar de los hechos y otra se encuentra grave en el Hospital Regional de Río Blanco.

El chofer responsable -identificado como Carlos Panzo-, se dio a la fuga con rumbo desconocido, dejando abandonada su unidad propiedad de Nabor Quiahua, la cual fue asegurada por las autoridades judiciales.

Fue la fiscal de la agencia del Ministerio Público de Zongolica, Roberta Ayala y el actuante en turno, licenciado Tomás Espinoza, así como personal de Servicios Periciales de Orizaba quienes se trasladaron a tan lejana comunidad, para dar fe del lamentable accidente.

Ahí confirmaron la muerte de Gloria Panzo Panzo, de cuatro años de edad, ordenando el levantamiento del cadáver y traslado del mismo al anfiteatro de Zongolica, para la autopsia de ley.

Los hechos se suscitaron el pasado lunes por la tarde, cuando Andrea y Gloria de cuatro y seis años de edad, regresaban a su casa después terminar sus clases, en el jardín de niños y primaria respectivamente.

Según testigos, las pequeñas caminaban por la carretera Tehuipango-Tehuipango, hasta recibieron un "aventón" por el conductor de una Combi, quienes las llevó a la entrada de Tzcuala, de donde eran originaria y vecinas.

En los momentos que cruzaban la carretera, fueron arrolladas por un camión de volteo, placas XJ84609, que era conducido a exceso de velocidad.

Al impacto, la infante fueron lanzadas varios metros al frente, mientras que el culpable identificado como Carlos Panzo escapaba, sin auxiliar a las consanguíneas.

Por las graves lesiones que sufrió, murió de manera instantánea Gloria de cuatro años de edad, mientras que Andrea, quedaba gravemente herida en medio de la carretera.

Vecinos auxiliaron a la pequeña que estaba lesionada, mientras tanto confirmaban la muerte de la otra y cubrían el cuerpo con una sábana, así mismo trasladaban a Andrea a la clínica de la localidad.

Debido al estado de gravedad de la menor, fue canalizada de urgencias al Hospital Regional de Río Blanco, donde quedó internada en el área de terapia intensiva.

Herminio Panzo, papá de la pequeña, fue quien se presentó al lugar para identificar a su hija, mientras que sus familiares acompañaban a la otra menor lastimada.