Morelia
Criaderos de avestruz, una alternativa productiva olvidada
*** Existe demanda, pero poca producción
El Sol de Morelia
22 de diciembre de 2008

Silvia Hernández González

Morelia, Michoacán.- A pesar de existir un presupuesto nacional para apoyar la producción de carne de avestruz, este año se dejaron de ejercer 52 millones de pesos en el país, mismos que fueron etiquetados por el Congreso de la Unión dentro de las acciones que debía haber impulsado la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación.

Lo anterior señaló Rogelio Zavala Vergil, secretario general del Consejo Mexicano para la Promoción de la Carne de Avestruz, productor michoacano quien lamentó que luego de 10 años en que esa alternativa pecuaria alcanzó un auge importante, hoy día la actividad esté en decadencia.

Señaló que Michoacán dejó de figurar entre los principales estados productores de carne de avestruz y de pies de cría. De más de 50 personas dedicadas a ello, actualmente "sobreviven" tres en todo el Estado, ubicados en Santa Ana Maya (él mismo, propietario del rancho Mezquital), Lázaro Cárdenas y Coeneo. Cabe resaltar que el valor comercial de un animal vivo oscila en los 3 mil 500 pesos y su costo de producción va de mil 800 a 2 mil pesos.

Mencionó que los animales vivos son comprados por un rastro TIF de Guadalajara Jalisco y recientemente se cerraron negocios con la cadena comercial Wal Mart y a la empresa norteamericana Black Wing, sin embargo, la producción actual es insuficiente para atender la demanda del mercado, hacia donde se dirigen subproductos como son arrachera, fajitas, carne molida, hamburguesas y chorizo.

Al comentar que se matan en rastro 10 animales diarios, lo que significa 300 toneladas a la semana, Zavala Vergil refirió que ha habido falta de apoyo por parte del gobierno. Tal es el caso que este año se presentaron 35 proyectos nacionales a la Sagarpa, de los cuales solo se autorizaron dos, por lo que se tuvo que regresar el resto del dinero que ya estaba etiquetado para el impulso de ese subsector pecuario.

Con la conjunción de dichos proyectos, a impulsarse en los estados de Michoacán, Chihuahua, Jalisco, Guanajuato, Morelos y Coahuila, se habrían de producir 32 mil 536 animales para rastro -edad de 10 meses- y se beneficiarían un total de 2 mil 805 productores.

Las bondades de la carne de avestruz son sorprendentes. Por la parte nutricional, un kilo de carne de avestruz contiene 114 calorías, contra 211 de la res, 205 del pollo y 187 del pavo. Todo esto, además de contener menos grasa y colesterol que cualquier otro tipo de carne. Cada vez más y más emprendedores de todos los estados están mostrando interés en el negocio de los avestruces.

Especialistas en la materia señalan que producir avestruces con fines comerciales es técnicamente alentador. El negocio de los avestruces es muy productivo y comparándolo con el ganado mexicano y que hay un enorme mercado nacional e internacional para productores y subproductores de estas aves, es aún más alentador. Se estima que la inversión inicial mínima que requiere un criadero con un trío de avestruces (un macho y dos hembras) es de aproximadamente de 5 mil 800 dólares y el retorno de la inversión puede empezar a partir de los seis meses de operación.

Originarias de Africa, los avestruces tienen la ventaja de adaptarse a casi cualquier clima y los expertos consideran su cría y producción como una excelente opción para emprendedores dispuestos a apostar en la agricultura. Esta industria cuenta con todos los elementos necesarios para llegar a ser una de las más importantes y competitivas agroindustrias de México. (G)