Morelia
Proyecto altruista en marcha
Foto: Giovanna Ochoa
Casa Cuna de Michoacán
El Sol de Morelia
28 de marzo de 2013

Redacción: Jorge Hidalgo Lugo

Un llamado a la vocación altruista que tiene el pueblo de Michoacán hizo ayer Patricia Mora de Vallejo, en su calidad de presidenta del DIF Michoacán, a efecto de lograr que el proyecto Casa Cuna se cristalice y tenga la infraestructura planeada para atender a por lo menos 120 menores carentes de hogar y familia que los proteja.

En una reunión con directivos de medios de comunicación, la esposa del gobernador Fausto Vallejo Figueroa dio a conocer la intención que se tiene para que esta Casa Cuna sea vanguardia en instalaciones de su género en el país y se pueda dar atención integral médica, sicológica, educativa y de calidez a los menores que pasen por una situación de infortunio por no tener padres que los atiendan.

La misión que se tiene, explicó, es promover y prestar servicios de asistencia social, brindar albergue a los niños en situación vulnerable de vida, realizando acciones de colaboración educativa, promover e impulsar el sano crecimiento físico, mental y social de la niñez. "Los beneficiarios de la recepción de los servicios de asistencia social a través de la Casa Cuna primordialmente serían los menores en estado de abandono, desamparo, desnutrición o víctimas de maltrato", precisó.

Patricia Mora de Vallejo puntualizó por igual que el proyecto en ciernes consiste en crear una Casa Cuna "con estándares de seguridad y calidad en servicios y atención, para brindarle a las niñas y niños víctimas de violencia intrafamiliar, abandonados o expósitos, en situación de calle, migrantes o repatriados, la asistencia médica, sicológica, legal, educativa, de estimulación con su familia biológica o adoptiva".

Por todo esto, apuró, el proyecto de construcción y equipamiento de la Casa Cuna para niños en situación de vulnerabilidad en edades de 0 a 6 años, tiene como meta poder contar en el Estado con un espacio que salvaguarde la integridad física, mental y social de los infantes que no cuentan con sus familiares para su desarrollo y reintegración a la sociedad.

"Concretamente en este proyecto se busca garantizar la calidad de los servicios en el cuidado y desarrollo integral de niños recién nacidos hasta los 6 años de edad, brindando seguridad, nutrición, enseñanza, orientación médica, sicológica y trabajo social, por medio de personal profesional capacitado que opere de forma eficaz, con un sistema de gestión y calidad con el compromiso de mejorar continuamente", refirió.

La presidenta del DIF Michoacán explicó que la capacidad máxima de alojamiento será de 120 niños, las instalaciones 100 por ciento seguras con tecnología de punta para garantizar la seguridad de los menores, con fines de alcanzar en corto plazo certificaciones internacionales en seguridad y calidad en el servicio.

Entre otras áreas, la Casa Cuna requerirá de áreas administrativa, operativas, de servicios, educativa, de esparcimiento y desarrollo, amén de jardines y juegos. Y éstas se distribuirán en recepción, dirección, sala de juntas y supervisión, consultorio médico y de sicología, cámara Geselll, cuarto de cuidados especiales y trabajo social.

También constará de lavandería, cocina, comedor, almacenes, dormitorios diseñados especialmente para niñas y niños, atendiendo su edad y circunstancia especial. Por ello se contará con un sitio especial para lactantes con cuneros, bañeras, comedor, enfermería, estimulación múltiple, banco de leches, recámara común con sanitarios y regaderas, sala de televisión, zona de tareas y aulas.

Por todo ello es que se requiere de la aportación generosa de los altruistas michoacanos para obtener los fondos que den paso a este ideal, que ya está en marcha y para lo cual Mora de Vallejo seguirá dedicando especial atención en busca de respuestas positivas a esta solicitud de aportaciones que comenzarán a difundirse en próximos días. (A)