México
Mancera usaría fuerza pública si persiste conflicto en la UACM
Miguel Ángel Mancera acudió a la ceremonia en la que el Senado impuso la Medalla Belisario Domínguez post mortem a Ernesto de la Peña Muñoz. Foto: Laura Lovera
Organización Editorial Mexicana
15 de noviembre de 2012


Patricia Torres / El Sol de México

Ciudad de México.- El jefe de Gobierno del Distrito Federal electo, Miguel Ángel Mancera, advirtió que si el conflicto de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM) persiste cuando tome posesión de su cargo el próximo 5 de diciembre, no dudará en recurrir, si es necesario, al uso de la fuerza pública para resolverlo. Entrevistado en la vieja casona de Xicotencatl, en donde se llevó a cabo la ceremonia en la que el Senado impuso la Medalla Belisario Domínguez post mortem a Ernesto de la Peña Muñoz, dijo que el conflicto en estos momento está en una mesa de diálogo y además esta interveniendo la Asamblea Legislativa y por lo tanto hay que esperar. El exprocurador capitalino, Miguel Ángel Mancera, confió en los buenos oficios de la ALDF, para que su interlocución ayude dirimir este diferendo entre la rectoría y un grupo de paristas que se oponen a la elección de un nuevo Consejo Universitario. Mancera Espinoza reiteró que si el conflicto persiste cuando él ya sea jefe de Gobierno capitalino en funciones y si el conflicto provoca una afectación tan grave o tan urgente, entonces habría una intervención (de la fuerza pública) "que no dejará lugar a dudas".

El jefe de gobierno electo de la Ciudad de México, por otra parte, confió en la buena voluntad del Senado para que prospere pronto la Reforma Política del Distrito Federal; pero  no necesariamente esta reforma debe convertir a la capital del país en el estado 32 de la Federación, señaló.

El exprocurador capitalino, Miguel Ángel Mancera, confió en los buenos oficios de la ALDF, para que su interlocución ayude a dirimir este diferendo entre la rectoría y un grupo de paristas que se oponen a la elección de un nuevo Consejo Universitario. Mancera Espinoza reiteró que si el conflicto persiste cuando él ya sea jefe de Gobierno capitalino en funciones y si el conflicto provoca una afectación tan grave o tan urgente, entonces habría una intervención (de la fuerza pública) "que no dejará lugar a dudas". El jefe de Gobierno electo de la Ciudad de México, por otra parte, confió en la buena voluntad del Senado para que prospere pronto la Reforma Política del Distrito Federal; pero  no necesariamente esta reforma debe convertir a la capital del país en el estado 32 de la Federación, señaló.