Opinión / Columna
 
Entorno 
Edgar Guillaumin 
Plan de desarrollo estatal
El Sol de Morelia
23 de agosto de 2012

  -Participación de sectores

-Impulso a la industria del turismo

-El buey de la barranca

En puerta la presentación del Plan Estatal de Desarrollo para Michoacán. Se anticipa que, en sus capítulos medulares, este documento contendrá como objetivos, el incentivar y promover la inversión y coinversión local nacional y extranjera, priorizando el desarrollo de los sectores agroindustrial, logístico, turístico y del conocimiento. Este documento adoptó gran parte del análisis que efectuó la Fundación Ciudadana para el Desarrollo Integral de Michoacán, A.C., que fue la encargada de coordinar la elaboración de una agenda común a partir de la consulta a diversos sectores y partidos. También contiene una gran dosis de información procedente del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, Institución por demás confiable. Ante la indiscutible importancia de este Plan de la Sedeco, el Consejo para el Diálogo entre los Sectores Productivos, coordinado por la Delegación Federal de la Secretaría del Trabajo -ahora conducida por la Maestra Mariana Gudiño- manifestó su interés por interiorizarse en lo que deberá ser una propuesta lógica y factible para sacar de su atraso y marasmo económico al Estado de Michoacán y que de una vez por todas, tome el camino de prosperidad que le corresponde y que le ha sido negado sistemáticamente por una variedad de motivos, todos ellos injustos e ilógicos, dadas las bondades naturales del Estado en su conjunto.

Y se observa que las cosas se pueden engarzar con los planes nacionales. En lo que a turismo se refiere -tema central de esta columna- los empresarios del sector han decidido generar un documento para ser presentado al presidente electo Enrique Peña Nieto, que si bien corre el riesgo de ser "más de lo mismo", también puede generar una agenda importante para el futuro del sector en México. Para ello, se convocó a un grupo de expertos, para que establezcan una serie de recomendaciones que, de ser transformadas en acciones de gobierno, impulsarían un desarrollo acelerado de la actividad turística. Los convocados son los ex secretarios de Turismo Silvia Hernández y Óscar Espinosa Villarreal y en la parte del cabildeo legislativo, Fernando Lerdo de Tejada. Algo similar se hará en el 1er Congreso de Turismo de Michoacán con algunos ex secretarios de esta cartera.

El punto de partida no es alentador. Los empresarios turísticos consideran que en el primer cuatrimestre de 2012, los resultados fueron peores que los del mismo periodo de 2011, sobre todo en el norte y en el Pacífico, por la inseguridad, mala imagen, deficiencias en conectividad y falta de promoción. Según el estudio Panorama de la Actividad Turística en México del Consejo Nacional Empresarial Turística y la Universidad Anáhuac, se ve un panorama difícil para destinos del Pacífico, algunos del norte y Oaxaca. Datos duros confirman lo anterior. De enero a abril de 2012, la ocupación muestra caídas respecto a 2011, de 9.1 por ciento en Acapulco; 11.2 por ciento, en Ixtapa; 16.1, en Mazatlán; 9.8, en Nuevo Vallarta, y 7.5 por ciento en Puerto Vallarta. En Ciudad Juárez fue 22.1 por ciento; en Monterrey, de 10.3 por ciento, y en Tijuana, de 9.5 por ciento. Ha sido una espiral descendente.

Inseguridad, disminución en la demanda por la crisis mundial y la falta de oferta turística local han afectado a la industria del turismo en Michoacán, con caídas hasta de dos dígitos en los primeros cuatro meses del año. De hecho, el turismo internacional está ausente y gran parte del nacional. Han sido los mismos michoacanos los que viajando para conocer a su Estado, han sacado al "buey de la barranca", aunque hay que recordar que una de las causas de la contracción de la industria es la baja de la demanda en los mercados emisores, por la situación económica mundial. Aun así, las renovaciones oficiales son esperanzadoras. (J)
 
Columnas anteriores
Columnas anteriores
Cartones
Columnas